domingo, 24 junio 2018, 16:33
Jueves, 07 Noviembre 2013 19:52

Cómo luciría el mundo si todo el hielo se derritiera (+ MAPA)

Escrito por  Eric Pfeiffer, Yahoo News
Valora este artículo
(14 votos)

Si todo el hielo del mundo se derritiera, el nivel de los mares podría aumentar unos 66 metros. ¿Pero cómo se vería? ¿Qué significaría este escenario apocalíptico para la población de la Tierra?

National Geographic ha creado una representación fascinante de este experimento mental y ofrece un análisis de cómo se vería afectado cada continente ante tan catastrófico cambio.

Esto no es una declaración general sobre el cambio climático. Como aclara National Geographic, incluso los científicos expertos en el tema estiman que tomaría unos 5.000 años para que el hielo de todo el planeta se derrita. Aún así, es interesante ver lo que sucedería si este escenario llegara a su conclusión más extrema.

Como resultado de un drástico aumento en el nivel del mar, el promedio de las temperaturas subiría entre 58 y 80 grados Fahrenheit.


mapa hielo2


En América del Norte, todo el litoral del Atlántico desaparecería entre las olas, incluyendo a la Florida y la costa del Golfo. Gran parte de California quedaría bajo el agua y millones de estadounidenses tendrían que abandonar para siempre sus hogares, por no hablar del impacto potencialmente nefasto en la vida silvestre.

Este escenario se basa en las cifras demográficas actuales. ¿Quién sabe cómo será el panorama de la Tierra en miles de años y cuántas personas estarán viviendo en el planeta?

En América del Sur, Buenos Aires, la costa de Uruguay y la mayor parte de Paraguay quedarían sumergidos.


mapa hielo

Africa no se vería muy afectada técnicamente, pero gran parte del continente se volvería inhabitable debido al aumento en las temperaturas. En Egipto, Alejandría y El Cairo serían anegadas por las aguas del Mediterráneo.

Muchas de las grandes atracciones de Europa serían destruidas: Londres y Venecia desaparecerían. Los Países Bajos y la mayor parte de Dinamarca también quedarían completamente bajo el agua.

En Asia, según National Geographic, las tierras actualmente habitadas por 600 millones de chinos serían sumergidas al igual que Bangladesh y el litoral de la India.

En cuanto a Australia, ganarían un nuevo mar en el centro del continente, pero perderían la franja costera donde vive más del 80% de la población.

¿Y Antártida? Virtualmente irreconocible. Después de todo, allí está la mayor parte del hielo de la Tierra actualmente.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente señala que en general el derretimiento del hielo dependerá de muchos factores: la velocidad a la cual continúen aumentando los niveles de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, la reacción del clima (dígase temperaturas, precipitaciones, nivel del mar, etc) a ese incremento en la concentración de los gases de efecto invernadero y a la influencia de fuerzas naturales (por ejemplo la actividad volcánica y los cambios en la intensidad del sol), así como los procesos naturales dentro del sistema climático (por ejemplo, cambios en los patrones de circulación oceánica).

(Crédito de las fotos: Jason Treat, Matthew Twombly, Web Barr, Maggie Smith, Equipo de NGM; Arte: Kees Veenenbos. Fuentes: Philippe Huybrechts, Vrije Universiteit Brussel; Richard S. Williams Jr., Woods Hole Research Center; James C. Zachos, University of California Santa Cruz; USGS, NOAA, ETOPO1 Bedrock; 1 Arc-Minute Global Relief Model)

Visto 4637 veces

Comentarios  

 
#2 el yerri 08-11-2013 10:41
químico tu que querias vivir cerca de la playa, es posible que despues de esto la tengas en el frente o patio de la casa pero no te puedes ir de Rodas, quédate alli, espera unos años mas y ya veras que el Varadero de Matanzas será en Rodas de Cienfuegos
 
 
#1 RODOLFO VALDES 08-11-2013 01:25
Imaginar el Caribe sin playas no es ciencia ficción
Santo Domingo podría ser la segunda ciudad latinoamericana más afectada por el alza del nivel del mar producto del cambio climático
ESPECIAL Termómetro Social y Económico de América Latina
MARY STOKES 6 NOV 2013 - 18:53 CET7
Archivado en: Banco Mundial Calentamiento global Playas República Dominicana Caribe Cambio climático Espacios naturales Latinoamérica Organizaciones internacionales América Problemas ambientales Medio ambiente

Malecón de Santo Domingo. / BANCO MUNDIAL
Recomendar en Facebook485
Twittear157
Enviar a LinkedIn3

Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup
Enviar
Imprimir
Guardar
Con una mezcla casi sin igual de belleza natural e historia, Santo Domingo, capital de la República Dominicana, figura regularmente en los principales ránkings como uno de los principales destinos turísticos del mundo. Sin embargo, dentro de poco podría formar parte de una lista menos halagüeña: la de las ciudades costeras más afectadas por el alza del nivel del mar a consecuencia del cambio climático.

Un estudio del Banco Mundial afirma que si se mantiene el ritmo actual de subida de las aguas del mar, Santo Domingo será una de las cinco ciudades más afectadas del mundo por el cambio climático para 2050 (después de Alexandria, Barranquilla, Nápoles y Sapporo).

La erosión causada por el agua salada y las inundaciones de las zonas costeras serán sólo algunas de las consecuencias más graves de este fenómeno.

Además de ser de vital importancia para la economía de la zona, las costas caribeñas son el hogar del 70% de la población. Casi todas las ciudades principales del Caribe, con sus millones de habitantes y sus infraestructura s esenciales, están a menos de kilómetro y medio de la orilla del mar -incluyendo claro está a ciudades altamente vulnerables a los desastres naturales como Puerto Príncipe, Hiatí, y La Habana, Cuba.

¿Cuáles son los problemas?

Para empezar, se avecinan más inundaciones. En Santo Domingo, por ejemplo, los más pobres ya se ven afectados por las inundaciones. Muchos viven a orillas del río Ozama y en terreno inundable, y una marejada ciclónica más alta o lluvias intensas provocadas por el cambio de clima les haría aún más vulnerables.

La República Dominicana ya está tomando acciones para afrontar este gran reto, pero aún queda mucho por hacer, según dice Jerry Meier, experto en cambio climático del Banco Mundial. Advierte de que “hay una falta de conocimiento sobre los terrenos inundables y no existen zonas prohibidas, así que la situación sigue igual”.

Además de ser claves para la economía de la zona, las costas caribeñas son el hogar del 70% de la población

Otro grave problema es la erosión costera. En vista de que la mayoría de sus capitales, puertos y aeropuertos están situados en la costa, esto representa una seria amenaza para el desarrollo de la región, estrechamente vinculado al mar. El turismo y la agricultura son la base de muchas economías caribeñas. El año pasado, 25 millones de turistas visitaron el Caribe. La erosión costera por un aumento en el nivel del mar amenaza la industria turística. De hecho, ésta realidad ya se vive en St Georges, Grenada, Kingstown, Saint Vincent, Castries, Saint Lucia y sobre todo en Cane Field, Dominica, donde el aeropuerto se inunda constantemente.

Por último, el Caribe enfrenta la salinización del agua dulce. La región depende mucho de la lluvia para renovar sus recursos de agua dulce, y un aumento en el nivel del mar amenaza estas reservas. Al subir el mar aumenta el riesgo de que el agua salada penetre las fuentes de agua dulce, las cuales, a su vez, ya se ven agotadas por el riego, la producción de energía hidroeléctrica y la mala gestión del agua. Si no actúan rápidamente, varios países se enfrentan a la posibilidad de tener que financiar costosos procesos de desalinización.

Para mejorar la resiliencia climática, es decir la posibilidad de resistir y adaptarse a los embates del cambio climático, el Banco Mundial elaboró una serie de recomendaciones:

Social: Los pobres y vulnerables serán los más afectados por un aumento en el nivel del mar. Hace falta incorporar más la planificación territorial en los programas sociales para abordar su exposición al riesgo.

Económico: Cualquier sistema de prevención debe establecer un plan de recuperación y diversificación económica después de un desastre.

Ambiental: Se necesita más inversión en control de inundaciones que no dañen al medioambiente y prepararse para cambios en el volumen y la frecuencia de las lluvias.

Riesgo: La planificación territorial tiene el potencial de contribuir al manejo de riesgo en las ciudades costeras y favorecer urbanizaciones más compactas -lo cual puede reducir la emisión de gases de efecto invernadero – así como proteger las poblaciones que viven en zonas de alto riesgo.

Mary Stokes es productor
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar