lunes, 25 junio 2018, 13:34
Jueves, 25 Abril 2013 09:14

En Cuba dicen que...

Escrito por  Giusette León García / Cubasi
Valora este artículo
(7 votos)
El primer aguacero de mayo trae buena suerte, dicen en Cuba El primer aguacero de mayo trae buena suerte, dicen en Cuba

Mayo está a punto de comenzar y usted debe estar al tanto, pues bañarse  en el primer aguacero trae buena suerte, así lo aconseja la sabiduría popular de los cubanos que, valga la redundancia, sabe más de cuatro cosas...

Mayo está a punto de comenzar y usted debe estar al tanto, pues bañarse  en el primer aguacero trae buena suerte. Si en el parte del tiempo del primer día de mayo anuncian lluvia para el oriente y usted vive en el occidente del país no se inquiete, ya llegará su momento y puede estar seguro que de esa semana no pasa la lloviznita que le traerá la fortuna a los de su región, en definitiva, para usted, ese será el primero, aunque ya haya diluviado en el resto del territorio nacional.


Eso sí, no se confíe y con baño de lluvia y todo salga de casa con el pie derecho y procure entrar con el mismo a todas partes, si alguien celebra la belleza de su niño, mándelo amablemente a besarle… bueno,  lo que usted sabe, en diminutivo, para que suene menos grosero y si definitivamente no funciona porque es fuerte el mal de ojo, la abuela es la persona ideal para plantarse de espaldas al hermoso pequeñín y leerle tres veces la oración de San Luis Beltrán.


Toque madera o cruce los dedos para ahuyentar lo malo, con los espejos y los gatos negros, mucha precaución, porque un espejo roto o u felino que se te cruza de repente representan como siete años de mala suerte y para rematar, no se le ocurra comer cangrejo, pues ya lo explica rítmicamente la sabiduría popular: “dicen los babalawos que el que come cangrejo camina pa atrás”.


¿No tiene ningún elefante en la sala de su casa? Es urgente que le compre alguno al merolico más cercano y lo coloque con aquello que ya le besaron al niño ¿ya sabe? hacia la puerta. ¡Ah! No pierda de vista tener una escoba a mano para alejar a las visitas incómodas, solo finge que terminó de barrer ahora mismo y la recuesta, como quien no quiere las cosas, a la misma puerta de la calle que ya custodia aquello del elefante.


Mujeres, cuidado con dejar a las amigas sentarse en la cama matrimonial, porque les pueden quitar el esposo, el cual espero, por el bien de ustedes, que no las haya visto vestidas de novias antes de la boda, lo cual es de pésima suerte para el futuro de la pareja. A las embarazadas, mientras llega el esperado ultrasonido en el que el bebé dejará ver el sexo, pueden saciar la curiosidad con una tijera y un cuchillo sobre distintas sillas, ojos cerrados y sin trampa, bueno, también con cuidado, se sientan en una de las dos y luego pregúntenle al mayor de la casa, porque ahora mismo no recuerdo bien cómo es la cosa, pero tan machistas como somos, supongo que si se sientan sobre el cuchillo es varón y si sobre la tijera es hembra.


Por cierto y volviendo al aguacero, si decide no tomarse el baño porque usted es de esos pragmáticos materialistas que no se dejan llevar de supersticiones, en fin, si se arriesga a perder la buena suerte y abre el paraguas, no olvide cerrarlo en cuanto entre a la casa, porque lo que es paraguas abiertos bajo techo y sillones balanceándose vacíos resultan pésimos augurios.


Aunque bueno, mayo es travieso y quién quita que el famoso primer aguacero lo agarre desprevenido en medio de la calle, “por sí o por no”, alégrese del incidente, que lo que está pa uno nadie se lo quita y al que le tocó, le tocó… en este caso, a usted, le tocó empaparse con el aguacero de la suerte, eso dicen en Cuba…

Visto 4367 veces

Comentarios  

 
#1 Edaurdo Izquiedo 26-04-2013 16:56
Jaaaaaaaaaa, me gusta, típico de la cultura cubana.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar