martes, 23 abril 2019, 14:22
Sábado, 15 Septiembre 2012 12:31

Cuando la música afecta al cerebro

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

La tecnología digital se ha convertido en un elemento indispensable de la vida moderna. Equipos que caben en un bolsillo sustituyeron a las grabadoras...

La tecnología digital se ha convertido en un elemento indispensable de la vida moderna. Equipos que caben en un bolsillo sustituyeron a las grabadoras y radios portátiles que hace 20 años eran el último grito de la moda, hoy son arcaicos.

Pero objetos tan pequeños y de uso múltiple casi siempre van acompañados de audífonos, los cuales no son un problema si quienes lo portan escucharan música o disfrutaran de un video juego a decibeles saludables.

Sin embargo, muchos jóvenes hacen caso omiso al consejo paterno de oírla de forma normal para que la salud no resulte afectada.

Ya varios estudios científicos han alertado de los daños al oído que puede causar oír música con un volumen elevado, y ahora investigadores del Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos (Cefybo), de la Universidad de Buenos Aires (UBA) aportaron nuevas evidencias sobre los perjuicios al cerebro de ese mal hábito.

Daño cerebral

En la revista Brain Research los investigadores argentinos sugirieron que los sonidos fuertes pueden afectar la memoria y los mecanismos de aprendizaje.

Tales resultados se apoyan en un experimento con ratas jóvenes, escogidas porque su sistema nervioso es parecido al de los humanos.

Los animales utilizados en el experimento tenían entre 15 y 30 días de vida, lo que equivale a una edad de entre seis y 22 años en las personas.

Durante el experimento, fueron expuestos a un ruido con intensidades de entre 95 y 97 decibeles (dB), superiores al nivel seguro de entre 70-80 dB, pero inferior al que genera un concierto de música, que es de 110 dB.

Un primer grupo de mamíferos quedó sometido durante dos horas al sonido, mientras que el otro recibió ese tratamiento por períodos cortos durante dos semanas.

Las ratas sometidas a un ruido único prolongado tuvieron un mayor daño neuronal en el hipocampo —zona asociada con la memoria y el aprendizaje— en comparación con las expuestas a un período corto durante dos semanas. Para ellos es difícil reproducir esos resultados en humanos porque es imposible exponer a niños al mismo ruido que a las ratas.

Sin alarmas todavía

Aunque este estudio sugiere que el ruido intenso puede afectar a los niños y adolescentes que escuchan música alta con dispositivos digitales, todavía no se puede llegar a conclusiones definitivas, sostuvieron los científicos.

Durante la investigación —explicaron— emplearon ruido blanco, señal que contiene todas las frecuencias de sonido y que se percibe como un televisor sin sintonía.

El próximo paso para los expertos es averiguar el mecanismo molecular por el cual las células del hipocampo resultan afectadas por el ruido.

"No sabemos si el daño se genera directamente por las vibraciones del ruido o si el sonido activa neurotransmisores que provocan el problema", especificó Guelman.

Visto 2578 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar