miércoles, 19 diciembre 2018, 06:41
Martes, 10 Septiembre 2013 09:33

Antitecnología: La familia que decidió detener el tiempo en los años 80

Escrito por  Ariel Isaac | El Viralero
Valora este artículo
(11 votos)

Seguramente conoces a alguien que siempre recuerda con nostalgia los años '80. La música, las películas, la vida más simple que se vivía en aquel entonces. Para muchas personas una de las cosas más positivas de aquella época era que la tecnología no nos absorbía y por lo tanto se disponía de más tiempo para el contacto humano real y no virtual.

Precisamente en esto pensó el canadiense Blair McMillan quien decidió renunciar a toda la tecnología actual y vivir con toda su familia como si fuera el año 1986. La inmersión es total e incluye la moda, los peinados, los accesorios y la decoración de la casa. Todo en la vida de los McMillan será una réplica de una época perdida.

Todo comenzó cuando el más pequeño de la familia se obsesionó con un teléfono inteligente. Blair y su pareja decidieron que debían tomar medidas radicales para que sus hijos no se convirtieran en adictos a la tecnología y renunciaron a todos los gadgets por todo un año para vivir como en otra época.

En la casa de esta familia ya no hay computadores, tabletas, teléfonos inteligentes, Internet o cable. "Estamos educando a nuestros hijos de la misma manera que nos criaron a nosotros.", dijo Blair.

Como resultado de las nuevas medidas familiares tienen que efectuar todas las gestiones bancarias en persona y usar cámaras con rollos fotográficos que después van a revelar en un estudio. Cuando llevan mapas en lugar de un GPS y los niños se entretienen con lápices de colores, libros y pegatinas.

El plan es continuar así hasta abril del 2014. Después de un año sin electrónicos modernos la pareja aspira a que los pequeños de la familia aprecien más el contacto personal y no sean tan dependientes de los medios de comunicación modernos.

Visto 2051 veces

Comentarios  

 
#9 merlin 13-09-2013 11:25
veo bien la idea de esta familia
 
 
#8 Tide 10-09-2013 20:28
Me gustó “en parte” el comentario #6 de Arístides. Cierto que no se puede prescindir de muchos de los adelantos tecnológico que hoy invaden los mercados del mundo como nos comenta, a excepción de Cuba, en la que como algunos mencionan en sus comentarios, no hemos salido aún de la década de los 80.
Hubo una época pasada, de la que nos habla, que en muchos aspectos, Cuba marchaba a la par del mundo. No se puede olvidar que nuestro país fue uno de los primeros en disfrutar de la televisión en blanco y negro, y me parece, que fue el primero de América Latina en la que se transmitiera la señal en colores. No es mucho que digamos, pero se avanzaba.
Después de la toma del poder por la revolución, las cosas cambiaron, y fuera por economía, por tener que dedicar los recursos disponibles a planes sociales o a dar inicio a la industrializaci ón, por el bloqueo imperialista, o por lo que sea, tal parece que el progreso se estancó. Los escasos adelantos de los que hoy gozamos, nos han llegado con atraso, y se han ido implantando con bastante lentitud, y a unos precios que la mayoría de nosotros no podemos ni pensar en disfrutarlos. Esperemos que eso cambie.
 
 
#7 roberto 10-09-2013 15:41
se habran mudado para Cuba
 
 
#6 Arístides 10-09-2013 13:56
No imitaría a esa familia que ha tomado tan drásticas medidas en contra de las tecnologías que lógicamente se han ido presentando en todas las épocas desde que el mundo es mundo, y que hemos tenido que ir adaptándonos a ellas, porque si no nos quedamos atrás.
Cuando llegué a este mundo, ya hace tanto, aún no existía la televisión comercial aunque si se había ensayado en forma experimental, pero no por eso, cuando la tuvimos en nuestro país a partir de octubre de 1950, no hubiera encontrado lógico que mis padres me hubieran privado de esa maravilla de la técnica por las razones que hubieran sido. Y era en blanco y negro, con una baja calidad de recepción, imaginen que hubiera sido cuando nos llegaron las primeras transmisiones en colores, con una mejor calidad de imagen.
Y así fueron apareciendo otros “adelantos” (artefactos) que fueron haciéndonos la vida mucho más llevadera. Recuerdo cuando papá trajo a casa una lavadora. Después de probarla y comprobar lo bien que trabajaba y de que ya no tendría más que restregar y restregar las ropas contra una lavadera con sus manos, que tanto sufrían, ¿quién hubiera convencido a mamá a que renunciara a usarla?
Pienso que tomar una decisión de la índole de la que tomó la familia McMillan, como para aparecer en todos los medios, es muy chic, pero a mí, y perdonen los McMillan y todos los que piensen igual, me parece una tremenda tontería.
Y lo peor, están inferiorizando a sus hijos al punto que deben ser víctimas de las burlas de sus compañeros de escuela cuyas familias sí aceptan las tecnologías que nos han llegado, y aceptarían las que están aún por llegar. Hasta pudieran ser blancos de abusos (bulling), tan frecuentes en las escuelas de muchos países hoy día.
¡Ojalá no se arrepientan de esa “comemierdería” !
 
 
#5 Vladimir 10-09-2013 13:22
Estan pasando trabajo por gusto, con vivir en cuba todo el año casi seguro que ni telefono alambrico le va a tocar
 
 
#4 Carlosglez 10-09-2013 12:14
En casa de mis suegros,en la de mis padres,mis hermanos AH Y LA MÍA estamos bastantes CERCAS PERO CERCA DE LOS 80 Lo único que cambia son los equipos de la revolución energética no todos por que los TV son antiguos los que ninguno se ve esperando el PANDA QUE NUNCA LLEGO PARA EL CAMBIO,je,je,je ,
 
 
#3 opc 10-09-2013 12:04
aqui en cuba hay mucha gente que sin proponerselo mucho estan detenidos en el tiempo mas atras de 1986 y no los publican
 
 
#2 Naturaleza 10-09-2013 11:50
Muy buena la iniciativa de esta familia. Yo recuerdo la década del 80 como la mejor de todos los tiempos.
 
 
#1 Rodrigo 10-09-2013 10:16
Estoy de acuerdo con esta idea. Nos van a volver a todos locos con tanta dependencia de los tarimbecos. Un dia vamos a extrañar la edad de piedra
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar