martes, 18 junio 2019, 03:06
Miércoles, 12 Junio 2013 06:00

Otra bomba política sobre Miami

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(1 Voto)
Joe García Joe García

El Comité Nacional Republicano del Congreso de Estados Unidos informó que se están difundiendo anuncios en Miami que critican al demócrata Joe García por el escándalo electoral que afectó a su oficina. 



El Comité Nacional Republicano del Congreso de Estados Unidos informó este martes que se están difundiendo anuncios en Miami que critican al representante demócrata Joe García por el escándalo electoral que afectó a su oficina.
 

Lo dicho por el referido Comité Nacional empieza diciendo, “alerta votante”, y después prosigue manifestando:

“La corrupción política y el fraude buscan plagar a nuestra comunidad. El jefe de despacho del congresista Joe García y su jefe de campaña están siendo investigados por llevar a cabo un plan sin precedentes para falsificar cientos de solicitudes de boletas ausentes con la intención de manipular la elección de García”.

El texto a continuación pregunta: ¿Cuál ha sido la reacción de García?, decir que todo eso es parte de “cómo hacemos política en nuestra comunidad”.

Los republicanos, también con techo de cristal en el asunto, le respondieron en sus anuncios: No, señor García, “el fraude no es aceptable en nuestra comunidad” y  es una vergüenza que diga eso.

A renglón seguido aconsejan a los votantes de la Florida:  Llame hoy a Joe García, dígale que estamos cansados de la corrupción y el fraude. “Si no nos puede decir la verdad lo correcto es que renuncie”.

He ahí, explicada por sus propios actores, en qué consiste la charca electoral de Miami y otras ciudades  de ese territorio sureño, sin que por ello sean únicos en Estados Unidos.

Pero el espectáculo no cesó. También descubrieron que la misma jugarreta electoral realizada contra García en los comicios primarios de agosto de 2012, se la hicieron a su rival dos años antes.

En aquel 2010 su hoy retirado jefe de despacho, Jeffrey García (sin nexos familiares con él), adquirió el servicio de Rolando Arrojo para inscribirlo como candidato del neonazi Tea-Party en aras de enfrentarlo al legislador David Rivera.

Las acusaciones relacionadas al complot para dividir el voto republicano estuvieron a cargo de la abogada Marill Cancio, quien había sido aspirante a candidata en las primarias de esos comicios.

Esta revelación de Cancio no fue atendida por la Comisión Federal de Elecciones, pero sí las declaraciones del fabricado Arrojo, en cuanto a que ocultó sus ingresos porque “no excedieron los 5 000 dólares.”

Una evidencia explosiva fue la que estableció un lazo entre el recién alejado jefe de despacho de Joe García, Jeffrey García, (ajenos familiarmente) y el supuesto candidato del Tea-Party, Rolando Arrojo.

La hinchada maraña llevó a escena al abogado de otro falso aspirante a candidato en las primarias de agosto, Justin Lamar Sternad, cuya misión era obstaculizar la candidatura para el Congreso del demócrata Joe García.

Este último, a su vez, contrató a Arrojo para debilitar las posibilidades del republicano David Rivera, un político que, como es sabido, tiene un pie en la cárcel y otro en la calle.

Según Diario Las Américas, basado en afirmaciones de compañeros de la adolescencia, Joe García y Rolando Arrojo tienen una vieja amistad “y han sido socios de negocios”.

Excelente material para una clase sobre las elecciones en la Florida y el resto de Estados Unidos, pero escribiendo con letras de oro las respuestas de Joe García y sus contrincantes:

“Todo esto es parte de cómo hacemos política en nuestra comunidad”, dijo el primero, mientras los segundos adujeron públicamente, “estamos cansados de la corrupción y el fraude.

 
Visto 1400 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar