lunes, 21 enero 2019, 13:04
Martes, 13 Noviembre 2012 19:12

Bronce de Yarelis Barrios, tardío pero… ¡Glorioso!

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)

“Esta noticia es espectacular, es la expresión de un ciclo completo de trabajo. Siempre pensamos que la que tirara por encima de 67 metros en Londres debía ganar...

 

El sábado cuatro de agosto de seguro no fue un día muy feliz para la discóbola Yarelis Barrios. Justamente ese día cuatro años de trabajo atravesaron por un momento gris. Ella, su entrenador Raúl Calderón, muchos especialistas, entre los que me incluyo, y millones de cubanos tenían enormes expectativas creadas sobre su posibilidad de acceder a una segunda presea olímpica, luego de su subtítulo en Beijing 2008 y la estabilidad sostenida en el cuatrienio.

 

Cómo no depositar toda la confianza en la pinareña de 29 años si sobre sus hombros descansa una extensa y envidiable hoja de servicios, aun cuando no ostenta registros de relieve supremo: Oro en la Universiada de Bangkok y Panamericanos de Río de Janeiro 2007, platas universales en Osaka 2007y Berlín 2009; bronces en Copa Split 2010, Daegu 2011 y oro en Guadalajara 2011, además de conquistar los Diamantes en las dos primeras versiones de la Liga, 2010 y 2011.

 

Quiso la vida y el destino marcarla con el número cuatro pues precisamente esa posición le deparó la final del disco en Londres, con disparo de 66.38 metros, al acecho de la croata Sandra Perkovic (69.11), la rusa Darya Pishchalknikova (67.56) y la china Yanfeng Li (67.22).

 

Nunca he sido supersticioso, pero a veces las cábalas existen y precisamente el pasado sábado se hizo pública, al menos en  medios de prensa nacionales, la descalificación de la plateada Pishchalnikova, quien se encuentra envuelta en un escándalo de dopaje y por el hecho de ser reincidente encara la suspensión de por vida y la eliminación de todos sus resultados.

 

Ahora debe confirmarse el consumo de Oral-Turinabol por parte de la rusa, mediante una investigación de no más de una semana y media por la connotación del hecho, según la Federación de su país, y determinarse la fecha a partir de la cual se aplicará la suspensión, pues la prueba fue efectuada poco después de la cita londinense, según publicó el diario Sport Express.

 

DESPUÉS DEL PUNTO DE GIRO… ANÁLISIS

 

Ante semejante buena nueva, el bronce para Yarelis poco más de tres meses después de ese cuatro de agosto, corrí hacia el Estadio Panamericano y por fortuna compartí una sesión de entrenamiento con el propio entrenador Calderón, quien dibujó una sonrisa triunfal desde nuestro saludo:

 

“Esta noticia es espectacular, tanto Yarelis como yo estamos muy contentos, es la expresión de un ciclo completo de trabajo. Siempre pensamos que la que tirara por encima de 67 metros en Londres debía ganar, fue una competencia muy fuerte, aunque te confieso que técnicamente las discóbolas de la elite en la década de los 90 del pasado siglo eran mejores.

 

“Yarelis lo merecía, después del 68.03 de acá en La Habana, el 66.38 de la final fue su segundo mejor envío hasta ese instante, (luego hizo 66.59 en Alemania). Siempre nos preocupamos por la croata Perkovic y la china Li, otra atleta que al igual que Yarelis es en extremo competitiva, pero la rusa, a pesar de exhibir la mejor marca de la temporada con 70.69 metros, no la dábamos como la de mayores opciones por el hecho de no ser estable en sus envíos sobre 65-66 metros. Y ya tú vez, la vida nos dio la razón”, argumentó Calderón.

 

Para Yarelis y su mentor la este 2012 no fue un año de total fortuna:

 

déficit competitivo, —estuvieron casi un mes y medio sin competir en Europa, solo entrenando—, algo que pudo haber sido fatídico para una atleta de sus características, que se ajusta en cada confrontación, atentó en la obtención de la forma óptima. Tanto es así que el 2010 fue su mejor año en materia de resultados, concurrió 19 veces al ruedo y solo estuvo en par de oportunidades por debajo de 64 metros.

 

Actualmente ya retomó los entrenamientos, sólida como el ébano en el aspecto físico y a la cabeza de las cuatro preseleccionadas. ¿En el horizonte? Llegar en buena forma al Campeonato Mundial de Moscú y batallar por un título universal esquivo, con todo y las tres preseas que ostenta. La secundan Denia Caballero (22 años), Yanisley Collado (27) y Yaimée Pérez (21).


Sobre las dos primeras ahondó Calderón:

 

“Yarelis es una atleta inmersa en plena maestría deportiva, posee un excelente compendio entre técnica y fuerza. Solo le resta elevar un poco el ángulo de salida del disco, sobre lo cual profundizaremos en este período. Denia, por su juventud, depende más de la velocidad y explosividad del giro, necesita elevar el peso corporal y el volumen muscular, lo que se traducirá de manera inobjetable en un aumento de la fuerza. Entró al equipo nacional en el 2009 con 57 metros y este año realizó 65.66, lo que da la medida de su progresión. Ahora es tiempo de estabilizar resultados”, sentenció Calderón.

 

Tiempo de estabilizar resultados, un primer año de ciclo para perfeccionar ejecuciones y probarse al máximo nivel en tierras moscovitas. Por ahora festejar junto a Yarelis Barrios su bronce tardío, pero no por eso menos glorioso.

Visto 2100 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar