jueves, 27 febrero 2020, 22:31
Jueves, 16 Enero 2020 11:03

Llegó el Mardi Grass a La Habana a paso de conga en el Jazz Plaza

Escrito por  Karla Castillo Moret / ACN
Valora este artículo
(1 Voto)

A ritmo de conga se fundieron dos ciudades en una, Nueva Orleans, y la otra La Habana, con una delegación que recorrió varias cuadras de La Habana y terminó en el Parque de la Ceiba, de la calle San Isidro.



A ritmo de conga se fundieron dos ciudades en una, Nueva Orleans, y la otra La Habana, con una delegación que recorrió varias cuadras de La Habana y terminó en el Parque de la Ceiba, de la calle San Isidro, donde se realizaban distintas presentaciones de creativos proyectos nacionales.

En una versión cubana del Mardi Grass, caminaron por calles de La Habana los estudiantes del conservatorio Amadeo Roldán y la Trombone Shorty Foundation, junto a miembros de las Bandas de Nueva Orleans, jóvenes de la Compañía Lizt Alfonso, y público en general, como parte de las actividades del Festival Internacional Jazz Plaza 2020.

Esta acción se conoce como second line, que es como se le denomina al grupo de personas que camina detrás de las bandas y músicos, llamada first line o sección principal, de los desfiles del carnaval de Nueva Orleans.

En esta ocasión, la tradición de aquella ciudad se mezcló con la conga cubana, en un pasacalle que abarcó parte del centro histórico de la ciudad.

Antes, durante y después del pasacalle, en el Parque de la Ceiba, de San Isidro, se llevó a cabo una especie de fiesta, en la que participó la Galería-Taller Gorría con proyectos como Barbers Street, Cuba Educational Travel y Reforma Estudio.

El toque afrocubano llegó de manos de Beyond Roots, Turbant Queen, Maquillaje Afro y la pasarela de la Academia de modelaje Reflejos, que expuso productos disponibles en la tienda de Beyond Roots.

Los jóvenes de RCM dieron un vuelco musical a la tarde, y con más de la música y danza dentro del estilo afro hicieron bailar hasta a los pequeños pioneros que se incorporaron luego a la actividad.

El Jazz Plaza ha actuado como un puente que permitió unir en un mismo escenario, Cuba, a los artistas estadounidenses con los del patio, en el segmento llamado Getting funky in Havana, que agrupa la colaboración cultural de ambas naciones, en esta edición 35 del Festival.

Visto 514 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar