lunes, 18 junio 2018, 13:44
Lunes, 25 Febrero 2013 17:02

Tribulaciones de un «palestino» en La Habana

Escrito por  Yaritza Hernández Barrera / Cubasi
Valora este artículo
(30 votos)
La Habana, es La Habana La Habana, es La Habana

Procedentes de todas las provincias, miles de cubanos llegan a su capital dispuestos a quedarse.

 

El primer día en La Habana es difícil. Cuando se ponen los pies por primera vez en una ciudad tan grande es fácil aturdirse con la multitud que camina agitada en todas las direcciones, con el ruido de los almendrones y el bullicio que lo llena todo. Después de este primer golpe de actividad, el reto es averiguar cuál ómnibus coger, en qué parada quedarse.

 

Y no es que en el «campo», como los capitalinos llaman a la región Oriental, no haya ciudades. Al contrario de lo que piensan muchos habaneros, de esos que se pavonean asegurando su nacimiento en La Habana y que, por demás, nunca han salido de ella; en el «interior» no todo es montañas.

 

Allá también hay ciudades bien estructuradas, con calles pavimentadas, carros, casas de majestuosa arquitectura. Su belleza no tiene nada que envidiarle a la capital, aunque, eso sí, la vida es un poco más tranquila y sosegada.

 

Ahí está el recién llegado, ya montado en el P-12 con destino a Habana Vieja, aunque no sabe el lugar exacto. Nervioso, analiza el rostro de las personas a su alrededor, buscando alguien que pueda ayudarle.

 

«Este acaba de bajarse del tren», lee el pensamiento en los ojos de un hombre. «Con esa cantidad de cajas, se nota que es palestino», casi le dice un muchacho. «Otro que viene a meterse en casa de alguien, la ciudad no aguanta más guajiros», indica la mirada acusadora de una señora.

 

En efecto, todo es verdad. El muchacho acaba de llegar de Santiago de Cuba, aunque en guagua; sí, lleva tres cajitas con mangos, zapotes y un poco de café; en una mano aprieta un papelito estrujado con la dirección de la tía que lo va a ayudar mientras estudia en la universidad; quién sabe, después de cinco años posiblemente se quede y traiga a la familia, una verdadera invasión.

 

Con el tiempo el mapa de La Habana cobrará sentido para él, descifrará también la compleja red de paradas del transporte público, quedará encantado con el Malecón y se integrará al hormiguero que anida en 23.

 

Pero a este joven todavía le esperan las correcciones de sus compañeros «no es zapote, es mamey», «no es marrón es carmelita»; las bromas sobre su «cantado», «Profe, pregúntale a Raúl, que es de Oriente y sabe de eso» y todas las ocurrencias que puedan pasar por la cabeza de un universitario.

 

Más adelante esos bromistas serán sus amigos y le dirán «Oye, cuándo nos llevas a Santiago»; la señora de la guagua, que resultó ser su vecina, le cogerá cariño porque es un buen muchacho, aunque continuará su cruzada contra los orientales invasores.

 

Los inmigrantes no son solo estudiantes. Algunos llegan a la capital con la misión de reforzar el cuerpo policial o para cubrir la falta de maestros, se enamoran y deciden quedarse; otros vienen con una buena oferta de trabajo que incluye casa y traen a toda la familia.

 

También hay quien permuta, vende, compra; se alquila; «resuelve» una dirección en La Habana para buscar trabajo y «ver que aparece»; incluso hay macaos que se establecen en casa de un familiar.

 

En todos los casos enfrentan los mismos dilemas que Raúl: abrirse camino en otra ciudad, mientras extrañan su hogar y su familia; conseguir vivienda; acostumbrarse al nuevo ritmo de vida y a la forma de ser del habanero. Entonces, ¿por qué no se quedaron en su provincia?, se pueden preguntar muchos.

 

«La Habana es Cuba y lo demás es área verde», reza el dicho popular. Ciertamente, y como sucede en muchos países del mundo, el nivel de desarrollo alcanzado por la capital supera considerablemente el de las restantes provincias.

 

El diapasón de razones para inmigrar a La Habana va desde mejores posibilidades de éxito y progreso laboral, mayor nivel de vida, más disponibilidad de los productos básicos y diversidad de precios; hasta la importante actividad cultural, el número de cines y teatros y las variadas ofertas recreativas.

 

Veamos a quienes desde otras provincias llegan a La Habana como personas con mucho potencial y no como «guajiros» que llegan sin nada que ofrecer. Recordemos que se trata de la capital de todos los cubanos.

Visto 6648 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Marzo 2013 07:17

Comentarios  

 
#18 Eric 31-07-2013 11:03
Mira Dairo parece que naciste hace poco, te voy arecordar algo, la Habana como capital al fin siempre a estado llena de imigrantes o palestinos como quieras llamar y los pregones no son de los palestinos pregunta y te diran (pregonar es de cubano socio y eso es de cuando Cuba andaba en taparrabos y mas en la Habana que siempre a sido antes y despues ciudad comecial quienes te han ensuciado tu haban no han sido los palestinos, han sido ustedes mismos los que alli viven, que yo recuerde nunca conoci una Habana limpia tengo 51 año de edad y visito la capital desde que tenia 4 años de edad, soy Santiaguero de pura sepa y te invito para que veas a Santiago una cuidad limpia de verdad (Cuidad de los Palestinos y Pregoneros)y de tremenda historia que no la cambio ni por Paris
 
 
#17 dairon 05-07-2013 11:04
REALMENTE ES UNA PENA QUE NO HAYA TENIDO ACCESO A ESTE FORO EN LA FECHA EN LA QUE SE DEBATIÓ. PERO NO IMPORTA. MAS VALE TARDE QUE NUNCA. ES MUY CIERTO QUE LA HABANA ES LA CAPITAL DE TODOS LOS CUBANOS, ESO NO TIENE DISCUSION. PERO CREO QUE SE ESTÁ OBVIANDO UN DETALLE MUY IMPORTANTE QUE FUE LA PRINCIPAL CAUSA, POR LA CUAL LA MAYORIA DE LA POBLACION HABANERA LE TIENE CIERTA FOBIA O RECHAZO A LA PERSONA, CONOCIDO, AMIGO Y HASTA AL FAMILIAR QUE VIENE DEL CAMPO A LA HABANA PARA HACER UNA VISITA. YO SOY JOVEN PERO RECUERDO MUY BIEN TODO LO SUFRIDO EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL PERIODO ESPECIAL POR TODOS LOS CUBANOS Y EN ESPECIAL LA GRAN MIGRACION DE PERSONAS DEL CAMPO QUE LLEGARON A LA HABANA, YA FUESE POR CAPTACION PARA LA CONSTRUCCION O EL CUERPO POLICIAL, O POR DESICION PROPIA DE PROBAR SUERTE EN LA CAPITAL.EN AQUEL ENTONCES NO CREO QUE EL COMPORTAMIENTO DE LOS HABANEROS FUESE PARA NADA PARECIDO AL QUE HOY ES PRACTICAMENTE UN PREJUICIO.MUCHA S FUERON LAS HISTORIAS DE FAMILIAS QUE ACOGIERON A UN FAMILIAR DEL CAMPO, A UN AMIGO Y HASTA VECINOS,PARA AYUDARLOS EN DETERMINADO PROBLEMA DE SALUD, QUE ERA NECESARIO SER VISTO POR ESPECIALISTAS MEDICOS EN LA HABANA,O LES BRINDARON DE MANERA SOLIDARIA UNA AYUDA PARA QUE SE ABRIERAN PASO EN LA HABANA PROVANDO SUERTE. HECHO ESTE QUE DIÓ AL TRASTE QUE CON EL PASO DEL TIEMPO Y LA INEXISTENCIA DE UNA INFRAESTRUCTURA PARA QUE ESTAS PERSONAS LOGRARAN UNA INDEPENDENCIA DESDE EL PUNTO DE VISTA HABITACIONAL EN LA HABANA, PUES LLEGARON A DISCUTIRLE LA CASA A ESTAS PERSONAS QUE ACTUARON DE BUENA FE, PARA AYUDAR A QUE OTROS HECHARAN PAÁ LANTE. NO FUERON HECHOS AISLADOS NO. FUERON MUCHOS HECHOS REALES Y REPETITIVOS. SI NO, COMO CADA UNO DE LOS QUE COMENTÓ EN ESTE FORO ME PUEDE JUSTIFICAR LA CANTIDAD ENORME DE PERSONAS DEL CAMPO QUE HOY VIVEN EN LA HABANA. POR OBRA Y GRACIAS DEL SEÑOR NO FUE, EN AQUEL ENTONCES NO SE PODIA COMPRAR NADA,Y EL ALQUILER ERA MUY DEFICIENTE COMO NEGOCIO.EN FIN, LA HABANA COLAPSÓ DE TANTA GENTE, CUALQUIER VIDEO DE LOS AÑOS 80 TE MUESTRA UNA HABANA LIMPIA TODAVIA MUY BIEN CUIDADA. NO QUIERO ENJUICIAR A NADIE PERO CREO QUE LOS PRINCIPALES RESPONSABLES POR EL COMPORTAMIENTO DE LOS HABANEROS HACIA LAS PERSONAS DE PROVICIA Y ME REFIERO A LOS DEL CENTRO DEL PAIS HASTA ORIENTE.SON USTEDES (LAS PERSONAS DEL CAMPO) HOY EXISTE UNA HABANA SUCIA, LLENA DE PERSONAS QUE REEVENDEN COSAS, MAL PREGONAN CON GRITOS, CON EVIDENTES ACENTOS DE DELATAN SU ORIGEN Y PUEDO APOSTAR QUE LA MAYORIA NO SON HABANEROS,EXIST EN UN SIN NUMEROS DE MALAS COSTUMBRES, RASGOS CAMPESINOS TRAIDOS A UNA CIUDAD, QUE NO COMPAGINA CON ELLA. SOY HABANERO Y ME DUELE MUCHO EN LO QUE HAN CONVERTIDO MI CIUDAD DE LA HABANA, MIS OTROS COMPATRIOTAS RESIDENTES EN OTRAS PROVINCIAS,EN SU AFAN DE RESIDIR LA CAPITAL.
 
 
#16 yasiel 31-05-2013 21:59
muy interesante el articulo ,,,pienso que la cpaital no es solo de los habaneros ,,,es de todos los cubanos ,,,,como toda capital al fin tiene mejores condiciones de vida que el resto del pais ,,,,, es hermosa nuestra capital pero cuba es mas que eso,,,hay otras ciudades muy hermosas ..yo sigo en mi pequeña ciudad museo del caribe ,,trinidad y su valle de los ingenios
 
 
#15 Yailen 23-05-2013 14:26
me encanta la Capital y me gustaria salirme de santiago para vivir alla .Para que hayan mas palestinos en la Habana
 
 
#14 Aquiles 16-04-2013 10:15
Yo. Cuando se dice que los Habaneros son del carajo y mucho mas, seria bueno ver el ultimo Censo de Población para ver cuantos viven aquí de todas las Provincias, talvez los maltratos o las burlas vienen de un Pinareño, o Matancero o Spirituano o quien sabe talvez de las mismas provincias Orientales, yo calculo que el 80 % de los que viven en la Habana no son de aquí o tienen raíces cercanas de otras Provincias, al que le diga algo pregúntele de donde procede el o su familia.
 
 
#13 Darío 25-03-2013 17:27
Soy Holguinero y no he envidiado jamás vivir en La Habana, he disfrutado de muchísimas estancias en ella, pero es sólo de paso. Tengo en ella a muchos amigos, habaneros e inmigrantes de otras partes. En resumen que les aproveche yo sigo en mi terruño, es por lo menos más limpio y más tranquilo a pesar de haber degenerado luego del período especial.
 
 
#12 Juan Carlos 03-03-2013 10:06
SOLO QUIERO FELICITAR A YARITZA.....
 
 
#11 David 02-03-2013 15:43
Muy bueno el artículo, ojalá todos los periodistas hicieran cosas así.Soy oriental y estudio medicina, me gusta La Habana sólo para visitarla, a los habaneros que no se preocupen que como mismo entran palestinos, así mismo se van ellos, por lo menos los palestinos se quedan.
 
 
#10 p@ncho 01-03-2013 15:04
asi mismo es yander conincido contigo, es todo una gran mentira, si vas a la habana al otro dia te mandan para tu provincia con una multa y todo, y eso que la habana es la capital de todos los cubanos, sin embargo cualquiera viene de otro pais y se pasea por cuba entera y no pasa nada, entonces es la capital de los cubanos o de los habaneros y los extranjeros, de verdad que eso no hay quien lo entienda, muchas personas mueren de viejos en cuba y nunca han podido ir a la habana por la cantidad de permisos que hay que sacar como si la habana fuera martes o no se que.
lo otro es verdad, si logras ir tienes que aguantar maltratos y todo lo que le de la gana a los policias. eso es a parte del maltrato que te la mayoria de los que viven en la habana que se creen los dueños del mundo, y por eso es que caen tan mal en cuba entera.
 
 
#9 Yander 01-03-2013 14:23
Me parece muy bien el enfoque de este artículo, la capital es de todos. Sería bueno otros pronunciamiento s así, sobre todo de las autoridades gubernamentales . Las actitudes discriminatoria s parecen estar autorizadas por las autoridades. A los policias hay que darles un millón de explicaciones del porqué se está allí, si es por trabajo, estudios, visitando la familia, vacaciones o porque le da la gana, hay que enseñarles hasta el pasaje de regreso. No existe ninguna ley en este país que prohíba la estancia de sus ciudadanos en cualquier parte del territorio nacional, es discriminatorio y violatorio de los derechos humanos de los que nuestro país se vanaglorea molestar o maltratar a cualquier persona por estar en cualquier ciudad. Hasta cuando hay que soportar estos desmanes, solo son palabrerías los de los derechos de los cubanos, una mentira muy bien inventada y utilizada a criterio muchas veces de semianalfavetos que protejen para si un modo de mida que evidentemente supera en desarrollo al del resto del país.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar