miércoles, 20 noviembre 2019, 01:12
Sábado, 13 Octubre 2012 08:16

Desata críticas Nobel de la Paz a la Unión Europea

Escrito por  Milenio
Valora este artículo
(0 votos)

En Italia, el senador Sandro Bondo calificó de “hipocresía sin límites” el Nobel, ya que hoy “Europa y su falsa conciencia permanece muda e inerte frente a todos los conflictos que existen en el mundo...



El premio Nobel de la Paz 2012 fue otorgado ayer a la Unión Europea (UE), sacudida por una grave crisis económica, lo que fue recibido con aplausos por numerosos gobiernos de todo el mundo, pero también con críticas por parte de líderes políticos y de los derechos humanos.

El Premio Nobel que cada año otorga en Oslo el comité noruego, presidido por Thorbjoern Jagland, y que consiste en una medalla, un diploma y un cheque de ocho millones de coronas (unos 930 mil euros) fue entregado a los 27 países de la UE y las instituciones que la precedieron por contribuir durante más de seis décadas “a promover la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos”.

El premio fue una sorpresa cuando Europa enfrenta su mayor reto desde la Segunda Guerra Mundial, por las profundas divisiones entre los ricos países del norte, liderados por Alemania, y los del sur, ahogados por la deuda y sometidos a políticas de austeridad que dejan fuera del empleo y el consumo a las mayorías.

Pese a ello, al menos antes de la crisis actual, la Unión Europea logró convertirse en el mayor mercado común y la primera potencia económica del mundo.

De los 27 países de la UE, 17 establecieron incluso una unión monetaria, la eurozona, que hoy se halla en el epicentro de una crisis económica y financiera con repercusiones mundiales y cuyo pronóstico final es incierto.

Como sea, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, principal promotora de la actual política de recortes al gasto social, aprovechó la atribución del Nobel para ratificar su confianza en el euro, al que ve como la continuación de una integración que hasta hace unas décadas parecía utópica.

“El euro es más que una moneda, pues se trata de la idea de Europa como comunidad de paz y de valores”, destacó Merkel.

Para el presidente francés, el socialista François Hollande, el premio “confiere a Europa una responsabilidad aún mayor, de preservar su unidad, su capacidad de promover el crecimiento y el empleo y la solidaridad con sus miembros”.

Distintos gobiernos del mundo saludaron el galardón, entre ellos Estados Unidos y México.

La canciller Patricia Espinosa felicitó vía Twitter el “atinado reconocimiento” a los Veintisiete por Veintisiete por “su labor por la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos”.

También destacó las “profundas afinidades” y la “muy sólida relación” de México con la Unión Europea.

“Risa amarga”

Sin embargo, para el presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, conocido antieuropeísta, el premio es “una broma pesada”, según afirmó su vocero, Radim Ochvat, quien dijo que la reacción del mandatario fue una “risa amarga”.

La actual UE, añadió Ochvat, es una comunidad “casi ilegítima” y donde “la democracia y libertad se arrugan en un rincón”.

En Italia, el senador Sandro Bondo, ministro de Cultura en el gobierno de Silvio Berlusconi, calificó de “hipocresía sin límites” el Nobel, ya que hoy “Europa y su falsa conciencia permanece muda e inerte frente a todos los conflictos que existen en el mundo y pone en peligro la paz”.

También el Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, consideró que el galardón “debe ser un llamado de atención (a la Unión Europea) para que detenga sus injerencias militares en otros continentes” y dijo que el Nobel no debe usarse ahora para justificar acciones militares sucesivas, en alusión a la pasada injerencia en Libia y la actual en Siria.

Visto 1524 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar