jueves, 23 enero 2020, 08:41
Viernes, 08 Noviembre 2013 12:52

Un militar británico, culpable de "ejecutar" a un insurgente afgano herido

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(1 Voto)

Un militar británico fue declarado hoy culpable de asesinato por un tribunal militar de Wiltshire (suroeste de Inglaterra) por "ejecutar" hace dos años a un insurgente afgano que había sido capturado y estaba herido.

 El militar, un veterano sargento conocido durante el proceso judicial como marine A, operaba en una patrulla en la provincia afgana de Helmand el 15 de septiembre de 2011, acompañado por otros dos militares que fueron exculpados por la corte marcial.

 Según imágenes grabadas accidentalmente por la cámara que uno de los tres militares llevaba en el casco, los tres encontraron y detuvieron en esa provincia del sur de Afganistán al hombre, gravemente herido a consecuencia de un ataque perpetrado desde un helicóptero Apache, que respaldaba a la base británica.

 En la grabación se ve al marine A disparando con una pistola al afgano y se le escucha diciendo, a continuación: "Obviamente, esto no sale de aquí, colegas. Acabo de romper la Convención de Ginebra".

 Durante el juicio, el fiscal David Perry argumentó que "no fue un asesinato cometido 'en caliente' dentro de un conflicto armado", sino que se trató de "una ejecución".

 "La sentencia obligatoria prescrita por la ley es cadena perpetua. Esta corte tiene ahora que determinar el tiempo mínimo" que deberá cumplir encarcelado, señaló el juez militar Jeff Blackett.

 La grabación se hizo pública ayer por decisión de Blackett, que previamente había rechazado esa posibilidad por considerar que podría emplearse como propaganda contra el Ejército.

 Cuando los militares encuentran al afgano herido, uno de ellos pregunta, según el vídeo, si "alguien quiere dar a este idiota primeros auxilios" antes de que otro responda que no.

 En otro momento de la filmación, otro de los militares pregunta a su compañero declarado culpable hoy si "debería dispara al hombre en la cabeza", a lo que el último responde que "eso sería demasiado obvio".

 El marine condenado permanecerá bajo custodia hasta que se conozca su sentencia el próximo 6 de diciembre, mientras los otros dos militares, acusados de ser "parte del asesinato" y de haberlo "alentado y ayudado", fueron liberados.

 La Policía Militar detuvo a los tres hombres en octubre de 2012 después de que la policía civil británica hallara la grabación en un ordenador portátil del ejército.

Visto 976 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar