martes, 25 febrero 2020, 02:32
Viernes, 31 Enero 2020 05:46

Juicio político: «Democracia» sin ropaje

Escrito por  Nicanor León Cotayo / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

El juicio político a Donald Trump imparte lecciones memorables.


Así lo demostró este viernes un reportaje de tres periodistas de la Associated Press (AP) sobre el juicio político que afronta Donald Trump.

Estos son Lisa Mascaro, Eric Tucker y Seke Miller.

Sucedió en el transcurso del último día de preguntas y respuestas, antes de una votación sobre llamar o no a testigos.

Con anterioridad a eso último, previsto para el viernes, que podría llevar a un abrupto final del juicio con la esperada absolución.

O lo menos probable, imponer semanas de nuevas discusiones, debido a que los demócratas presionan por escuchar al exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Quien preside la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, abrió la reunión del jueves anticipando un intento del senador Rand Paul de revelar el nombre del informante anónimo en el juicio político.

«El funcionario que preside se niega a leer la pregunta tal como fue presentada», dijo John Roberts, presidente de la Corte Suprema.

Roberts, que asume el papel inusual de sortear las preguntas durante el juicio político, había informado a través de su personal a la oficina de McConnell que no deseaba leer en voz alta el nombre del informante, de acuerdo con un republicano que pidió el anonimato.

Según AP, los senadores pasarían unas ocho horas tomando en cuenta preguntas finales.

En un tuit, Alan Dershowitz, uno de los abogados de Trump, se quejó sobre la forma en que el miércoles describieron su testimonio.

¿Cuáles fueron sus palabras? Si un presidente cree que su reelección conviene al «interés nacional», es prácticamente inmune a un juicio político.

Ese argumento del exprofesor de Derecho de Harvard hizo que, incluso algunos de los principales aliados de Trump, «guardaran distancias».

Ellos, subrayó, describieron mi argumento como si yo hubiera dicho que si un presidente cree que su reelección es por el bien de la nación, puede hacer lo que quiera.

¿Acaso podía interpretarse otra cosa? Sin embargo, a pesar de todo, el ilustre académico al servicio de Trump insistió:

«No dije nada por el estilo, como puede afirmar cualquiera que me haya escuchado».

Al ser cuestionado al respecto en una de las primeras preguntas de la sesión del jueves, el congresista Adam Schiff, el principal fiscal demócrata de la Cámara de Representantes, dijo:

«¿No hemos aprendido nada en el último medio siglo?»

Schiff recurrió a las lecciones de la era del presidente Richard Nixon, al advertir sobre una «normalización de la ilegalidad» en la presidencia de Trump.

«Ese argumento, si el presidente dice que no es ilegal, fracasó cuando Richard Nixon fue obligado a renunciar».

Y luego sentenció: «pero ese argumento podría tener éxito aquí y ahora».

Dershowitz testificó ante los senadores el miércoles que la acusación de quid pro quo (dando y dando) constituye la esencia del juicio político, o sea, ayuda militar a cambio de favores políticos.

Para el abogado tan selecto del Jefe de la Casa Blanca ello no constituye fundamento para la destitución. Sin embargo, pudiera demostrarse. Amén.

Visto 787 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar