martes, 25 febrero 2020, 12:44
Martes, 21 Enero 2020 06:16

‘Los republicanos no se oponen a Trump para no perder sus cargos’

Escrito por  hispantv.com
Valora este artículo
(0 votos)
 El exsenador republicano estadounidense Jeff Flake, quien fue miembro del Senado de este país de 2013 a enero de 2019. El exsenador republicano estadounidense Jeff Flake, quien fue miembro del Senado de este país de 2013 a enero de 2019.

El exsenador republicano Jeff Flake consideró que algunos senadores de su partido evitan contrariar a Donald Trump, por temor a perder sus cargos.

Este lunes, durante una entrevista concedida a la cadena de televisión CBS News, Flake, quien fue miembro del Senado de EE.UU. de 2013 a enero de 2019, al ser preguntado sobre la razón de que es tan difícil para los republicanos pronunciarse en contra del presidente Donald Trump, incluso si no creen en lo que está haciendo, ha respondido, “porque quieren mantener sus trabajos, y el presidente es extremadamente popular entre los votantes primarios republicanos”.

De acuerdo con las declaraciones del exmiembro de la Cámara Alta, quien durante su etapa en el Capitolio fue un crítico habitual del actual jefe de la Casa Blanca, ha agregado que esa base que respalda con fuerza al gobernante “es un subconjunto de un subconjunto de un subconjunto”, aunque esas personas son “quienes deciden quién representa al partido y las elecciones generales”.

En otra parte de sus declaraciones, Flake ha explicado que al final Trump se irá, sea el año que viene o dentro de 4 años y cuando esto suceda, la preocupación es lo que pasará con el Partido Republicano, porque la gente sabe que el mandatario hizo algo mal y es incorrecto que los republicanos digan lo contrario.

A juicio del exlegislador republicano, si los republicanos actúan como si solo estuvieran dedicados al jefe de Estado, en medio “del culto a la personalidad que hemos visto”, el Partido se enfrentaría a ramificaciones a largo plazo, lo que ya ocurrió con los republicanos de la Cámara de Representantes.
 

El pasado 24 de septiembre, la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, anunció el inicio de una investigación para abrir un juicio político que tiene como fin destituir a Trump bajo la sospecha de que pudo presionar en una conversación telefónica a su homólogo ucraniano, Volódimir Zelenski, para que investigara a su rival político, Joe Biden, a quien podría acabar enfrentándose en las presidenciales de 2020.

    

Sin embargo, el gobernante y sus partidarios sostienen que no hubo nada inadecuado en sus interacciones con Kiev y que sus solicitudes solo respondieron a un interés en luchar contra la corrupción en el país europeo.

Para Pelosi, que presentó el miércoles 15 de enero a los siete congresistas que actuarán como ‘fiscales’ en el juicio político contra Trump en el Senado, el informe demuestra que la red tejida por el Gobierno para “engañar” refuerza la necesidad de que haya un proceso imparcial en el Senado, con documentación y testigos.

A pesar de que los demócratas reunieron evidencia que consideran abrumadora y convincente, se espera que el Senado de mayoría republicana absuelva a Trump.

Pero sea cual sea el resultado del proceso de su destitución, los demócratas han logrado salirse con la suya al incluir a este republicano en la lista de los mandatarios sometidos a un juicio político (impeachment) que hasta ahora solo han sido dos: Andrew Johnson, en 1868; y Bill Clinton, en 1998.

Visto 501 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar