sábado, 20 octubre 2018, 04:09
Martes, 18 Junio 2013 10:14

Laureados Rubén Darío Salazar y Zenén Calero

Escrito por  Giusette León García
Valora este artículo
(0 votos)
Rubén Darío Salazar y Zenén Calero Rubén Darío Salazar y Zenén Calero

Los creadores Rubén Darío Salazar y Zenén Calero, fundadores de Teatro de Las Estaciones, recibieron el Sello del Laureado, una de las más importantes distinciones que otorgan a los trabajadores de la cultura en Cuba.

Los creadores Rubén Darío Salazar y Zenén Calero, fundadores del colectivo escénico Teatro de Las Estaciones, recibieron el Sello del Laureado, una de las más importantes distinciones que otorga el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Cultura de Cuba.


La premiación tuvo lugar en la sala Pepe Camejo, sede del grupo teatral desde el cual durante casi veinte años estos artistas han entregado a los niños exquisitas puestas que se inscriben entre lo más valioso del teatro de títeres en Cuba.


El público aplaudió doblemente, pues acababa de apreciar una magnífica versión escénica del poema Los zapaticos de rosa, de José Martí, y seguidamente agasajó a los principales artífices de esta manera de hacer tan inteligente como bella que se ha convertido en una constante en la obra de Rubén Darío y Zenén Calero.


Ambos artistas se han declarado más de una vez apasionados por el teatro de títeres y lo confirma la calidad de las propuestas que han entregado durante décadas de ininterrumpida labor antes como parte del grupo Papalote, ahora con este hijo prodigio que ha resultado ser Estaciones.


Enhorabuena para este premio y para todos los que les falta a quienes ya han alcanzado el más grande de todos: un público. Y es que en el caso de Estaciones no es retórica aquello del teatro de títeres para todas las edades, el proyecto que soñaron Rubén y Zenén tiene un público propio, que los sigue y al cual ya no le alcanza la pequeña sala Pepe Camejo.


Argumentos sobran para felicitarlos: la impronta que han ido marcando en los titiriteros cubanos, la fundación de un estilo; la profesionalidad y la constancia; el magisterio que ha significado el trabajo en sí mismo, en medio del cual actores, músicos, realizadores, coreógrafos, espectadores… recibimos el mejor saldo: saberes y emociones.

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 1478 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar