lunes, 18 junio 2018, 13:03
Viernes, 30 Noviembre 2012 07:30

Armando Johnson: ¿un mánager veterano?

Escrito por  Joel García, especial de Cubasi
Valora este artículo
(1 Voto)

El equipo de Isla de la Juventud hace 16 años conoce un solo director, Armando Johnson, quien es hoy el más veterano en esas funciones de todos los mánagers que dirigirán en la 52 Serie Nacional de béisbol.

 

El equipo de Isla de la Juventud hace 16 años conoce un solo director, Armando Johnson, quien es hoy el más veterano en esas funciones de todos los mánagers que dirigirán en la 52 Serie Nacional de béisbol, algo que nunca pensó cuando en 1997 le propusieron pasar a este puesto, luego de seis temporadas como entrenador.

 

En el comienzo de una campaña más corta que las anteriores, el timonel pinero accedió a conversar sobre su trayectoria y lo que pudiera pasar con su escuadra, al tiempo que recordó interioridades vividas en más de tres lustros como director.

 

¿Qué lo motivó ser director de un equipo?

Si te dijera que nada me motivó no engaño a nadie. En el año que me retiro, 1991, vinieron para la Isla (se refiere así para hablar de Isla de la Juventud) dos entrenadores pinareños Charles Díaz y José Manuel Cortina. Ellos me pidieron ser entrenador para esa misma campaña y acepté. Estuve como coach desde entonces y en 1997 pasé a director. Me gustaba mucho hacer eso, estar en el terreno. En 1995 dirigí por vez primera un equipo en el torneo provincial de primera categoría. Se llamaba Pescadores y clasificamos a la final.

 

¿Tenía alguna inspiración a paradigma?

Tuve la suerte de trabajar un año con José Miguel Pineda en Agropecuarios. Luego lo hice con Jorge Fuentes en Occidentales y ese año quedamos campeones. Les preguntaba muchas cosas y nunca olvido algo que me dijo Fuentes: dirigir en pelota es un arte, es como abrir y cerrar una llave coordinadamente, sin pasarte.

 

¿Cómo llegó la decisión para asumir la dirección finalmente?

Cuando me llamaron para que estuviera al frente del equipo expuse que quería seguir como entrenador, me gustaba esa labor. Al final lo asumí como una tarea y logré unir un colectivo de dirección y entrenadores muy bueno, a los cuales se sumaron peloteros que se retiraron como Alexander Ramos. Solo inculco trabajo y unidad.

 

Un bronce histórico para el pueblo pinero

Dos años después de haber aceptado, en 1999, obtuvimos el tercer lugar nacional. Cuando clasificamos fue una cosa increíble, pero siempre queríamos más y más. Quizás pagamos la novatada en semifinal contra Industriales, pero ha sido lo más grande en mi carrera, independientemente de los resultados posteriores con selecciones Cuba.

 

¿Qué es imprescindible para ser director en nuestros campeonatos?

Desde mi experiencia, para dirigir en nuestras Series Nacionales se necesita escoger un grupo de entrenadores que sean fieles. Hay que ser ejemplo siempre. Los muchachos a veces me dicen: profe, yo me visto como usted. Tampoco se puede descuidar el trabajo en el terreno y hay que saber cómo se estructura un entrenamiento.

¿Algún significado especial el estadio Cristóbal Labra?

El terreno del Cristóbal Labra era muy chiquito y tuvimos que ir adaptando el equipo a esas características. Llegamos a conocer cómo soplaba el aire, qué sucedía cuando entraba un frente frío. Nosotros preferíamos jugar allí y la gente nos tenía temor. A muchos lanzadores estelares no le gustaba pitchear en ese estadio.

 

¿Cómo valora su trabajo al frente del equipo Cuba?

Estuve seis años dirigiendo una selección nacional. Primero con la categoría15-16 y después estuve con los juveniles. Siempre regresé con medallas: dos oros, e igual cantidad de platas y bronces, pero me hubiera gustado mucho más. Hay que decir que la calidad de los peloteros a esta edad ha ido descendiendo con el tiempo y traen muchos problemas técnicos y tácticos.

 

¿Lo llamaron para dirigir en otra provincia?

Tuve la suerte de dirigir una Súper Liga con parte de Industriales, y algunos otros peloteros, como Vicyohandri Odelín y Roger Machado. Ese año empezamos mal, pero cuando levantamos, Javier Méndez me confesó: “profe, esta nube está buscando altura, ¿adónde llegaremos?”. Y ganamos el campeonato. No lo puedo negar, hay provincias que me han llamado para dirigir, pero jamás traicionaría a la Isla, eso sí me queda claro.

 

¿Cómo es la familia de Armando Johnson?

Tengo una excelente familia. Al llegar a la casa, mi señora siempre pone una música que ella sabe me libera del estrés. Luego conversa conmigo y aunque un juego no se quita de la cabeza tan rápido, siempre me han comprendido y apoyan.

 

¿No considera 16 años mucho tiempo para un director?

No pensé que fuera a durar tantos años porque era un poco agresivo de carácter y eso fue una de las cosas que pulí, ayudado por mucha gente, entre ellas Michel Enríquez. Me daban un año y sin embargo, he sobrevivido 16. Siempre dije que nunca me iba a rendir. Cuando termine lo haré sin ponerme bravo.

 

¿Le gusta la nueva estructura de la 52 Serie Nacional?

Tengo mis reservas. A la Isla nos favorece en parte porque si salimos bien…., pero como tendencia el equipo empieza a levantar después del primer mes. Eso se debe a los pocos topes, aunque este año estuvimos en la Copa Pinar del Río y en la Copa Antillana.

 

¿Se atreve a nombrar un equipo ideal de la Isla de la Juventud?

En primera Luis Felipe Rivera; en segunda Alexander Ramos, a Juan Carlos Moreno como torpedero y Michel Enríquez en tercera. Los jardines Orlis Díaz. Dioel Reyes y Pablo Pérez. Como receptor a Vladimir García y para lanzar Carlos Yanes y Gervasio Miguel.

Visto 2208 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar