miércoles, 16 octubre 2019, 12:45
Miércoles, 05 Junio 2013 19:45

La vida de Caribe Girls va a cambiar

Escrito por  Elizabeth López Corzo/Cubasí
Valora este artículo
(5 votos)

“La vida va a cambiar” (EGREM 2013) es el nuevo álbum de la orquesta Caribe Girls. Producido por David Calzado, el disco nos ofrece una sonoridad bien cubana, con mucha timba y letras audaces de 12 mujeres...



“La vida va a cambiar” (EGREM 2013) es el nuevo álbum de la orquesta Caribe Girls. Producido por David Calzado, el disco nos ofrece una sonoridad bien cubana, con mucha timba y letras audaces de 12 mujeres que no piden permiso, sino que suben al escenario a hacer bailar al público.

 

El tema que da título al volumen, “Kuniyuki” (interpretado con la Charanga Habanera) o “Fuera de mi cama” son ejemplos del sonido que tiene hoy la música popular bailable en la isla.

 

Este fonograma es la cuarta producción de Caribe Girls, que está cumpliendo 15 años de fundada. Como cada uno de los álbumes anteriores del grupo, “La vida va a cambiar” es diferente, y al mismo tiempo mantiene el sello. Aquí también hay de conga, fusión y reguetón para que las muchachas demuestren que saben cómo desdoblarse, siempre dándole un papel fundamental a los metales y la percusión, según explicó la directora de la banda, Thiving Guerra.

 

Con ella conversamos.

 

Thiving Guerra, directora de la orquesta Caribe Girls

 

El título del disco sugiere un cambio de sonoridad en la orquesta o de perspectivas de trabajo… ¿Qué quiere decir que la vida va a cambiar?

 

Es pretender que se remuevan y se activen las orquestas de mujeres; es estar a tono con los cambios y lo que pasa en el mundo. Espero que la vida cambie para Caribe Girls, yo le auguro 15 años más ó 20, todo el tiempo que tenga para dedicarme al grupo.

 

Cuando hablas de remover las orquestas femeninas en cuba, ¿te refieres a rescatar la posición que ellas tenían años atrás?

 

Antes se conocía mucho mejor el trabajo musical de la orquestas de mujeres y la música era una fuente de empleo más segura para nosotras, aunque sé que en los tiempos actuales los hombres también pasan las mismas dificultades.

 

Orquestas femeninas quedan pocas y muchas se han convertido en grupos de pequeño formato; tocan en bares u hoteles y creo que si damos a respetar nuestro trabajo, las mujeres nos merecemos tocar en una Casa de la Música, en la Televisión y en la radio, con la promoción que se necesita.

 

No podemos olvidar que algo importante para lograr eso es la calidad musical. Tenemos que retomar eso, la calidad.

 

La orquesta Caribe Girls con Andy Montañez

 

¿Cuál crees que sea el gancho de Caribe Girls?

 

En este momento es este disco “La vida va a cambiar”.

 

En estos 15 años, ¿qué momentos han marcado la trayectoria de la banda?

 

Han sido muchos. Hemos compartido escenarios con grandes de la música cubana como Adalberto Álvarez, Manolito Simonet, Paulito FG, La Original de Manzanillo, la Charanga Habanera, Haila, Leoni Torres, Mayito Rivera, Jimmy de León (el hijo de Oscar de León), entre otros. O sea que estamos orgullosas de nuestro trabajo y esto nos hace ver que no han sido 15 años en vano.

 

¿Cuánto te han aportado estas experiencias?

 

Es algo que siempre nos nutre porque nos demuestra que no se puede bajar nunca la calidad, que hay que estar actualizadas con lo que pasa en el mundo y que no se puede dejar de estudiar.

 

¿Qué significa que David Calzado sea el productor del disco?

 

Yo he sido fanática de David Calzado desde siempre. Para mí este es un sueño realizado. El es un mago para escoger la música, fue quien hizo los arreglos y fue muy receptivo, todas tuvimos la oportunidad para aportar en los coros o resaltar el papel de un instrumento musical... David vive en la música popular, él sabe cuándo una frase funciona o no en un tema.

 

Nosotras como mujeres teníamos que tener mucho cuidado para no caer en la chabacanería y a la vez no perder la picardía de la música cubana ni nuestra femineidad.

 

¿Cómo se las arreglan un grupo de mujeres para llevar una vida en familia junto a una profesión como esta, que exige tanto y las obliga a trabajar en la nocturnidad?

 

Varias muchachas han tenido que dejar  la orquesta porque los hijos se han enfermado y ha sido imprescindible la presencia de ellas en sus casas o porque los esposos les han dicho “La música o yo.

 

Es muy difícil llevar las dos cosas a la vez. Yo lo hago porque tengo un elenco en mi casa que me ayuda muchísimo: mi mama, mi hermana y mi hija, a la que sacrifico bastante porque es más tiempo sin verla que el que estoy con ella. Yo le explico que es por el bien de todos, que es la economía de la familia, que es el trabajo que yo escogí y que cuando ella sea adulta y decida qué hacer con su vida yo no me opondré.

 

Thiving Guerra, directora de la orquesta Caribe Girls

 

Mientras pueda seguiré haciendo este trabajo. Historias dolorosas en nuestras carreras son muchas, desde la niña ingresada estando yo de gira hasta la muerte de mi papa, luego de la cual tuve que ir a trabajar. Hay muchísimos casos similares con las demás chicas de la orquesta. Lo mejor es que entre todas nos damos apoyo porque somos una segunda familia.

 

Otra dificultad por la que pasan las mujeres músicos es la imagen de la orquesta. Nosotras pasamos por el proceso de embarazo, cambia nuestro físico y realmente el público para el que actuamos es duro, a la gente no le interesa los problemas de las artistas, ellos pagan para ver algo que los distraiga y les haga pasar un buen rato.

 

¿Cuál dirías que es la estética de la orquesta?

 

Profesionalismo es lo que pido ante todo, que sea buena músico, que respete la música y tenga buena imagen. En cuanto a sonoridad somos una orquesta sonera, todas somos egresadas de la ENA o el ISA.

alt

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 3471 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar