sábado, 18 agosto 2018, 02:07
Martes, 27 Noviembre 2012 07:12

Gaza: un ejemplo de genocidio

Escrito por  Yuniet Escobar Ortega, especial de Cubasi
Valora este artículo
(3 votos)

Imágenes desgarradoras de niños muertos, hogares destruidos y más de un centenar de fallecidos y otros cientos de heridos fue el saldo de la nueva incursión de Israel en la Franja de Gaza.

 

Imágenes desgarradoras de niños muertos, hogares destruidos y más de un centenar de fallecidos y otros cientos de heridos fue el saldo de la nueva incursión de Israel en la Franja de Gaza, un territorio de apenas 45 kilómetros de longitud donde su población vive hacinada y bajo un duro bloqueo por parte de Tel Aviv los 365 días del año.

 

En los duros enfrentamientos entre Hamás (grupo de resistencia palestino) y el ejército israelí se calcula que murieron alrededor de 177 palestinos, un millar resultaron heridos y unos 1800 objetivos en Gaza fueron derribados. Mientras que solo 6 israelíes murieron.

 

Las cifras hablan del alarmante genocidio que a lo largo de más de 60 años ha cometido Israel contra el pueblo palestino y todo ante los ojos de la comunidad internacional y con el beneplácito de su aliado más importante, Estados Unidos.

 

Se afirma que aproximadamente 26 niños fueron asesinados, mientras más de 400 resultaron heridos. Los expertos de organismos internacionales, como la ONU, están alertando sobre el efecto devastador y duradero que produce la guerra en los más pequeños tanto de un lado como del otro de la frontera.

 

La Comisión para los Derechos de la Infancia de la ONU denunció que el impacto del conflicto en la Franja de Gaza va desde el número de muertos y heridos hasta un profundo trauma y otros efectos psicológicos. “Esas viviencias los afectarán durante años, incluso como adultos”, precisó la Comisión.

 

El organismo destaca que a pesar de que muchos consiguieron salir ilesos de los bombardeos, otros han perdido a sus padres y seres queridos, por lo que quedan profundamente traumatizados.

 

El comité aseguró que estos ataques constituyen violaciones flagrantes de las convenciones de la infancia y del derecho humanitario internacional.


Pilar defensivo: estrategia y objetivo

 

Pilar defensivo (o Columna de Nube) fue el nombre que Israel puso a la nueva escalada contra la Franja de Gaza, que tras ocho días de duro enfrentamiento terminó bajo una tregua de alto al fuego que se logró con la intervención del gobierno egipcio como mediador y el supuesto pedido de Washington a Tel Aviv. Un alto al fuego que muchos expertos consideran que puede romperse en cualquier momento, de hecho el viernes se denunció la muerte de un campesino palestino, donde además 10 resultaron heridos en un punto cercano a la frontera.

A pesar de que la comunidad internacional ha celebrado lo alcanzado en el Cairo, analistas políticos aseguran que el pacto aunque bueno, en especial por el cese de muertes civiles, en concreto resulta muy frágil y no significa absolutamente nada mientras continúa el bloqueo a Gaza y cualquier pretexto puede encender nuevamente una llama que nunca se apaga.

 

Ahora bien, ¿qué objetivos perseguía Israel con esta nueva incursión? Según divulgaron los medios, los enfrentamientos comenzaron tres semanas atrás, y se agudizaron el 14 de noviembre con la muerte de un líder de Hamás. Hasta ahí todos coinciden, pero realmente qué puede haber detrás de todo eso.

 

Los expertos en temas de medio oriente resumen en varios puntos la estrategia israelí. Primero, Israel se acerca a un nuevo proceso eleccionario. En los últimos años cuando esto sucede, usualmente se produce una escalada violenta contra Gaza, que además de buscar el apoyo electoral de los partidos más reaccionarios sirve para la prueba de armas químicas y armamento moderno.

 

Para el periodista independiente Gwynne Dyer la jugada está clara. En su artículo Gaza: Another Pre-Election War? (Gaza: ¿otra guerra preelectoral?) desde 1980 cada vez que Israel ha realizado un llamado a elecciones lleva a cabo ataques a países árabes o al pueblo palestino.

 

Dyer cita como ejemplo el ataque en 1981 al reactor Osirak en Iraq. Esta intervención sionista fue duramente criticada por la comunidad internacional y reprendida por el Consejo General y la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 

Los argumentos dados por Tel Aviv fue que procedía en defensa propia. Sin embargo, existió un componente político en el ataque, que “casualmente” se realizó tres semanas antes de las elecciones legislativas para la formación del nuevo parlamento (Knéset).

 

Entre diciembre de 2008 y enero de 2009, Ehud Olmert lanzó una campaña de terror contra Gaza que concluyó con la muerte de 1400 palestinos y solo 13 israelíes. Las elecciones se realizaron un mes después y concluyó con la victoria de Benjamín Netanyahu como Primer Ministro, entre otros factores por el manejo que realizó del conflicto.

 

Netanyahu aún se mantiene en el cargo y las próximas elecciones son en enero ¿Qué mejor forma de asegurarse en su puesto que el enfrentamiento en Gaza?, se pregunta el reportero, quien asegura, “con la muerte de más de 160 palestinos y 6 israelíes su reelección está asegurada”.

 

Unido a esto, está el hecho de que el próximo día 29 de noviembre la ONU, coincidiendo con las celebraciones del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, votará en la Asamblea General por la incorporación de Palestina como Estado observador. Se conoce que la nueva iniciativa cuenta con el respaldo de una gran mayoría de países que ven con agrado la incorporación de esta nación árabe.

 

Aunque este estatus no le permitirá el derecho al voto en la ONU, sí constituye un primer paso importante para el reconocimiento de Palestina como Estado dentro del organismo internacional, y podrá denunciar en los órganos de las Naciones Unidas los crímenes de guerra de las tropas israelíes. La nación árabe pasará de ser territorio en disputa a la condición de país ocupado por una potencia extranjera.

 

Por supuesto, tanto Estados Unidos como Israel se oponen a la aprobación de esta iniciativa y están ejerciendo una fuerte presión para que no proceda. Incluso, recientemente el presidente Barack Obama dijo en una conversación con Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, que los Estados Unidos no veían con buenos ojos la incorporación de Palestina como Estado observador.

 

En septiembre de 2011, Abbas había presentado una demanda para que la ONU reconociese a Palestina como Estado miembro de pleno derecho, pero la misma quedó vetada en el Consejo de Seguridad por Estados Unidos. Este año se hizo la solicitud a la Asamblea General que no necesita del beneplácito del Consejo de Seguridad para aprobar la nueva demanda.

 

En caso de ser aprobada, sería la segunda victoria que alcanzaría el pueblo palestino que el año pasado logró entrar como miembro a la UNESCO con 107 votos a favor y 14 en contra. Nada de esto agrada a Israel.

 

Entre otras hipótesis manejadas por los expertos sobre la estrategia militar sionista está el afán expansionista del Estado hebreo, así como el claro mensaje que quieren transmitir por un lado a Irán con quien mantienen un diferendo. Expertos en sanidad aseguran que Israel utilizó armas químicas prohibidas, además de probar nuevos armamentos. Esto, aseguran, es un claro mensaje a Teherán de que ellos no van a permitir que la nación persa continúe con su desarrollo de la energía nuclear y se consolide como una potencia militar en el área.

 

Por otra parte, Netanyahu le hizo un guiño a Obama. Se afirma que en los últimos meses ha existido cierto distanciamiento entre ambos. Incluso, se asegura que para el Primer ministro de Israel, Mitt Romney era el favorito para el próximo Presidente de los Estados Unidos. Lo cierto es que Israel vuelve a decirle a Obama que no olvide que ellos son sus aliados militares en la región. Curiosamente la incursión de 2008 contra Gaza se produjo justo después de las elecciones norteamericanas y donde Obama fue elegido a la Casa Blanca con un significativo respaldo popular.

 

En este contexto, el gobierno israelí también pone en evidencia su fortaleza militar a nivel regional, una señal para los gobiernos árabes del área que han estrechado sus relaciones en materia de defensa y seguridad con Occidente -EE.UU., Francia y Reino Unido-, en medio del complejo escenario de manifestaciones y cambios sociopolíticos que atraviesa esta parte del mundo.

 

Lo interesante es que todo ocurre tras nuevas revelaciones que apuntan a que Yasser Arafat fue asesinado por el gobierno israelí. Después de varios años exigiendo una investigación sobre la muerte del líder palestino, su viuda logró que el caso se reabriera y según fuentes periodísticas el misterio pudiera ser revelado en poco. Este lunes se exhumarán los restos para tomar muestras de sus tejidos.

 

Arafat murió el 11 de noviembre de 2004 en un hospital de París, después de una misteriosa y repentina enfermedad que lo mató apenas días después de permanecer asediado durante meses en Mukata, la sede del Gobierno palestino, por tropas israelíes.

 

Se sabe que el ejército hebreo ha empleado municiones cargadas con uranio empobrecido en sus ataques contra zonas del sur libanés y no se descarta que lo hayan hecho también contra la sede palestina.

 

En aquel momento los médicos franceses rehusaron emitir un diagnóstico sobre las causas de su muerte y estudios posteriores de las pertenencias de Arafat mostraron niveles anormales de Polonio 210, una sustancia radiactiva letal de efecto lento, pero seguro. Esperemos entonces para ver qué sucede, desgraciadamente esta historia no ha concluido.

 

 

Visto 2086 veces

Tal como Israel vota a favor de EE.UU. en cada masivo rechazo a la criminal política de bloqueo contra Cuba, así Washington lo protege en sus acciones de odio al mundo árabe y especialmente al pueblo palestino.

La conducta cotidiana de los ocupantes israelíes contra los palestinos es tan bárbara y la resistencia de estos tan digna, heroica, irreductible, que se me hace difícil narrar nuevos hechos pues la impresión que percibo es la de estar viendo una misma película que se repitiera indefinidamente.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar