viernes, 19 octubre 2018, 20:10
Miércoles, 16 Noviembre 2011 20:03

La maquinaria de Van Van no para nunca

Escrito por  Elizabeth López Corzo

La Maquinaria es el nuevo disco de Juan Formell y los Van Van con la EGREM, que ya está en la calle y sonando en la radio. Otro título no podía ser mejor para la orquesta emblemática de esta isla, conocida como «el tren» musical de Cuba, que por supuesto, no se para nunca.

 

De eso ningún cubano tiene dudas porque en 42 años la banda que fundó Formell, y que revolucionó la música bailable cubana, se ha mantenido en la preferencia del público, sin ceder ni un milímetro ante la mediocridad o la chabacanería.

 

Preservar este alto puesto ha sido un reto, comenta el líder de la agrupación, más hoy, cuando existen tantas propuestas musicales. Pero Van Van ha sabido renovarse a sí mismo en todo momento. Su sonido es inconfundible donde quiera que se escuche. Sus estribillos son clases magistrales de cómo mantener la atención sobre algo y la letra ha sido, por décadas, una crónica inteligente de la cotidianeidad.

 

Como dice la canción que da título a este fonograma, «somos una maquinaria que no se para, se rectifica el cigüeñal y sigue andando». Una maquinaria es algo que arrastra gente, que fabrica, que mueve, somos un tren, dice Formell.

 

La imagen del artista cubano Kcho en la portada es el complemento perfecto, es «eso que anda», un carro, una lancha, una guagua, lo que la gente quiera imaginarse, hasta un bicitaxi.

 

A diferencia del CD anterior, Arrasando, este es totalmente bailable. «Aquel fue un álbum complejo, con arreglos y composiciones muy elaboradas. Tuvo éxito y ganó premio Cubadisco, pero después de eso me quedé con ganas de algo más, señala el padre de los Van Van, por eso decidí echarme este disco encima».

 

Y así fue, la mayoría de los temas fueron compuestos por Juan Formell, quien también se encargó de la producción general. Muchos son sones y songos y se incluye dos hits de décadas pasadas: «Recíbeme» y «Eso que anda», que nos traen de vuelta la sonoridad de la banda en aquellos momentos.

 

«Me propuse que fuera un disco muy bailable porque el aplauso para nosotros es cuando la gente se pone de pie y comienza a moverse. Este es un disco para bailar de verdad».

 

Sobre la separación de Mayito del grupo, Formell señaló que «él está en el disco para beneplácito de todos, porque ha sido uno de los mejores cantantes que hemos tenido. Decidió hacer su carrera en solitario, lo cual es válido, pero no podrá defender el trabajo que ya había hecho para La Maquinaria. Un nuevo intérprete, Mandy, que viene de otras orquestas populares, cantará esos temas».

 

El próximo 8 de diciembre, Van Van dará un gran concierto en el capitalino teatro Karl Marx, para presentar su nueva producción. Durante la presentación del álbum, Juan Formell conversó con nosotros.

 

-Este disco retoma números exitosos de Van Van en décadas anteriores, ¿piensan seguir haciendo esto en próximas producciones?


-Sí, queremos intercalar en otros discos canciones nuevas con otras que fueron populares y aún la gente recuerda, es una pincelada para que no se olvide y para que la juventud que no lo oyó en aquel momento, lo conozca ahora. Algunos de estos temas aún están muy pegados como «Recíbeme», desde hace 20 años.

 

-Se ve que está contento con el disco.


-Sí, estoy muy contento.

 

-¿Piensa presentarlo en alguna competencia?


-Pensé presentarlo al Grammy, pero ya es muy tarde. Para ese tipo de eventos hay que tener una coproducción con otra compañía extranjera. Nosotros hemos trabajado con Planet Records y también tenemos nuestro editor alemán, Termidor. Si ellos hacen una edición, entonces podríamos competir en algún evento internacional.

 

-En 42 años de Van Van, ¿qué momentos no puede dejar de recordar?


-En tanto tiempo pasan cosas bonitas y feas. Recuerdos tenemos muchos. Fundadores quedamos dos nada más, pero desde hace tiempo hemos ido cambiando cosas para que las transformaciones no fueran de golpe. Por eso se ha mantenido la orquesta.

 

Un recuerdo bonito que tuvimos fue el festival de la Playboy en Los Ángeles, Estados Unidos, que es muy famoso. El escenario es un reloj gigante que gira, te dan 45 minutos y no puedes pasarte del tiempo. Cuando nosotros ya estábamos a punto de terminar, nos dieron 5 minutos más y seguimos tocando. El anfiteatro estaba de pie completo, el animador bailaba con la orquesta y cuando de nuevo íbamos a concluir, nos pidieron 10 minutos más, yo me erizaba. Esas son cosas emocionantes.

 

-Después del concierto del 8 de diciembre, ¿qué compromisos internacionales tiene Van Van?


-Estaremos en la Feria de Cali en Colombia, la gente no imagina lo que sucede en ese país cuando toca Van Van. En Colombia nosotros podemos llenar un estadio de 100 mil personas y la gente canta nuestras canciones de arriba abajo, si bien son las canciones de años atrás, como «La foto en la prensa».

 

Mañana nos vamos a Angola y el fin de año estaremos en Panamá.

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Noviembre 2011 13:29

Comentarios  

 
#1 YANESI LACOSTA 18-11-2011 15:05
Los Van Van son lo máximo de Cuba, al igual que su director, le deseo a todos sus músicos felicidades y que sigan triunfando como hasta ahora lo han hecho.
Aché para ti, Juan Formell.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar