domingo, 26 mayo 2019, 03:32
Lunes, 15 Octubre 2012 10:14

Municiones de EE.UU. y Reino Unido causan defectos congénitos en Irak

Escrito por  Telesur/RT
Valora este artículo
(0 votos)

Un estudio evidenció que existe una conexión entre la actividad militar en el país y el aumento del número de defectos de nacimiento y abortos espontáneos.


Un estudio publicado por la agencia Russia Today (RT) reveló que las municiones utilizadas por las tropas militares de Estados Unidos y el Reino Unido en Irak estarían relacionadas con defectos cardíacos, disfunciones cerebrales y malformaciones en extremidades en recién nacidos, en este país del medio Oriente.



El informe fue titulado “La contaminación del metal y la epidemia de defectos congénitos en las ciudades iraquíes”, en el estadounidense Boletín de Contaminación y Toxicología Ambiental (Bulletin of Environmental Contamination and Toxicology).

El documento evidencia que existe una conexión entre la actividad militar en el país y el aumento del número de defectos de nacimiento y abortos espontáneos, debido a que dicho factor ha incrementado considerablemente justo después de la invasión estadounidense.



En el estudio se documentan declaraciones, denuncias y exámenes de recién nacidos, gracias a la colaboración de decenas de familias en las ciudades de Faluya (centro), invadida por las tropas de EE.UU. en 2004, y de Basora (sur), fue atacada por las fuerzas británicas en 2003.

De esta manera, los investigadores concluyen que las municiones utilizadas son responsables de las altas tasas de abortos involuntarios y del ascenso en espiral de los defectos de nacimiento, debido a los altos niveles tóxicos de contaminación por plomo y mercurio.

Faluya fue invadida en dos ocasiones por los marines norteamericanos entre lso años 2004 y 2005. Parte de la artillería más pesada se desplegó durante el ataque, incluyendo proyectiles de fósforo.

El informe también contiene imágenes gráficas de los niños iraquíes que nacen con defectos de nacimiento, pero las imágenes no fueron publicadas por los medios de comunicación debido a su “contenido perturbador”, reseñó la agencia RT.

El Departamento de Defensa estadounidense reaccionó al documento diciendo que no hay informes oficiales que indiquen una conexión entre la acción militar y los defectos de nacimiento en Irak.

En tanto, el Gobierno británico también dijo que no hay "evidencia científica o médica confiable” para confirmar un vínculo entre la munición convencional y los defectos de nacimiento en Basora.

Visto 1498 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar