domingo, 23 septiembre 2018, 23:40
Lunes, 30 Septiembre 2013 20:14

ESTRENOS DE CINE: Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos

Escrito por  Justo Planas, para CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)

Del director de La casa de las dagas voladoras y de Héroe, el chino Zhang Yimou, en los cines esta comedia de enredos...

El que ha visto ciertas películas de los hermanos Coen —y algunas de sus películas medio mundo las ha visto— como Quemar después de leer (2008) o El gran Lebowski (1998), puede reconocer inmediatamente la huella de estos dos norteamericanos en la película china que tiene enfrente. Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos, de Zhang Yimou, conserva de la versión inicial de los Coen ese arte para desnudar la estupidez humana.


Con toda la mala intención que implica —y nosotros somos sus cómplices—, los Coen hacen coexistir en sus comedias personajes de naturalezas y con motivaciones tan disímiles que al compartir la pantalla son combustible puro. Uno espera la explosión en cualquier momento, y ellos como es lógico se la reservan para el final, como ocurre en Quemar… y también en Sangre fácil…


Así, en esta película de Zhang Yimou tenemos al típico oficial chino de los tiempos inmemoriales, con su sable y sus posturas de arte marcial. Tenemos al viejo avaro —testarudo como solo un chino—, que además está casado con una esposa joven a la que tortura en las noches. Están los sirvientes mal pagados de este hombre y por supuesto, la esposa, que le es infiel con uno de ellos.


La paranoia típica del oficial, sumado a los problemas domésticos del adulterio y a la decisión de dos de los sirvientes de cobrar su salario y nada más que su salario directamente de la caja fuerte del jefe y por supuesto en su ausencia, termina convirtiendo Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos en la película de una masacre.


La crítica no perdonó los parecidos que tiene la versión de Yimou con la de los Coen; sin embargo, quizás esta sea una de las intenciones manifiestas del director chino: decifrar el sentido que tiene para los espectadores de su país un filme occidental. Para cada elemento clave del filme estadounidense, Zhang Yimou presenta una versión de la China milenaria: la versión de una caja fuerte, la versión de una pistola, la versión de un tiroteo. Esto redunda en esa creencia de que los chinos, antes que los occidentales, ya lo habían inventado todo; y al menos en estos casos, a jugar por la película, no deja de ser verdad.


Así también debemos asumir la insistencia en determinados gags físicos que a la crítica occidental le parecieron demasiado burdos —los Coen también juegan a su forma con el humor burdo—. En cambio, la película misma parece responder a estas acusaciones con la premisa de no estar haciendo cine para los occidentales sino para los chinos, y visto el caso, muy probablemente en China, esta sea una forma legítima y quizás hasta refinada, de provocar la risa: con maquillajes exagerados, golpes y porrazos. Una vez más, la versión de Yimou se erige como punto de comparación entre los dos hemisferios.


Ya propiamente de Zhang Yimou tenemos esa dimensión mítica que le imprime a sus películas. Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos (¿no es estupendo este título!) se desarrolla en unos paisajes montañosos y desérticos tan sugestivos que uno se pregunta todo el tiempo si fueron dibujados digitalmente. El aislamiento de los personajes y este escenario de principio de mundo nos recuerdan esos cuentos folclóricos o esos pasajes de génesis, donde la sociedad humana vive su etapa fundacional, y lo que en aquellas historias sucede será una parábola del porvenir. Por supuesto, el significado más hondo de este filme se nos escapa por el conocimiento borroso que tenemos de la cultura china. Pero no hay duda de que ahí está.


Al espectador occidental y al cubano, de todas formas, les queda mucho para disfrutar de este filme de Zhang Yimou. Tenemos una comedia de enredos bien trazada, en clave de humor negro, donde Yimou y los Coen se burlan de las diferencias abismales que existen en la forma en que seis seres humanos perciben un mismo acontecimiento.

 

cine-02


Título: Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos.
Dirección: Zhang Yimou.
País: China.
Año: 2009.
Duración: 90 min.
Género: Drama.
Interpretación: Sun Honglei (Zhang), Xiao Shenyang (Li), Yan Ni (esposa de Wang), Ni Dahong (Wang), Cheng Ye (Zhao), Mao Mao (Chen).
Guion: Xu Zhengchao y Shi Jianquan
Producción: Zhan Weiping, Bill Kong, Zhang Zhenyan y Gu Hao.
Música: Zhao Lin.
Fotografía: Zhao Xiaoding.
Montaje: Meng Peicong.
Dirección artística: Xie Ze.

alt

Visto 1682 veces Modificado por última vez en Martes, 01 Octubre 2013 17:18

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar