viernes, 22 junio 2018, 22:26
Domingo, 31 Marzo 2013 03:44

Iglesia de San Pedro Apóstol: joya arquitectónica de Cuba

Escrito por  Wilfredo Alayón/PL

El recinto religioso puede observarse desde muchos puntos de esta urbe, distante 100 kilómetros al este de La Habana y construida alrededor de la amplia bahía homónima.

Este santuario se erigió en el barrio de Versalles, cercano a la margen izquierda del río Yumurí, que junto al San Juan y el Canímar son tres corrientes fluviales que atraviesan la villa bautizada desde el siglo XIX como la "Atenas de Cuba".

Precisamente a mediados de esa centuria, la barriada de marras contaba con 380 casas y unos dos mil 800 pobladores, versalleros como se les denomina en el habla popular, acorde con datos estadísticos de la época.

A juicio de especialistas, la situación poblacional y su tendencia al crecimiento sostenido, motivaron al Obispo Félix Solans a declarar con lugar la construcción de una parroquia.

La autorización recibió el visto bueno y las autoridades rubricaron la legalización el 22 de agosto de 1860, que incluyó la designación como patrono a San Pedro Apóstol.

Donativos y terrenos entregados

Según fuentes documentales, gracias a la donación 100 mil pesos fuertes hecha por doña María Josefa Santa Cruz de Oviedo y Hernández, pudo contarse con el financiamiento necesario para emprender la obra.

Al aporte monetario se unieron terrenos cedidos por Rosa Espinosa de Abreu, religiosa de la orden del Sagrado Corazón de Jesús, más otros cuatro solares comprados para completar el área necesaria para el santuario. Quedaba un asunto espinoso. La designación del arquitecto, proyectista y diseñador del inmueble.

Y no podía ser otro el escogido para ejecutar el proyecto que el italiano Daniel Dall Aglio, constructor y decorador, quien en 1863 concluyó en la propia Matanzas otra alhaja, el teatro Sauto, delineado a semejanza de la Scala de Milán.

Pliegos conservados apuntan que los planos del futuro templo recibieron la aprobación de Fray Jacinto María Martínez, a la sazón Obispo de La Habana, y el valor estimado de los documentos sobrepasó los 88 mil 500 pesos fuertes.

La primera piedra recibió la bendición el 29 de mayo de 1867 y después de arduos e intensos trabajo, la iglesia estuvo lista para su apertura tres años después.

¿Por qué una joya?

Arquitectos consultados por Prensa Latina coincidieron en que la composición del baptisterio de referencia es orgánica, fluida, con perfecto ritmo de los volúmenes recreados en un esquema de estilo grecolatino.

La concepción de Dall Aglio incluyó frontones triangulares y semicirculares, pilastras, columnas dóricas, arcos de medio punto, bóveda de cañón y cúpula.

Un texto sobre la construcción de la iglesia señala: "Las dos torres, aunque de dimensiones menores, muestran proporciones nobles y se desenvuelven en una concepción plástica gradual y ascendente".

Otra característica de la capilla es su gran luminosidad interior, debido a las entradas de luz colocadas con acierto a ambos lados de la bóveda central.

Una representación del calvario realizada en madera está colocada a la derecha del altar mayor, y está considerada entre las más bellas de la Isla que aluden al tema.

Para beneplácito de los matanceros, en el año 2004 San Pedro Apóstol fue sometida a un remozamiento general que tuvo como parte más complicada la cúpula.

No menos laboriosa fue la restauración del cuadro que adorna el altar mayor, pintura que muestra a Jesús cuando entrega las llaves del cielo a San Pedro, concebida por el pintor Florentino Martínez.

La pieza es patrimonio de la iglesia desde su fundación y su rehabilitación se realizó en los talleres de la Oficina del Historiador de Ciudad de la Habana.

Catalogada como la edificación religiosa más importante erigida en la mayor de las Antillas en el siglo XIX, San Pedro Apóstol continúa a sus 143 años como una maravilla de la arquitectura de Matanzas.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Abril 2013 12:24

Comentarios  

 
#1 Arístides 03-04-2013 08:27
Es una verdadera pena que a tanto bla bla, no hayan agregado fotos que hubieran dado una mejor idea de lo maravillosa que es esa obra arquitectónica.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar