martes, 25 febrero 2020, 15:11
Martes, 21 Enero 2020 09:45

Martí yacente, la naturaleza y la perpetuidad de un legado

Escrito por  Evelyn Corbillón Díaz / Servicio Especial de la ACN
Valora este artículo
(0 votos)

Como si los encantos del Valle de Viñales o la Península de Guanahacabibes no fueran suficientes para ella, quiso la naturaleza caprichosa perpetuar en Pinar del Río la memoria de José Martí.


La cima de tres mogotes en un punto geográfico entre el pueblo de Viñales y la carretera a la comunidad El Moncada, se encarga de mostrar sin confusiones la silueta del Apóstol, artífice de la independencia de Cuba y de América Latina; hombre de profunda convicción antiimperialista.

Varias fuentes documentales señalan que las elevaciones se encuentran a una altura entre los 350 y 440 metros.

Fue en la década de 1970 que el investigador Onaney Muñiz Gutiérrez, del Instituto Nacional de Geografía, realizó tal hallazgo durante una de sus excursiones a la zona y desde entonces, no deja de sorprender a cuantos visitantes nacionales y foráneos llegan a la llamada Sierra Guasasa.

Bien tallado se muestra el perfil del Héroe Nacional, con frente, nariz, bigote y barbilla, cual alusión al anhelo expresado en uno de sus Versos Sencillos: “Yo soy bueno, y como bueno, moriré de cara al sol”.

Única de su tipo en la Mayor de las Antillas, esta alusión al cubano más universal deviene homenaje a quien en el prólogo de su libro Ismaelillo, dedicado a su hijo José Francisco Martí Zayas-Bazán, dejó clara la “fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud (…)”

En la catedral natural de Cuba reposa la imagen del amigo, el cubano de constantes desvelos por el futuro de su Patria y la dignidad plena del hombre, el arrojo ante causas justas y la soberanía nacional.

De él aprendimos los nacidos en este archipiélago, la importancia de evitar a toda costa la extensión de los Estados Unidos, y que caiga, “con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

Porque el legado de Martí vive más que nunca en los hijos dignos de Latinoamérica, desde el río Bravo hasta la Patagonia, en momentos de necesaria unidad y la instauración de repúblicas verdaderamente democráticas, “con todos y para el bien de todos”.

Visto 377 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar