miércoles, 19 septiembre 2018, 14:31
Miércoles, 09 Noviembre 2011 21:31

Compay Segundo. Las flores de su vida, en el teatro

Escrito por  Elizabeth López Corzo


"Las flores de su vida" es una obra de teatro musical que rinde homenaje a ese maestro de la música tradicional cubana que fue Compay Segundo (1907-2003). Tendrá una función única el próximo día 15 en el Teatro Mella.

El actor Tulio Marín escribió y dirige esta pieza inspirada en la vida de Compay y que cuenta los pasajes memorables de su vida, aunque "algunos provienen de la imaginación".

En "Las flores de su vida" participan 4 actores, 10 bailarines y artistas circenses. El personaje del músico recae en el propio Marín.

¿Qué cuenta la obra?

La vida artística de Compay, cómo llegó a la música, sus momentos difíciles, cuando se mudó a La Habana. y todo parte de la historia de amor con Macusa, una novia que tuvo en su juventud, y a quien él luego le haría una canción. Eso sí es un hecho real.

La obra habla de cuando ellos se van a La Habana, huyendo de la abuela de macusa que se negaba a ese romance. Todo ocurre en la salida de la estación de trenes y mientras esperan imaginan como seria su vida en la capital.

Ahí yo aprovecho para contar de su encuentro con el Papa, los hijos que tuvo. Todo es una retrospectiva, o sea que se juega mucho con el tiempo y los espacios de una forma muy coherente.

¿Hay participación del grupo de Compay en al obra?

No hay una participación directa pero sí usamos la música de ellos porque esta obra es un homenaje a Compay y además es una reverencia a la música tradicional cubana, todos sabemos cuánto dio la cultura nacional desde Santiago de Cuba.

La obra no tiene apagón, los actores se mantienen todo el tiempo en el escenario y los bailarines entran y salen constantemente, con cambios incluso de 30 segundos, o sea que es una obra con muy buen ritmo. Es muy dinámica.

¿Qué relación tuviste con Compay como para escribirle una obra?

Siempre me inspiró la figura de Compay, yo estuve ligado a él porque trabajé en una obra de teatro que él escribió, "Se secó el arroyito", y en ese momento yo también interpreté su personaje.

Desde que lo conocí me quedé impresionado con él, imagínate, un hombre que con 90 y pico de años estaba lleno de vida y con tantas ganas de hacer arte.

Desde 2010 hasta ahora hemos estado preparando la obra, son 12 coreografías, tuve la suerte de contar con un muchacho muy talentoso como Abdiel Vargas, él fue el coreógrafo. Yo siempre quise que cada escena de baile tuviera que ver con la obra, que no fuera bailar por bailar. Y nos esmeramos para que el diseño escenográfico y de vestuario estuviera bien acorde con el tema de la obra. Los artistas tiene que tocar instrumentos en el escenario y los bailarines han tenido que aprenderse las 12 coreografías en seis meses.

¿Piensan hacer más presentaciones luego?

Queremos ir a Santiago. Siempre he tenido la idea de estrenar aquí y llevar la obra a Santiago, una ciudad que se lo merece, además es donde se desarrolla la obra, donde nació Compay y todos esos grandes trovadores que yo menciono en los diálogos.

¿Piensan insertarse en el próximo Cubadisco que hace reverencia a la figura de Compay?

Sí. Por petición del propio hijo de Compay, Salvador. Él nos invitó a insertarnos en las celebraciones por el 105 aniversario de Compay desde este mes hasta noviembre de 2012.

Modificado por última vez en Martes, 15 Noviembre 2011 17:30

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar