jueves, 17 octubre 2019, 15:33
Miércoles, 27 Febrero 2013 17:22

Producto auténticamente cubano contra la garrapata

Escrito por  Rafael Gordo Nuñez, especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Gavac, producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey, es el único inmunógeno en el mundo capaz de desencadenar una respuesta efectiva contra la conocida garrapata bovina.

 


Gavac, producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey, es el único inmunógeno en el mundo capaz de desencadenar una respuesta efectiva contra la conocida garrapata bovina (Rhipicephalus microplus), que origina anemia y retraso en el crecimiento del animal.


Para que se tenga una idea: Solo dos de esos ácaros sobre una vaca, alimentándose de su sangre, provocan pérdidas de hasta un kilogramo de peso por año. Y si fueran 50 de ellos, asumiendo mil vacas, las pérdidas en peso pudieran ser de 25 mil kilogramos por año.  


Anteriormente el control de  esa plaga solo se hacía posible mediante el uso de acaricidas, que además de daños ambientales provocaban cuantiosos recursos económicos en su adquisición. El uso de Gavac extiende ahora el horizonte de ganaderos cubanos y extranjeros que pueden lograr rebaños más sanos y competentes.


Cuando de forma intramuscular profunda se administra el medicamento al bovino, el antígeno que contiene Gavac es procesado por el sistema inmunológico del animal, propiciando la inmunización del ganado, mediada por anticuerpos. Esos anticuerpos pasan a la garrapata cuando esta se fija a la res y se alimenta de su sangre, ocasionando lesiones irreversibles en la pared intestinal del ácaro.


Como consecuencia las garrapatas caen al pasto, ponen menos huevos y a su vez las larvas provenientes de estos tienen menor viabilidad. A medida que pasan generaciones de la dañina plaga una y otra vez sobre animales inmunizados, estos daños, con efecto acumulativo, van reduciendo sus poblaciones en los potreros.


“Hay que aclarar que este medicamento debe aplicarse dentro de un programa de control integrado —en el caso de Cuba dirigido por el Instituto de Medicina Veterinaria— que consiste en la ejecución de forma armónica y conjunta de todos los recursos disponibles dentro de un contexto de planificación técnica, con el propósito de mantener un nivel mínimo y económicamente admisible de garrapatas sobre el animal, garantizando una estabilidad enzoótica”, apuntó la Máster en Microbiología Yamilka Ramírez Núñez, a cargo de la gestión comercial en el CIGB. 

 

No se reportan resistencias al Gavac.  


Ello se debe a que Gavac no tiende a la eliminación total de la garrapata, sino a la disminución progresiva de sus poblaciones. Además no se dejan de usar los baños con productos químicos, sino que aumenta considerablemente el espacio de tiempo entre esos baños: antes de 7 a 21 días, ahora de 115 a mil 95 días.


Tales efectos –argumentó Ramírez Núñez- se traducen, en nuestro país, en la rebaja del uso de acaricidas: inicialmente de hasta 152 toneladas por año, en la actualidad de no más de 12  toneladas, propiciando el ahorro de poco más de cuatro millones de dólares.


Resalta también el hecho de que no se reportan resistencias al Gavac y especialistas consideran muy remota esa posibilidad. Asimismo, para eficaces resultados, se recomienda la completa inmunización del rebaño a partir del mes de nacido.   


“Otro logro del uso de Gavac es que se reduce en 95 por ciento la incidencia de enfermos y muertos por hemoparásitos, dado que el inmunógeno posee como valor agregado la disminución de las enfermedades hemoparasitarias como la Anaplasmosis y la Babesiosis. El control establecido sobre estos hemoparásitos está asociado a la disminución de las poblaciones de garrapatas, así como al resto de medidas de bioseguridad que complementan el programa. Se ha reportado que antígenos de garrapatas interfieren en la transmisión de esos hemoparásitos, por lo que actualmente se estudian los mecanismos de esa interferencia” señaló la microbióloga.


Eulogio Pimentel Vázquez, director del prestigioso centro, explicó a CubaSí que el CIGB no solo garantiza la disponibilidad del medicamento para la demanda nacional y de cuatro países extranjeros, sino que también ofrece cursos de capacitación para el uso correcto de este producto biotecnológico a los ganaderos del país.


En cada provincia la empresa LABIOFAM comercializa el inmunógeno, aunque ante cualquier necesidad de información se puede consultar directamente a los CIGB del país. De igual forma extranjeros pueden remitirse a la Empresa Comercializadora de Productos Biotecnológicos y Farmacéuticos (Heber Biotec. S.A.).  

Visto 3749 veces

Comentarios  

 
#3 angela 10-06-2014 21:17
Buena noche señore mi interes en conocer la potencia y efectividad de su producto con mira a su distribución en Panamá. Espero sus comentarios Saludos.
 
 
#2 angela 10-06-2014 21:17
Buena noche señore mi interes en conocer la potencia y efectividad de su producto con mira a su distribución en Panamá. Espero sus comentarios Saludos.
 
 
#1 fernando 08-12-2013 15:48
je,encontré este artículo,lo encontré bueno,rafe,está dando pasos excelentes n su profesión
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar