miércoles, 19 junio 2019, 07:37
Martes, 26 Febrero 2013 17:35

Final de la LSB: Capitalinos: Tras dos derrotas, la apatía, ¿Factor X?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

La apatía ha sido el factor X en plano negativo para Capitalinos que casualmente comanda el Oso Williams. Ella se ha vestido de daga y le ha asestado dos estocadas mortales a los azules.


Factor X, crucial en deportes colectivos. Muchos pensarían que en aquel Mundial de Parma 1988 fue el cuadrangular de Lourdes Gourrriel, yo, y creo no ser el único, diría que el doble de Lázaro Vargas. Casi sin dudar atribuiríamos muchos a la yunta Andrés iniesta-Xavi Hernández la cadena exitosa del once español de fútbol que los ha llevado a adueñarse de dos Eurocopas y un Mundial.


Pero centrémonos en lo que nos atañe y una vez más ha despertado en mí la necesidad de escribir. Comenzaré por decirles que desde principios de la década de los 90 del pasado siglo he sido un fiel consumidor de las Ligas Superiores de Baloncesto: recuerdo aquellas cruentas batallas entre Capitalinos (las huestes de Miguel Calderón tenían una nómina de lujo con los hermanos Roberto Carlos y Ruperto Herrera, Richard Matienzo, Roberto “el flecha” amaro, Leopoldo, “el helicóptero” Vázquez, Edel, el zorro” Casanova, Sigfredo Casero, y Ernesto, “el Oso” Williams, por mencionar algunos) y el orientales de los hermanos caballero, Roberto Simón, Dubois y compañía.


Luego otra rivalidad se desató, con el equipo de Centrales, hasta caer en la pugna que desde hace poco más de un lustro mantienen con Ciego de Ávila (3-1 favorable a estos últimos en discusiones de cetro).


Volviendo a esta final, para mí ha sido la apatía el factor X en plano negativo para Capitalinos que casualmente comanda el Oso Williams. Ella se ha vestido de daga y le ha asestado dos estocadas mortales a los azules. ¿Cómo es posible que a la altura del último cuarto Eliécer Lima no tuviera puntos? Esa misma fiebre de inefectividad la padeció Lisván Valdés, alero estrella miembro de selecciones nacionales, apagado hasta el tercer cuarto, con apenas cinco cartones. Y no solo eso, salvo el pívot Arlen Alorda (13 puntos), bien poco pudo hacer esa profunda banca habanera, vital para mantener oxigenado el equipo, cambiar de sistemas y acentuár ofensiva o defensa en momentos cruciales.


Nada que el marcador 63-42 favorable a los “búfalos” avileños en el tercer choque dio la medida de que la apatía tocó fondo en el banquillo citadino. Sí, la banda de Joan Luis Haití, William Granda (promedia más de 20 puntos por partido), Yasser Rodríguez —trío que constituye la columna vertebral del quinteto—, y compañía los apabulló.


Apatía traducida en un desconcierto sobre la cancha que los condujo a encestar apenas poco más del 50% en tiradas libres, desconcierto que los llevó a exabruptos innecesarios, aderezados con faltas técnicas. Apatía que desafinó completamente la efectividad en los tiros de campo y más allá del perímetro.


Apatía incluso que intoxicó la sangre de los defensas organizadores, pues Yosmel Zequeira y Santiago Peñalver abusaron de las individualidades, en tanto el veterano Renier Panfet, no tuvo su tino acostumbrado para asistir y hurgar en los espacios de la defensa rival para habilitar siempre a un cmpañero desmarcado.


Así, como “embriagados” sobre el tabloncillo, perecieron ante la alianza establecida por la apatía, la férrea defensa de sus contrarios y el ensordecedor apoyo de su torcida casi como sexto hombre en cancha.


Repasemos entonces otras cuestiones objetivas que ha adolecido Capitalinos en sus dos derrotas: la circulación del balón, esa que por tener una banca profunda y un quinteto regular envidiable los hace tener variantes, sistemas, jugadas de pick and roll (cortina a los armadores o escolta y desmarque de los postes) no ha tenido ese toque de otras ocasiones, ante la precariedad de tiempo han forzado lanzamientos casi al término de los 24 segundos, el posicionamiento y la lucha de los rebotes bajo las tablas no ha sido como otras veces un arma sólida, y eso lastra la posibilidad de segundos intentos al canasto, a la vez que amplía las opciones del contrario en nuestra cesta.


A mi juicio esos problemas de circulación de la esférica, sumados a la carencia de protagonismo, salvo en el caso de Alexis “el chino” Lavastida, de otros jugadores claves han acuñado ese factor X del cual les comento. Apatía traducida en merma en los diferentes indicadores de juego, más allá de algún que otro desliz arbitral, más de uno en situaciones clave por cierto, y la desacertada rotación en ocasiones de la banca por parte de la dirección del quinteto citadino.
Por ahora naufragan 1-2 en una final determinante, encima de por la rivalidad exacerbada durante años, por el incentivo adicional de que el que emerja monarca, inclinará la balanza histórica de cetros favorables a su favor 7-6.

Visto 2603 veces

Comentarios  

 
#2 Ismael Gonzalez 27-02-2013 11:05
Amigo Harold eres totalmente injusto en el articulo q haz escrito sobre el colectivo de los capitalinos, y pienso q lo q haz manifestado no promueve nada saludable, ademas de tocar fibras q pueden lastimar a los atletas, no se puede hablar asi de hombres q derrochan sudor sobre la duela durante años por amor y orgullo a la camiseta q defienden, por q asi piensa cualquier jugador q practique o haya practicado baloncesto de forma organizada o no.
Estimo q se te fue la mano en lo q escribiste, y no quieres entrar a analizar los reales problemas q si estan dañando hace ya mucho tiempo este viril deporte de las cestas y las canastas y estas atizando una rivalidad q de por si ya existe antes de q tu comenzases a escribir como cronista deportivo, la rivalidad debe de ser, pero sana entre contrarios y rivales como ha existido siempre, nunca morbosa incitando a la lucha sin cuartel entre los contendientes, eso no es correcto de su parte.
El partido de ayer fue otra muestra de la APATIA q tu defiendes y que manifiestan los jugadores del equipo de la capital q hasta el mento de hoy lo han hecho muy diganamente dmostrando ser dignos herederos delas enseñanzas de todos sus entrenadores y profesores,lo q si es una lastima del colegio de arbitro cubanos de baloncesto es q si esta dejando q desear en mi critero propio,y si esta manifestandose por su mal trabajo en los encuentros realizados hasta el presente, por q no hay uniformidad en su trabajo, en ocasiones lo pitan todo y en otras se hacen los de la vista gorda, es no es correcto; el q haya jugado baloncesto alguna vez en su vida sabe q cuando eso sucede tanto los atletas como los tecnicos aunque tengan nervios de acero y multiples horas de accionar sobre la cancha se puede desestabilizar el mejor equipo del mundo.

Estimo q en aras de mejorar la calidad de nuestro baloncesto verdaderamente debemos de asimilar las criticas q hagan los aficionados y cualquier persona tanto atletas como entrenadores y quien quiera dar su criterio sincero y sano por el mejoramiento del pobre nivel de desempeño q tiene este deporte en los momentos actuales en mi pais.
 
 
#1 King_N0thing 27-02-2013 10:56
coincido con el escritor, pero mas que apatia veo falta de calidad, este es el capitalinos mas malo de los que yo he visto, para mi alarmante. no saben conducir un final de partido cerrado; no se llama inefectividad, es algo peor; con segundos en el reloj, corriendo y dribbleando como si acabara de empezar el partido, DOS VECES. ciego ha ganado por la defensa que ha mostrado y por lo malos que son los capitalinos. cero calidad, los partidos no llegan a 80 pts.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar