miércoles, 26 septiembre 2018, 10:41
Martes, 02 Octubre 2012 05:02

Un día con Víctor Mesa en el Latino

Escrito por  Joel García, especial de Cubasí
Valora este artículo
(31 votos)

Muchos apostaron porque fuera él quien tomara las riendas del equipo Cuba y ya es un hecho. Víctor Mesa dirige hoy los entrenamientos de la preselección nacional con un olfato beisbolero envidiable.

Muchos apostaron porque fuera él quien tomara las riendas del equipo Cuba y ya es un hecho. Bajo la asesoría técnica de Jorge Fuentes y un excelente colectivo de entrenadores, Víctor Mesa dirige hoy los entrenamientos de la preselección nacional en el Latinoamericano, con un olfato beisbolero envidiable, pues no se le escapa ni el más mínimo detalle.

 

El día comienza bien temprano para todos, con una preparación física general y luego el trabajo específico en cada una de las áreas: receptoría, jardineros, pitchers y jugadores de cuadro. Nadie sabe cómo, pero Víctor lo mismo está pendiente de los flys y el desplazamiento de los guardabosques, que corrige al entrenador por estar roleteando muy flojo al defensor del tercer cojín.

 

Pasadas las 10 de la mañana sube al graderío de primera base y se acomoda inquieto en una de las sillas duras del estadio. Desde allí sigue el juego diario entre dos equipos en los cuales hay reglas de antemano: nadie puede dejar de correr de home a primera —les toma el tiempo, incluso en bases por bolas o fly a los jardines—; y la alineación debe estar conformada de manera tal que bateador y cátcher de la misma provincia no coincidan en el home para evitar el aviso de lanzamientos.

 

Solo anota lo más trascendente en una tablilla que tiene ya decenas de ejemplos negativos sobre lo que es imperdonable hacer mal dentro de un terreno de pelota para un miembro de la preselección nacional. Les recuerda a todos que si una mecánica defensiva falla tras un batazo ahí mismo se detiene el juego y se repite hasta que se aprenda y salga excelente.

 

Todos entran y salen corriendo del terreno en cada inning. Víctor pregunta quién impulsa la carrera después del triple que ha dado el zurdo abriendo la entrada. Insiste una y otra vez que los asiáticos no nos perdonarán si dejamos de anotar en esa situación de juego. “Así se nos puede ir la victoria, un campeonato, el pase a la siguiente ronda en el Clásico Mundial”, acota.

 

Son pequeñas y sabidas cosas del ABC del béisbol, pero desgraciadamente se han perdido en la mecánica de juego de nuestros equipos en las Series Nacionales. Como también hay equivocaciones a la hora de adelantar en las bases, de virarse los lanzadores, de salir en el momento justo tras un fly de sacrifico, de asegurar a la defensa los roletazos claros para doble play. Esos detalles cuestan juegos y el título. Lo sabemos de sobra.

 

Hay tiempo para conversar un rato, a medida que transcurre el desafío. El próximo 5 de octubre se realizará el primer corte de este grupo de 56 hombres para dejarlo en alrededor de 40, en tanto el corte definitivo a 28 jugadores para el periplo por Asia se hará días antes del 20 de octubre.

 

Víctor insiste en aclarar que los 28 de la gira no son definitivamente los que acudirán al magno evento de marzo del 2013. “Es una gran preselección de 50 hombres y tenemos hasta los primeros días de diciembre para inscribir nuestra lista al Clásico, con posibilidades de algunos cambios por lesiones u otros problemas antes del inicio”.

 

El juego concluye y con su habitual explosión, Víctor sale corriendo hacia la segunda almohadilla, donde todos se reúnen para escuchar y debatir sus apuntes, lo que se respiró bien y mal en esas nueve entradas de modelaje competitivo. Ha terminado una sesión de entrenamiento, en la tarde habrá más cosas que aprender, jugar y enseñar.

Visto 2018 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar