jueves, 23 mayo 2019, 15:25
Miércoles, 30 Octubre 2013 16:21

Presencia del unipersonal en el Festival de Teatro de La Habana

Escrito por  Mercedes Borges Bartutis/ para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
La boca. La boca. FOTO: YURIS NÓRIDO

Una de las características que se ha hecho palpable en este dinámico siglo XXI es la manera en que circula el teatro. El Festival de Teatro de La Habana lo ha demostrado con la presencia de un número importante de unipersonales en su programación.

 

El unipersonal, que no siempre es bien valorado, porque realmente no cualquier actor o actriz puede asumir una puesta en escena en solitario, es un reto a los intérpretes, es un acto de defensa en soledad y, generalmente, una sola persona nos muestra las vidas de muchos personajes.


Pero el fenómeno de unipersonal y su manera de circular en el teatro contemporáneo, se hace cada vez más impactante en la cantidad de espectáculos en solitario que permanecen en temporadas y también porque desde hace mucho tiempo, existen más festivales que los agrupan.


En este catálogo del Festival de Teatro de La Habana hay una buena cantidad de unipersonales, que rinden tributo a “la memoria del actor”. Entre los invitados extranjeros llegó a La Habana Iván Solarich, actor y director de El mura Arte & arte, que tuvo su primera función de la obra El Vuelo, en la sala Tito Junco, con una exitosa presentación, la primera noche de Festival, la cual lo llevó a realizar doble función al día siguiente, con muchísimo público.


Otro de los espectáculos que han llamado la atención del público fue Estudio 44, una deliciosa representación de Jorge Ferrera, actor cubano radicado en España, quien también se vio obligado a realizar más funciones de las que tenía prevista. Estudio 44 es un espectáculo que une teatro y fotografía, con gracia y una manera sugerente de decir.


Dos propuestas de espectáculos en solitarios llegan desde España: Bel, la bella (Bebé Pérez) y Trilogía de mujeres medievales (Antonia Bueno). Por su parte, Loren Escandón, también española pero radicada en Estados Unidos, presentará el unipersonal Montera, que viaja con muy buenas críticas. Otra de las obras que arrastra buenas críticas tras sí es Simplemente José, pieza que mostrará el colombiano, Geovanny Largo, un actor que trabaja el tema de los desplazados en Colombia.


Otras propuestas unipersonales son Calcetines, mentiras y vino, del muy conocido actor chileno y radicado en Alemania, Álvaro Solar, y Bag Lady, pieza que llega a La Habana como parte de una importante gira internacional, y en la piel de la actriz española con sangre polaca, Malgosia Szkándera. De esta obra, Javier Vallejo, del periódico El País publicó:


“No hay palabras en Bag Lady, solo una combinación perfecta de música, imágenes, canciones...y silencio. (...) Bag Lady está hecho con un impulso lúdico torrencial, imaginación desbordante y presupuesto cero (...)”.

 

uni-02


Mientras que con la pieza La otra voz, llega el grupo La Saraghina de Stalker. Es un texto escrito y dirigido por el español Manuel De, y asumido por el actor cubano, Georbis Martínez.


Por la parte cubana, están los títulos La boca, de Teatro El Taller, con el actor Yunier López Rodríguez. Esta es una pieza del desaparecido Tomás González, sobre la figura del dramaturgo cubano Virgilio Piñera. Otro título nacional es El baile, de Abelardo Estorino, con la interpretación de Daisy Sánchez, de Teatro D’Dos.


Por esos caminos están los unipersonales en este Festival de Teatro de La Habana, que rinde una gran reverencia al actor, en esta fiesta de las tablas cubanas.

Visto 1499 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar