martes, 20 noviembre 2018, 13:00
Viernes, 09 Noviembre 2012 06:50

El bloqueo yanqui, su impacto en el transporte urbano

Escrito por  Eduardo Luis Martín , AIN
Valora este artículo
(0 votos)

El cerco económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, arroja cada día consecuencias negativas para los servicios de ómnibus urbanos. 

  El cerco económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, que se extiende por más de medio siglo, arroja cada día consecuencias negativas para los servicios de ómnibus urbanos en ciudades y pueblos a lo largo y ancho de la Isla.


   Ejemplo palpable es el de la ciudad de Santa Clara, con de más de 200 mil habitantes, la cual por estar ubicada en el centro del país y contar con varias instituciones educacionales y de otras esferas de la vida, acoge a viajeros de varias provincias.


   Diariamente en esta ciudad, capital de la provincia de Villa Clara, se mueven miles de personas necesitadas de trasladarse a grandes y medianas distancias que requieren de fluida transportación, de la cual carecen. 


   Adalberto Hernández, director de la Empresa de Ómnibus Urbanos de ese territorio, informó a la AIN que como consecuencia de ese empeño de Washington por asfixiar a Cuba, en la provincia no cuentan con el parque necesario para dar respuesta a las necesidades de la población.


   Dijo que el transporte urbano de la ciudad ha disminuido considerablemente al extremo que, de 121 carros, actualmente poseen 32. De estos, solo trabajan19 en casi similar número de rutas (16), es decir, prácticamente realizan viajes con un solo equipo,  cuando funcionan.
   

En la medida de lo posible se tratan de priorizar las rutas de mayor afluencia de público, como son las de la Universidad Central de Las Villas y la que presta servicios a la zona hospitalaria.


   Para atenuar tan difícil situación -agregó- existen convenios con algunas empresas, las cuales poseen ómnibus pequeños tipo Girón, conocidos como ruteros, que realizan viajes en horarios de máxima demanda y alivian en parte el cúmulo de personas aglomeradas en las paradas.


   Hernández comenta que en el caso del transporte, los Estados Unidos aplican el férreo asedio al país para evitar la entrada de equipos, piezas, y materias primas para la fabricación de algunos componentes que podrían producirse en plantas y talleres del territorio.


   El encarecimiento de los ómnibus y sus partes en el mercado internacional hacen que el bloqueo ocasione nefastas consecuencias para Cuba, pues además de haber subido los precios en todo el mundo, la adquisición de los vehículos y sus componentes se encarece más a la Isla por el pago de fletes y la búsqueda en terceros países en ocasiones muy distantes de la Isla.


   Los neumáticos, ejemplifica el directivo, que hace algún tiempo se adquirían al costo de alrededor de 100 dólares, hoy cuestan 500 cada uno.
   Agregó el director de la entidad que se dieron a la tarea de localizar algunos equipos de uso en otras provincias y los trasladaron a los talleres de Santa Clara para  reconstruirlos y ponerlos a funcionar.


   \"Ya presta servicio un ómnibus articulado que trabaja en la ruta de la zona hospitalaria, y se acomete la reconstrucción de otro que requiere de gran esfuerzo y se pondrá a trabajar más adelante\", aseguró.


   Juan Luis Medina, mecánico destacado con más de 40 años de servicio en los talleres de ómnibus, manifiesta que reciben los equipos de uso en muy malas condiciones y gracias a la creatividad de los innovadores, se reparan y ponen a funcionar.


   Señala que con ingenio e iniciativas lograron armar una máquina para fabricar todo tipo de zapatillas y accesorios de goma que requieren los ómnibus.


   Entre los innovadores figuran Ricardo Medina Rodríguez, quien este año ha recuperado siete motores; Melquíades Martínez, mecánico encargado de reparar las bombas de inyección y sobresaliente también en el arreglo de los sistemas de aire de los carro, y Felipe Villalón, diestro tornero a cargo de los agregados mayores.

Visto 1841 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar