sábado, 20 octubre 2018, 19:07
Viernes, 28 Octubre 2011 21:12

José Luis Cortés: "Hay desorganización en la música cubana"

Escrito por  Elizabeth López Corzo
Valora este artículo
(2 votos)

José Luis Cortés y NG La banda acaban de presentar su más reciente producción, Mis 22 años (EGREM), un disco que se anuncia por sí solo y que incluye a innumerables estrellas de la música cubana.

José Luis Cortés y NG La banda acaban de presentar su más reciente producción, Mis 22 años (EGREM), un disco que se anuncia por sí solo. El hecho de nombrar a los protagonistas es un presagio del éxito, porque de seguro será un álbum para dar alegría, como nos tiene acostumbrados El Tosco. De hecho ya estamos bailando. Y con nosotros celebra la música cubana.

 

Mis 22 años es un álbum doble que se hizo para festejar ese aniversario de El Tosco con su grupo. Tiene 17 canciones, casi todas compuestas por él e interpretadas por numerosos músicos estrellas, gigantes exponentes de la cultura cubana. Estamos hablando de Juan Formell, Chucho Valdés, Adalberto Álvarez, Manolito Simonet, Lazarito Valdés, Tania Pantoja, Alexander Abreu, Osdalgia, Elito Revé, Robertón, Mayito, Coco Freeman, Jenny Valdés, Vania, Ricardo Leyva, David Calzado, Giraldo Piloto… y una lista interminable, en la que están todos los que debían estar.

 

De todos El Tosco logró explotar al máximo su potencial interpretativo. Este disco parece un gran concierto, un espectáculo, a cuyo escenario va subiendo un artista tras otro. Ellos cantan para NG y NG toca para ellos en simbiosis perfecta, que no es otra cosa que una celebración de la música cubana de hoy. Una fiesta de la amistad que confirma a la banda como «la que manda».

 

Aquí hay de todo. Quien escuche el fonograma, descubrirá buenísimas mezclas de ritmos: merengue con rap, mambo con son, timba con bolero, jazz con cha cha chá y salsa con reguetón. No podemos obviar uno de los principales ingredientes de las canciones de José Luis Cortés: sus letras, que tan criticadas fueron antaño y que lo confirmaron como un trasgresor.

 

Al decir de las musicólogas Neris González y Liliana Casanella, estudiosas del fenómeno de la timba en Cuba, no se puede hacer una investigación del género sin contar con El Tosco, porque él fue uno de sus principales impulsores y su estilo ha estado siempre bien definido. Lo que dicen sus temas son reflejo del discurso del cubano de hoy, ese ha sido su gancho, y por eso es él uno de los mejores cronistas de los años 90 en la isla.

 

«El Tosco nos enseñó cuánto se puede lograr con la irreverencia, si esta viene acompañada de la inteligencia y la maestría». No se puede negar que esa espontaneidad y su consecuencia con el estilo han hecho de «los metales del terror» una orquesta líder.

 

Uno habla con El Tosco y nunca sabe en qué terminará esta conversación porque él siempre encuentra un momento para hacernos reír. Más bien sí hay una certeza, y es la de sorprendernos. Ya sea con una broma o un canto espiritual en lengua yoruba, este músico encontrará la manera de hacernos entender cosas muy serias.

 

Desde la Casa de la Música de Miramar, lugar donde El Tosco se presenta habitualmente, Cubasí conversó con él.

 

-Además del concierto de presentación del disco en La Tropical, ¿piensa hacer otros espectáculos o alguna gira para promover esta producción?


-He tenido la buena suerte de contar con la presencia de tantos músicos en este disco. Muchas de las agrupaciones que me acompañan en Mis 22 años están de gira en estos momentos; como todos no podrán estar en el primer concierto, pienso insistir y hacer presentaciones hasta diciembre cada vez que tenga oportunidad para promoverlo. En cuanto a las giras nacionales, me encantaría hacerlas de nuevo, como antes, cuando yo me iba a las provincias a cada rato. Sin embargo, ahora los presupuestos están más limitados. Yo soy guajiro y la paso muy bien cada vez que voy por ahí.

 

-Generalmente para hacer discos de este tipo que festejen la edad de un grupo se escogen aniversarios cerrados y usted escogió los 22, ¿ese número quiere decir algo?


-Lo planifiqué para que saliera a los 22 y salió a los 24. Así que si pienso en aniversario cerrado… imagínate. (Risas) En realidad, el número no significa nada. Aun así estoy contento porque el disco está en la calle. Quiero hacer un gran espectáculo en el Karl Marx con Santiago Alfonso como director artístico. Este disco es de grandes ligas, es para ese teatro.

 

-¿Este es un disco para el bailador?


-Siempre he pensado en el bailador, pero el primer mensaje de este es hacer ver a los demás lo que está pasando con la música en Cuba. Están acabando con nuestra música. Si continúa esta desinformación durante 10 años más, no sé en qué terminará todo. Yo fui a una secundaria y un alumno me preguntó si Benny Moré era un pelotero… Imagínate, mañana la gente no sabrá quién es Juan Formell.

 

El objetivo de este disco es mostrarle a la gente que la música cubana contemporánea está viva, es ejemplar, y tiene una estética por encima de 100.

 

-Usted dijo que este es un trabajo que está haciendo desde los años 80…


-Llevo años trabajando en esto, en muchas producciones anteriores mías hay discos de jazz y bailable, cosas así, siempre buscando la unión de la música cubana. Desde que estaba en la dirección musical de la EGREM, me dediqué a que la gente viera que la música es un trabajo de hermandad, no como las broncas que hay ahora, que los muchachos jóvenes se tiran unos a otros, eso sin contar la alegoría a las cosas sexuales: «dame chupi chupi, trágatela tuti», y «enséñame el pudín, que yo te voy a sacar la guaripola»…

 

En la música cubana lo más cercano al sexo que se hizo fue «Quimbombó que resbala con la yuca seca», aquello era doble sentido, esto de ahora es cuádruple sentido. Yo, que siempre he sido criticado por esto mismo, ahora me encuentro un león con cinco cabezas.

 

Hay sectores que frenan un poco esta música, pero no paran de ponerla en todas las discotecas y en los bicitaxis que andan por ahí. No hay una información sobre otras cosas que se hacen. Esta es mi defensa y no estoy envidiando el trabajo de nadie.

 

-¿Hay reguetón en estos discos nuevos de El Tosco?


-Es que yo fui uno de los primeros en hacer reguetón. Una cosa es el ritmo y otra lo que se dice. Con el tema «Échale limón», que yo hice años atrás, es reguetón, está también «Se la aplicaron toda», en fin... En estos discos hay una canción que se llama «El rap de la muerta», eso tiene que ver con lo que está sonando ahora. Pero no es nada nuevo, es un ritmo que yo he defendido hace más de 20 años.

 

-¿A qué se refiere cuando dice que hay desorganización en la música cubana?


-Desorganización en cuanto a los medios, en cuanto a difundir lo que pasa en la música. Ellos deben explicar cuándo se trata de un género o de otro. En mi época yo escuché de todo para poder hacer mi música. Por ejemplo, en el Barroco, el Romanticismo o el Clásico, cada músico se fue nutriendo de lo que hacía el otro, había sus particularidades dentro del mismo estilo, pero hay que conocer.

 

-¿Esto de hacer los videos es una nueva faceta?


-Me alegra que me pregunten eso. En Cuba hay una comisión que decide si tú puedes participar en el programa de videos-clip que existe. Yo hice varios videos y se los he mostrado a mucha gente y creo que hay algunos que pueden ser presentados perfectamente en los Lucas. Sin embargo, me dicen que no, pues no tienen la calidad suficiente, y yo he visto en ese programa horrores.

 

Me parece que no hay consideración al esfuerzo de los músicos, porque yo no tengo lo que cuesta pagar un video-clip y ningún realizador hace los trabajos de gratis. Yo estoy por la cultura. A lo mejor en mis clips faltó el dolly o determinadas luces, pero creo que la historia de los videos está en talla. Además, los hice con cámaras de alta resolución. Creo que de cinco que hice, al menos debían poner uno, aunque no coja premio. Pero en Los Lucas me dijeron que eran videos de palo.

 

-La personalidad suya ha sido muy polémica y eso ha estado presente en su música, yo estoy segura que detrás de esa irreverencia hay un gran ser humano que se preocupa por las cualidades de los demás. ¿Cuáles son las cosas que más le importan al Tosco de una persona?


-Voy a decir como Martí, yo brindo mi corazón y te lo pongo en la mano. No soporto la traición ni la mezquindad. Las tantas personas que me han vilipendiado me han llevado a hacerme una coraza y a veces hasta me da miedo mirar a los ojos a la gente. Detesto la traición, y la traición se paga con amor.

Visto 5951 veces Modificado por última vez en Jueves, 24 Noviembre 2011 10:42

Comentarios  

 
#1 Pedro 30-11-2011 18:06
Compañero José Luis Cortés, más conocido por el Tosco: siga cultivando nuestra cultura al igual que todos los que forman parte del homenaje que a sus 22 le rinden, los músicos mediocres y aquellos que se lo permiten quedarán en el camino, siempre y cuando personas como usted, que hay muchos, sean críticos, espero que el que te dio la respuesta de video de palo ya no esté en su cargo. Saludos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar