lunes, 23 abril 2018, 03:52
Viernes, 15 Noviembre 2013 11:06

Restauran puente levadizo en Morro de Santiago de Cuba

Escrito por  Marlene Montoya/AIN
Valora este artículo
(2 votos)
La estructura de madera del puente levadizo del Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca, declarado Patrimonio de la Humanidad, fue renovada debido a su deterioro por plagas y el paso del tiempo a la intemperie.

 

La estructura de madera del puente levadizo del Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca, declarado Patrimonio de la Humanidad, fue renovada debido a su deterioro por plagas y el paso del tiempo a la intemperie.


   
Experimentados carpinteros de la Oficina del Conservador de la Ciudad asumieron el cambio de cada pieza, con el empleo de la especie conocida por Capirona, de durabilidad y resistencia, y ahora solo falta la pintura de protección.


   
Ana Rebeca Muñoz, especialista de la institución cultural, explicó a la AIN que ese viaducto tuvo como fin salvar el foso ubicado en la entrada principal, que por su altura con respeto al nivel del mar nunca tuvo agua.


   
Esta antigua fortaleza, dijo, comenzó a levantarse en 1638 en el canal de entrada de la bahía, en un promontorio rocoso para proteger a la villa del ataque de corsarios y piratas.


   
Fue el prestigioso arqueólogo, restaurador de obras arquitectónicas y especialista en artes, Francisco Prat, quien dirigió las labores de rescate del fuerte en la década de los años 60 del pasado siglo, por sus valores históricos y patrimoniales, precisó.


   
La última rehabilitación del puente levadizo se realizó en 1997, año en que la UNESCO incluyó en la selecta lista de Patrimonio de la Humanidad al Castillo del Morro San Pedro de la Roca, junto al sistema de fortificaciones costeras en La Estrella y La Socapa.


   
Inaugurado el 23 de julio de 1978, el museo cuenta la historia de la piratería en el Caribe, la cronología del baluarte y sobre la batalla naval entre escuadras de España y Estados Unidos, en la guerra Hispano-Cubano-Norteamericana, a finales del siglo XIX, frente a esa construcción colonial.


 
Los visitantes pueden apreciar, además, una colección de armas blancas y de fuego correspondientes a varios siglos, en tanto en la sala dedicada a las guerras de independencia en Cuba, conocen de los patriotas que estuvieron presos en sus calabozos.

Visto 2356 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar