miércoles, 20 junio 2018, 05:44
Lunes, 11 Febrero 2013 22:28

Hay que saber pedir

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros/ especial para Cubasí
Valora este artículo
(18 votos)

Una atractiva tarde brindaron los ocho mentores sobrevivientes de la primera fase de la Serie Nacional de Béisbol a la hora de escoger a sus cinco refuerzos, en vivo frente a toda Cuba.



Una atractiva tarde brindaron los ocho mentores sobrevivientes de la primera fase de la Serie Nacional de Béisbol a la hora de escoger a sus cinco refuerzos, en vivo frente a toda Cuba.

 

Aquí pudo haberse decidido buena parte de lo que será la etapa decisiva, pues no todos los mentores mostraron las mismas habilidades a la hora de fortalecer sus carencias.

 

Evidentemente el menos favorecido en estas funciones fue el manager de la Isla de la Juventud, y no porque escogiera tarde, sino porque se vio demasiado nervioso e indeciso, y al final me parece que no seleccionó bien.


¿Cómo explicar que pida dos defensores del primer cojín teniendo allí a un preseleccionado para el Clásico?


Ninguno de los tres está habituado a jugar en otra posición, así que uno de ellos tendrá que permanecer en la banca, y para eso no se pide un refuerzo.

 

Armando Jhonson pudo inclinarse mejor por un jardinero, y allí estaban, y están todavía, los tuneros Yordanis Scull y Yuniesky Larduet o el granmense Lázaro Cedeño, por ejemplo.

 

Los demás creo que lo hicieron bastante bien en cuanto a los jugadores de posición, y me extrañó solamente que Matanzas no pidiera a un cuarto bate natural.

 

En cuanto a los lanzadores sí me llevé más sorpresas, porque pensé que el renombre de Ubisney Bermúdez, Alberto Soto, Ciro Silvino Licea, Elier Sánchez, Lander Moreira y Dalier Hinojosa pesaría más que la actualidad o el futuro de los ahora industrialistas Yudier Rodríguez y Ariel Miranda o los “pinareños” Leinier Rodríguez y Alaín Tamayo, por ejemplo. Pero bueno, cada director tiene su librito, y sabrán por qué piden a uno y no a otro. En este sentido, me encantó que Yadiel Pedroso fuera para Sancti Spíritus, porque es la novena que menos lo va apurar.

 

Como dije antes, no me llamó la atención que no pidieran al camagüeyano Vicyohandry Odelín, nominado inicialmente para el III Clásico Mundial pero de bastante poco rendimiento en la fase inicial, y para muchos, carente ya de ese extra que lo hizo brillar hace más de un quinquenio. Ni Víctor Mesa, que lo puso en esa lista, ahora le tiró el salvavidas.

 

Haciendo un balance, creo que Sancti Spíritus ha sido el mejor fortalecido, y me extrañaría sobremanera no verlo en el cuarteto finalista, pero también me gustó mucho como quedaron Cienfuegos y Villa Clara. Ojalá todos logren adaptarse bien a sus nuevas familias, pues algunos las tendrán bien lejos.

Visto 1864 veces

Comentarios  

 
#1 Julio 12-02-2013 14:19
Estimado periodista y aficionados, Luis Felipe Rivera, de IJ, jugó mucho tiempo en los jardines.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar