miércoles, 26 febrero 2020, 02:56
Lunes, 26 Agosto 2013 15:44

EE.UU. aumenta retórica guerrista contra Siria

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)
El secretario de Estado, John Kerry El secretario de Estado, John Kerry

Washington arreció su postura hacia Siria tras la sorpresiva declaración del secretario de Estado, John Kerry, en línea con el argumento del presunto uso de armas químicas por el gobierno de Damasco, pretexto para una intervención.

 Kerry advirtió en su alocución no prevista que hasta ahora la "evidencia es irrefutable" sobre el presunto uso de químicos tóxicos contra la población civil y pronosticó una respuesta en consecuencia.    En ese sentido, pidió a todas las naciones unirse para, según dijo, aclarar la responsabilidad por el uso de armas químicas en Siria y dijo que lo "que está ante nosotros hoy es real y convincente", aunque no mostró ninguna prueba.

 El presumible empleo de este tipo de medios es la llamada línea roja establecida hace meses por el presidente Barack Obama para decidir una respuesta más dura contra Damasco, que supondría una intervención armada.

 Las palabras del jefe de la diplomacia estadounidense se producen un día después que la Casa Blanca expresó estar casi segura del uso de armas químicas por parte de las autoridades sirias, algo negado rotundamente el gobierno de Bashar Al-Assad.

 Los últimos pasos de Estados Unidos respecto a Siria ofrecen fuertes señales de que se prepara a la opinión pública ante el eventual ataque al país de medio Oriente, estiman observadores.

 Kerry habló con varios homólogos el sábado como parte de la cruzada de Washington por recopilar con premura presuntas pruebas sobre el uso de armas químicas, por eso realizó una serie de llamadas a los ministros de Jordania, Turquía y Arabia Saudita, así como al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al-Arabi.

 Obama sostuvo también un encuentro con su equipo de seguridad nacional y ordenó reunir los hechos y las pruebas antes de tomar cualquier decisión, todo en medio de indicios de movimientos navales y tropas del Pentágono en posiciones cercanas a las costas sirias.

 Siria autorizó este lunes la entrada de una misión de investigadores de las Naciones Unidas en la zona donde hipotéticamente se produjo el ataque químico en Damasco, pero el convoy fue agredido por francotiradores de grupos armados.

 Consejeros presidenciales sugirieron que cualquier decisión tenga en cuenta el modelo de intervención en Kosovo en 1999, realizado bajo el paraguas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte que permitiría actuar sin un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, publicó recientemente el diario The New York Times.

 El 21 de agosto grupos de la llamada oposición armada acusaron al Ejército Árabe Sirio de efectuar un eventual ataque con gases tóxicos.

 Damasco negó categóricamente las imputaciones, que calificó de burda manipulación para impulsar los añorados planes de intervención militar en el país para derrocar a Al Assad.

 El curso de los acontecimientos recuerda el guión utilizado durante la invasión y ocupación de Irak, en marzo de 2003.

 En aquel momento, el entonces presidente George W. Bush, el vicepresidente Richard Chenney, el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, y el secretario de Estado, Colin Powell, aseguraron que Bagdad tenía armas de destrucción masiva, que a la postre jamás aparecieron.

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 995 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar