domingo, 23 septiembre 2018, 04:58
Miércoles, 16 Octubre 2013 11:15

Niños Robotizados

Escrito por  Frei Betto/Contrainjerencia.com
Valora este artículo
(10 votos)

¿Qué se va a esperar de un adulto que de niño se divertía con la violencia virtual y pasaba horas practicando asesinatos mediante los muñequitos electrónicos?

 

Todos hemos visto cómo una niña da de beber a una muñeca, aunque ella sepa perfectamente que las muñecas no beben, igual que los niños conversan con los perros como si éstos fueran capaces de responder en el mismo lenguaje.

 

Es imprescindible para nuestra salud síquica disfrutar al máximo, en la infancia, nuestro universo onírico. Aunque las muñecas no beban el jugo que les ofrecemos, ni los perros puedan entablar diálogo con una persona, ésta atribuye a la muñeca y al animal estados emocionales propios de los seres humanos.

 

Todo niño es un actor/actriz, capaz de desempeñar múltiples papeles. La niña es madre, hermana, abuela, profesora y médica de la muñeca. Se da interacción entre las dos. La muñeca, gracias a la proyección onírica de la niña, responde, llora, come, bebe y defeca.

 

La fantasía es el recurso mimético que permite al niño trasladar, a su manera, el universo de los adultos a su mundo y, al mismo tiempo, es el complemento de la sabiduría infantil, proveedora de sentido y animación al que, para los ojos adultos, carece de sentido y permanece inanimado.

 

El niño, montado en la punta de una escoba, se siente intrépido en su caballo. Dele un caballo de juguete, con arreos y melena, y es probable que a los pocos días abandone el regalo para volver a su escoba, que dialoga con su imaginación. Vaciar la infancia de todo cuanto tiene de propio, como actividades lúdicas, jugar al aro, al escondite, y reunirse con sus amiguitos, es esencial para un futuro saludable cuando sea adulto.

 

Sin embargo hoy día esa exigencia se vuelve más difícil. La calle se ha vuelto peligrosa, amenazada por la violencia y el tráfico. Los niños quedan encerrados en casa, confinados en apartamentos, dedicados a los juegos electrónicos, la tv e internet.

 

En la misa del domingo vi a dos niños compartiendo un smartphone, mientras sus padres participaban en la liturgia. Estuvieron todo el tiempo atentos al hombre araña arrasando a sus adversarios.

 

¿Qué se va a esperar de un adulto que de niño se divertía con la violencia virtual y pasaba horas practicando asesinatos mediante los muñequitos electrónicos? ¿Y de una niña que a los 4-5 años se maquilla como una mujer adulta, habla como adulta, manifiesta deseos de adulta, padeciendo la esquizofrenia de ser biológicamente infantil y sicológicamente ‘adulta’?

 

La pubertad, momento crítico para todos nosotros, es más angustiante para esta generación que no exprimió su potencial de fantasías. El miedo a lo real es más acentuado, igual que la dependencia familiar en que viven muchos jóvenes de entre 25 y 30 años, al abrigo del hogar paterno.

 

Esa inseguridad frente a lo real es la puerta de entrada para la vulnerabilidad ante las drogas. El traficante, merced a una perversa intuición profesional, ofrece gratis su mercancía a los adolescentes, como si les advirtiese: “Tú ya no puedes soñar con tu propia cabeza. Pero no temas, hay otro modo de huir de la realidad y de ´viajar’ legalmente. Sólo que ahora dependes de la química. Experiméntalo”.

 

Me preocupan también los niños robotizados que, además de la escuela, tienen la agenda llena, con cursos de idiomas, natación, etc., sin tiempo para jugar con otros niños y de ese modo sin posibilidad de educarse en los códigos de sociabilidad, como saber reconocer sus propios límites y respetar el derecho de los otros.

 

Quizás esa robotización explique un fenómeno tan común en las grandes ciudades: adolescentes y jóvenes que, en el bus o en el metro, se hacen los ciegos al ver de pie a personas de edad, deficientes físicos o mujeres embarazadas, y permanezcan sentados tranquilamente, burlándose de la más elemental educación.

Visto 2597 veces

Comentarios  

 
#13 Vil Guei 26-10-2013 22:55
ATENCION!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Es verdad q los videojuegos y esas cosas funden un poco a los crios pero les desarrolla un campo de inteligencia muy diferente q en parte todo eso es muy util en ´´los paises capitalistas´´, so...todo es relativo.
total--as darwin say:
..en la vida gana el ser q mejor se adapte´´
cuidense todos y saludos.
 
 
#12 Vil Guei 26-10-2013 22:51
Reinier que bola,el far cry esta bueno pero el Crysis le da perfect.
lol
 
 
#11 Vil Guei 26-10-2013 22:50
Hola
 
 
#10 lupa 21-10-2013 14:54
Tengo un primo que hoy en día vive en Inglaterra, aquí nunca le gusto la escuela y a los 14 años ya sabía diferenciar del Ingles de EUA al de Inglaterra sin consultar jamás con un profesor.
Hay cosas que son dañinas pero a otras hay que saber darle el valor que realmente tienen.
 
 
#9 reinier 20-10-2013 18:15
el gta episodio 4 esta especial tiene un grafico tremendo al igual el far cray 3
 
 
#8 reinier 20-10-2013 18:12
Hola
 
 
#7 r@f@ 19-10-2013 09:52
estimado mw3 estamos en el siglo XXI pero los sentimientos, la educación, no cambian, es mejor criar hijoscon valores humanos propios que otra cosa, por otra parte hoy por hoy los videojuegos lo unico que enseñan es violencia y mas violencia, y no me diga que eso influye en un niño.
 
 
#6 MW3 18-10-2013 18:18
- 100
discrepo con este articulo!!!...e s el siglo XXI...!!!!...OK KKKK?????????
 
 
#5 del Centro 17-10-2013 18:53
Me gusta el artículo, muy bueno, y coincido con el periodista,,,, ya hoy hay millones de ejemplos de lo que dice, y se levantan cada día más personas contra los juegos virtuales deshumanizados.
Todos de niños hicimos maldades; es cierto que robamos mangos en el patio del vecino, en más de una ocasión apedreamos una rana, lagartija o pájaro,,,,,,, pero ¿pasábamos el día en la inocencia del “robo” o la matanza de animales?,,, NO, esos fueron momentos de la infancia. Mas los videojuegos son el 90% del tiempo de juego y ocio de los niños, son felicitados por cada victoria, suben niveles, ganan puntos, etc…….., cuando robábamos mangos al vecino si nos atrapaban nos “pelaban”, conscientemente sabíamos que era una indisciplina que llevaba una fuete reprimenda,,, y si de matar o maltratar algún animal, siempre aparecía un adulto que nos regañaba,,,,, los video juegos no,, al contrario, los padres de pocas neuronas felicitan al “nene” cuando sube de nivel, compiten con ellos y se matan entre sí, o le compran o buscan el último juego en el mercado.
Periodista, tienes toda la razón. Buen artículo.
 
 
#4 Shadow-Man 17-10-2013 18:43
No se puede esperar nada en absoluto, un niño como ya lo dice se dedica solo a eso a su infancia, que se cree un mundo virtual a su tamaño y memoria es muy distinto a lo que será cuando grande, todo esta en la educación de los padres, y por lo demás una persona cuando crece y tiene control de si mismo es capaz de darle su propio destino a su vida.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar