domingo, 20 octubre 2019, 07:50
Lunes, 15 Abril 2013 19:11

Una francesa frente a la Sinfónica

Escrito por  Mery Delgado/ especial para CubaSí

Nathalie Marín, directora francesa que estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba el fin de semana anterior, gusta de hacer un espacio en su agenda cada año, desde 2006, para trabajar con los músicos cubanos en un proyecto diferente.


En esta ocasión invitó al guitarrista francés Serge López, quien cultiva el flamenco y es un músico con el que tiene una complicidad de años en la exploración de los sonidos.


El programa que propuso a la mayor institución sinfónica del país fue bien interesante y particular.


“Hemos mezclado la música flamenca y la música clásica, la música de los compositores franceses del Siglo XX que estuvieron siempre fascinados por España como Debussy y Ravel, combinados con las composiciones de Serge López con arreglos de un compositor ecuatoriano Jorge Oviedo. Todo es una mezcla entre las Américas y Francia”, comentó la directora gala.


Nathalie Marín es directora titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Ecuador  y tiene una Maestría en Dirección de la Escuela Real de Dinamarca. Además, ha dirigido en Estados Unidos, Francia, Italia, Canadá, Dinamarca, Hungría, Austria, Albania y China.


Ese trabajo la ha llevado a recorrer varios países y conocer las distintas identidades y costumbres de cada lugar. Por lo mismo, señaló que cada vez se abren más posibilidades de trabajo para las mujeres en las sinfónicas, sobre todo en América Latina.


En cuanto a su vida en Ecuador asegura: “Es un cambio, porque ahora estoy viviendo en otra parte del mundo. Me alegro también porque es un desafío desarrollar la música clásica en Ecuador y al frente de la primera institución musical del país y puedo trabajar y hacer  proyectos  también. Después de La Habana, vamos a hacer una gira nacional  con este programa en todo Ecuador”.


El atractivo mayor que encuentra Nathalie Marín en esta región de América “es la posibilidad  de trabajar con una política cultural muy fuerte como en Cuba y Ecuador, donde hay un gran apoyo para la educación, la cultura del pueblo y eso lo aprecio mucho, eso permite un desarrollo cultural que para nosotros los artistas es muy importante”.


Por su parte, Serge López  vino a Cuba por segunda vez, ahora con una mayor motivación: “dialogar musicalmente con Claude Debussy, quien no escribió nada para guitarra, pero sí gustaba mucho de la música española . Y lo que queríamos era acercarnos a él pero con mis raíces, mezclando un poco los dos. A veces suena  muy Debussy y a veces muy flamenco” —asegura este guitarrista nacido en Marruecos”.


Nathalie Marín y Serge López se despidieron del público cubano este domingo 14 de abril,  notablemente emocionados y felices. Iberia de Claude Debussy, el Bolero de Maurice Ravel, la Gimnopedia de Eric Satie y las Danzas del viento de Serge López fueron un regalo de la maestra francesa para ese auditórium que siempre la espera con un proyecto nuevo.

alt

Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 13:21

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar