lunes, 24 septiembre 2018, 05:13
Viernes, 11 Octubre 2013 06:16

Washington: Sus «héroes» magullados

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(1 Voto)

La noticia sorprendió a muchos en Estados Unidos: el Pentágono congeló hasta un momento no definido las subvenciones destinadas a familiares de sus militares caídos en el servicio asignado.

 
¿Pretexto? El freno en el Capitolio a la legalización del presupuesto correspondiente a 2014, que formalmente se inició este primero de octubre.

 

El atraso ha sido impuesto por conocidas trifulcas entre demócratas y republicanos, estos últimos, y en particular su sector neo nazi del Tea-Party, aferrado a golpear el famoso plan sanitario de Obama.

 

Un comunicado del Pentágono informó este miércoles no estar autorizado para hacer frente a pagos correspondientes al círculo más cercano de los desaparecidos.

 

Integrantes de esos núcleos familiares declararon haber recibido la ayuda monetaria a partir de los tres días posteriores a que les notificaron el fallecimiento de sus allegados.

 

El mismo documento castrense puntualizó que tampoco podrán hacerse cargo de los gastos por concepto del servicio funerario destinado a sus veteranos.

 

Todo ha sido rechazado por familiares de las numerosas víctimas que han provocado en Estados Unidos sus aventuras y ocupaciones militares en otras naciones.

 

¿Argumento de esas personas? Que ellos no están obligados a pagar la falta de acuerdo entre la Mansión Ejecutiva y el Congreso del país.

 

Un analista político, Juan Gutiérrez, afirmó en Washington que lo sucedido demuestra que la misión del gobierno es iniciar conflictos sin tomar en cuenta sus daños humanos ni desembolsos.

 

La vida lo demuestra. Un estudio de la Universidad de Harvard efectuado entre 2009 y 2010 arrojó como resultado que solo en el año 2008 por no tener seguro médico fallecieron 2266 veteranos de sus guerras.

 

El referido sondeo también apuntó que 1,46 millones de ellos en edad de trabajar carecen del mencionado seguro, algo que aumenta su tasa de mortalidad.

 

Un aspecto muy grave del asunto radica en el sostenido aumento de los suicidios entre los uniformados, tanto en el escenario de operaciones como al regresar.

 

Hace unos seis meses, el Departamento de Asuntos Veteranos de la administración estadounidense estimó que cada día allí se suicidan unos 22 militares vinculados a la ocupación de Iraq.

 

Otras estadísticas apuntan que por lo menos 6256 participantes en las agresiones contra Corea, Vietnam, Afganistán e Iraq, se quitaron la vida a lo largo de 2005, o sea, más de 120 por semana.

 

Un dato subraya que los jóvenes norteamericanos llevados a la “guerra contra el terrorismo” arrastran una tasa de suicidios que duplica tres o cuatro veces el promedio general de sus coterráneos.

 

En tal escenario el Pentágono anunció este miércoles que detenía el pago a los familiares de caídos en combate por causas tan ajenas como incomprensibles para ellos.

 

Algunos les llaman héroes muertos por defender su nación, pero ni eso los salva, aunque no en igual medida, de recibir la cuota de lodo que les corresponde.

alt

Visto 2634 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar