lunes, 17 junio 2019, 03:24
Jueves, 14 Marzo 2013 06:16

Retos del periodismo cubano ( + VIDEO)

Escrito por  Yuniet Escobar Ortega / Cubasi
Valora este artículo
(14 votos)

El reto de los nuevos periodistas está en impregnar de dinamismo nuestra prensa, ser inconformes, fieles traductores de nuestra realidad, criticar lo que deba ser criticado con una propuesta inteligente.

 

Cada 14 de marzo celebramos en Cuba, el Día de la Prensa. Una fecha que sirve para recordar la fundación del periódico Patria, creado por José Martí como arma ideológica para unir a los cubanos en la lucha por la independencia.

 

La fecha recobra especial significado al conmemorarse el 160 aniversario del nacimiento del Apóstol. En este contexto histórico, el día sirve también para celebraciones y reconocimientos, pero sobre todo para acercanos a los retos que tiene hoy el periodismo cubano.

 

Si realizamos una mirada retrospectiva, coincidiríamos en afirmar que en los últimos 50 años la prensa ha tenido un papel fundamental en la divulgación de la obra de la Revolución, desmontando las campañas de desinformación y difamación orquestadas desde el exterior. Los historiadores y comunicólogos aseguran que no existe un país en el mundo que haya sufrido tanto en el campo de la desinformación.

 

Los periodistas cubanos nos convertimos en luchadores de ideas, cerrando filas y desmontando cada mentira fabricada por los dueños de los grandes medios de comunicación, al servicio de los intereses de la derecha más radical que aún, a nuestro pesar, existe en el mundo.

 

En mis años como periodista confieso que escuché de todo. Desde los elogios más grandes hasta las críticas más duras. Entre ellas, la más común, es que en Cuba no existe un periodismo crítico, y que los periodistas somos repetidores y oficialistas. Recuerdo ahora como en el aeropuerto de Madrid una ciudadana española, con modales nada corteses, me hizo muchas preguntas sobre Cuba y la falta de libertad de expresión. A pesar de mi enojo, no pude culparla porque ella como muchos otros son víctimas de las falsas verdades, fabricadas por “diarios” como El País o El Mundo.

 

Por eso, vale la pena la reflexión en un día como hoy. Creo, desde mi más modestísima opinión, que en Cuba existe un periodismo serio, comprometido y donde todos los temas se pueden abordar siempre desde la investigación, la comprobación de fuentes y con un pensamiento lógico y constructivo.

 

Nuestros medios, a diferencia de otros en el mundo, se caracterizan por el respeto, la ética y por no agredir a un país con la mentira. Existen profesionales preparados que abordan, desde el análisis, los temas contemporáneos.

 

Ahora, ¿existe crítica en nuestra prensa? Responder NO es un absolutismo radical. Los ejemplos están ahí, a la mano. Podríamos hacernos otra pregunta, ¿existe una prensa imparcial? Si ese fuera el caso, ¿por qué los diarios norteamericanos mantiene en silencio el caso de los Cinco cubanos antiterroristas?.

 

El reconocido escritor y periodista, Leonardo Padura, dijo recientemente a una colega que “al hacer periodismo hay que tener la sensibilidad para saber mirar lo que hay a nuestro alrededor y tener la capacidad para escribirlo. Lo demás no es periodismo, sino la aplicación de algunas técnicas que fácilmente pueden aprenderse en un manual de 10 ó 12 páginas”.

 

Coincido con Padura. El reto de los nuevos periodistas está en impregnar de dinamismo nuestra prensa, ser inconformes, fieles traductores de nuestra realidad, criticar lo que deba ser criticado con una propuesta inteligente, ser constante en la búsqueda de fuentes, receptivos, innovadores, apasionados, defensores de la verdad. Es en definitiva ser mejores cada día para logar un periodismo y una sociedad superior.

Visto 3018 veces

Medios

Comentarios  

 
#2 R@f@el 02-05-2013 15:24
Q quiere q le aga una cuenta en el coco foro
 
 
#1 jorge ignacio 20-03-2013 10:50
—Fernando Rojas, Viceministro de Cultura
dijo en entrevista....

Cuba necesita prensa revolucionaria no oficial. Es una necesidad. Cuando escucho al Primer Secretario del Partido, lo que ha dicho sobre la prensa, y leo los propios documentos del Partido, recuerdo esa idea. Nosotros necesitamos que la información no se asocie solo a lo que se informa sobre la gestión del gobierno porque se produce una limitación de base para el periodismo, en particular para el periodismo de opinión, para el crítico, incluso para el noticioso, que tendría que insistir en los defectos de esa gestión gubernamental y política. Una de las cosas que tendría que resolver el periodismo es considerarse no oficial, o no necesariamente oficial, en una medida mucho mayor de la que hoy se considera en algunos medios. Y al mismo tiempo, revolucionario. Es el reto: una prensa revolucionaria no oficial que permita una mirada crítica, que no signifique tener que responder estrictamente a la gestión del gobierno, sino todo lo contrario: poder enfatizar en las lagunas, los errores, los problemas, decir descarnadamente lo que pasa. El periodismo tiene capacidad suficiente para cumplir esa función, pero, al mismo tiempo, hay que crearle condiciones para que lo haga. El periodista no puede sentirse inseguro si va a seguir esas pautas que nos está trazando la dirección del Partido, pero tenemos que crearle condiciones para que no se sienta inseguro a la hora de hacer este ejercicio crítico.


caimanbarbudo.cu/.../...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar