miércoles, 20 noviembre 2019, 05:31
Lunes, 28 Octubre 2013 15:17

CRÓNICAS DEL FESTIVAL: ¡Decide, por favor, decide!

Escrito por  Yuris Nórido/Cubasí
Valora este artículo
(7 votos)
CRÓNICAS DEL FESTIVAL: ¡Decide, por favor, decide! FOTO: YURIS NÓRIDO

Teatro del Noctámbulo presenta una puesta bien armada con una extraordinaria economía de recursos. Fue una de las buenas opciones de este fin de semana...

La verdad es que uno entra a ver un espectáculo de este Festival de Teatro sin saber muy bien qué va a ver. Se sabe que con las sinopsis de las obras nunca es suficiente. Y estamos ya acostumbrados a los desniveles en la calidad de la muestra internacional de la cita.


Por eso sorprenden tan agradablemente puestas como La decisión de John (texto de Mike Bartlett en versión y traducción de Isabel Montesinos), que la compañía española Teatro del Noctámbulo presentó en la sala Hubert de Blanck.


El espectáculo, dirigido por Denis Rafter, se arma con muy pocos recursos: son solo cuatro actores en un círculo de luz. No hay muebles, no hay decorados, no hay cambios de vestuario. Y esa economía se extiende también a los intérpretes, que limitan el movimiento escénico hasta lo justamente imprescindible.


Y sin embargo, qué bien sostenido está el edificio dramático de la pieza. Los actores convencen por su organicidad (a pesar de que algunos no encajan con las características físicas de sus personajes); las peripecias se suceden a un ritmo vertiginoso que no llega a atropellar; la «coreografía» es minimalista, pero muy sugerente...


En La decisión... se habla de un tema que hasta hace muy poco pudo parecer escabroso, pero que de un tiempo a esta parte se ha hecho más habitual, aunque sigue siendo polémico: las dudas por la orientación sexual.


Sin lanzar una diatriba ni dar una conferencia científica, se habla de la tan llevada y traída bisexualidad con mucha naturalidad, en tono jocoso por momentos y por momentos con tintes más dramáticos. Se le exige a un personaje que decida... pero decidir no resulta fácil.


La obra no ofrece soluciones mágicas. La vida nos seguirá poniendo en disyuntivas complicadas. Al final parece que queda un mensaje: ¿por qué tenemos que etiquetearlo todo? La cosa es que, en definitiva, a veces hay que poner etiquetas.

 

decis-02

alt

Visto 2617 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Octubre 2013 10:11

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar