martes, 20 noviembre 2018, 22:29
Viernes, 12 Octubre 2012 17:07

DANZANDOS: Cita de encuentros y desencuentros

Escrito por  Mercedes Borges Bartutis

El tema de la inestabilidad en la coreografía sigue siendo una asignatura pendiente para la danza cubana. El ejemplo más palpable fue el recién finalizado Concurso Nacional de Coreografía e Interpretación DANZANDOS, una cita que reunió a jóvenes bailarines procedentes de casi todo el país, y con tendencias diversas dentro de la danza contemporánea.

El evento, organizado por Danza Espiral y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, llegó a su décima edición con un alto nivel de convocatoria, tanto de participantes como de público y especialistas.


Ya se sabe que la competencia en el arte puede ser un arma de doble filo, por el grado de subjetividad que implican los juicios en este terreno. Sin embargo, lo que se apreció en competencia, en el Cine Teatro Velasco, de la Atenas de Cuba, sigue demostrando hasta dónde ha descendido el nivel de la coreografía en el país.

Es cierto que, en su mayoría, son jóvenes que comienzan en el “difícil arte de componer una danza”, pero lo mostrado en Matanzas fue carencia de lenguajes, lagunas en el bagaje cultural de los creadores, y falta de referentes en el movimiento y en la manera de mostrar esas “historias”, que quisieron “contar” los coreógrafos.


Deficientes bandas sonoras, problemas en la estructura de su dramaturgia y la repetición una y otra vez de cadenas de movimientos tan similares, que muchas obras parecían hechas por el mismo coreógrafo.

Los organizadores del DANZANDOS deberían repensar las bases del concurso, para que gane en dinamismo. Una curaduría con derecho de admisión puede garantizar, en cierta medida, la calidad de lo que llega a la muestra en competencia. Por otro lado, el jurado integrado por solo tres personas, con nombres que generalmente se repiten de una edición a otra, debería ser ampliado, y entre las bases del concurso sería interesante poner un límite de edad y adicionar cada año una temática diferente, como especie de pie forzado que dinamice los contenidos de las obras.


Danza del alma, de Villa Clara

El DANZANDOS tiene en Danza Espiral, compañía que dirige Liliam Padrón y con 25 años de fundada, uno de los mejores anfitriones que, hoy por hoy, posee la danza cubana. Pero no es suficiente tener buena organización y ser cordial con los que llegan de visita. El evento debe reorganizar sus horarios para aprovechar de manera más intensa el tiempo, y cubrir esas largas horas de pausa con desmontajes de obras, por ejemplo, o con el visionaje de materiales audiovisuales que sirvan de confrontación y referente a los jóvenes.


Este año el concurso tuvo entre sus galas los homenajes a Isabel Bustos y Carlos Acosta, Premios Nacionales de Danza 2011 y 2012, respectivamente; a Perla Rodríguez por sus 60 años de vida artística; al Conjunto Folclórico Nacional de Cuba en su aniversario 50; y a la compañía Afrocuba por sus 55 años de fundada.


El jurado de la competencia concluyó no otorgar premios de interpretación, mientras que los de coreografía recayeron en las obras Retrato de un bolero de Yoel González y Escasa garantía de Manuel Durán, ambas pertenecientes a la compañía Danza Libre de Guantánamo; ¿Verdadero o falso? de Niosbel González, de Bienandanza de Granma; mientras que la pieza Progreso, con autoría de Isbel García, de Danza Unidos de Artemisa, obtuvo una mención.


Cerrada la edición número diez del Concurso DANZANDOS en Matanzas, me quedo con el mal sabor y el desconcierto de seguir sin encontrar una luz al final del túnel para la coreografía en Cuba. Sin embargo, otros espacios como Danza en Construcción, plataforma para jóvenes creadores que anuncia el Consejo Nacional de las Artes Escénicas entre el 10 y el 18 de noviembre próximo, y el  encuentro Impulsos que organiza Danza Teatro-Retazos a celebrarse los días 23, 24 y 25 también de noviembre, son espacios que pretenden cubrir esas zonas deficitarias de la danza que mostramos hoy.

Modificado por última vez en Domingo, 14 Octubre 2012 07:57

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar