miércoles, 26 junio 2019, 00:51
Martes, 11 Septiembre 2012 06:33

Después de 1000 muertos y 11 años, EE.UU. atenderá el cáncer de afectados por el 11-S

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(1 Voto)

La semana pasada, el departamento de Bomberos de Nueva York grabó nueve nombres más a un muro que recuerda a los bomberos muertos por enfermedad tras las labores en la Zona Cero.

 

Los 70.000 bomberos, policías y otros funcionarios que acudieron al World Trade Center tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 tendrán el derecho a recibir seguimiento y tratamiento gratuito por unos 50 tipos de cáncer.

 

El Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional anunció el lunes que quienes se vieron expuestos a componentes tóxicos de los escombros, que persistieron durante tres meses, estarán cubiertos contra el cáncer en virtud del acta de salud y compensación Zadroga 9/11.

 

El acta, que también cubre a los supervivientes y a quienes respondieron a los ataques del Pentágono, la firmó el presidente Barack Obama el 2 de enero de 2011.

 

La decisión hace frente a las preocupaciones sobre las consecuencias para la salud de los trabajadores de los servicios de emergencia tras los atentados contra las Torres Gemelas y el centro de mando militar de Estados Unidos en el norte de Virginia.

 

"Supone un paso importante en el esfuerzo de proporcionar el tratamiento y cuidado necesario para quienes actuaron y para los supervivientes del 11-S", dijo el doctor John Howard, administrador del programa de salud del World Trade Center establecido por la ley Zadroga.

 

"Hemos instado desde el comienzo a que la decisión, incluyera o no el cáncer, estuviera basada en la ciencia", dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en un comunicado.

 

La decisión "continuará asegurando que quienes enfermaron por los atentados atroces del 11 de septiembre reciben el tratamiento médico que necesitan y merecen".

 

Las enfermedades relacionadas con el 11 de septiembre han causado una cifra estimada de 1.000 muertos. La semana pasada, el departamento de Bomberos de Nueva York grabó nueve nombres más a un muro que recuerda a los bomberos muertos por enfermedad tras las labores en la Zona Cero, lo que eleva el total a 64.

 

Leer también: Sicko, un agujero en el sueño americano

 

Los cánceres que serán cubiertos incluyen el de pulmón, el colorrectal, mama y vejiga, las leucemias, el melanoma y todos los cánceres infantiles.

El programa cubría ya enfermedades respiratorias como el asma y la fibrosis pulmonar, los trastornos mentales como la depresión y el de estrés postraumático, además de problemas musculoesqueléticos.

 

Pero los investigadores han sabido que los participantes en las tareas de ayuda y los supervivientes, entre ellos los propietarios de negocios y los residentes en la zona, se vieron expuestos a una compleja mezcla de agentes químicos, incluidos elementos cancerígenos para los humanos.

 

Esa mezcla incluyó productos de la combustión de unos 75.600 litros de combustible de los aviones, 100.000 toneladas de residuos orgánicos y unos 350.000 litros de combustible de calefacción y diesel.

 

Aunque los expertos sabían desde el principio que quienes participaron en las tareas estuvieron expuestos a químicos tóxicos, no era obvio que causaran cáncer.

 

Para muchos cánceres, el tiempo entre la exposición a un elemento cancerígeno y la aparición de la enfermedad puede ser de 20 años o más.

 

Eso ha planteado dudas sobre si los cánceres detectados en los años posteriores a los ataques estuvieron causados por la exposición a tóxicos.

Visto 1846 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar