sábado, 16 febrero 2019, 10:06
Lunes, 12 Agosto 2013 10:26

Crecen tensiones entre España y Reino Unido por caso de Gibraltar

Escrito por  TeleSur
Valora este artículo
(1 Voto)

Mientras Reino Unido anunció la posibilidad de tomar acciones legales por el caso de Gibraltar, España sostuvo que evalúa elevar el conflicto a instancias internacionales como Naciones Unidas o la Corte Internacional.

 

La tensión entre España y Reino Unido por el contencioso de Gibraltar se ha incrementado este lunes, luego de que el Gobierno español anunciara la posibilidad de llevar el caso a instancias internacionales como la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, así como hacer un frente común con Argentina ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 

"Estamos evaluando la posibilidad de acudir a órganos como la ONU, el Consejo de Seguridad o la Asamblea, o al tribunal de La Haya. Son posibilidades", asomó  el ministerio de Asuntos Exteriores español, tras destacar que "no se ha tomado ninguna decisión" al respecto.

 

Las declaraciones se dan luego de que una flota británica con tres embarcaciones partiera este lunes hacia Gibraltar en medio de tensiones entre Londres y Madrid.

 

Al respecto, el canciller dijo que "hay temas que pueden ser abordados por el Tribunal de Justicia, como el tema del istmo. El istmo es propiedad española, nunca se cedió por el tratado de Utrecht, sino que ha sido una ocupación con el tiempo que han realizado los británicos, o puede ser también el tema de las aguas, que son aguas españolas porque tampoco se cedieron".

 

Este lunes, un portavoz del primer ministro, Davis Cameron, dijo que el líder británico estaba "muy decepcionado" por el hecho de que España no haya eliminado todavía los controles fronterizos en Gibraltar y que por ende "la acción legal" a través de la UE sería "sin precedentes.

 

La tensión entre España y Gran Bretaña se intensificó en las últimas dos semanas. Empezó cuando el gobierno local de Gibraltar lanzó al Mediterráneo 75 bloques de hormigón con puntas de acero para crear un arrecife artificial y, en la práctica, impedir la pesca de arrastre a una flota artesanal española que faena en la bahía de Algeciras.

 

En represalia, España impuso fuertes controles policiales en la frontera, que provocan horas de cola para entrar y salir del diminuto territorio británico. Además, amenaza con aplicar un peaje de ingreso y egreso de 50 euros en ese paso (más de 66 dólares) y con ejercer un marcaje impositivo a los miles de gibraltareños que tienen propiedades en localidades españolas vecinas.

 

La crisis despierta preocupación en la Unión Europea (UE), que intenta mediar entre dos de sus mayores socios. La inminente llegada al Peñón de buques de guerra de la armada británica, para ejercicios acordados con anterioridad, permite augurar nuevos episodios de tensión política.

Visto 1022 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar