jueves, 20 febrero 2020, 10:29
Miércoles, 08 Enero 2020 12:01

Cuba destaca nueva derrota judicial de ley Helms-Burton

Escrito por  PL
Valora este artículo
(2 votos)

Cuba destacó hoy la decisión de una jueza estadounidense de desestimar una demanda presentada contra la línea de cruceros Norwegian Cruise bajo el Título III de la Ley Helms-Burton, adoptada en Washington para afectar a la isla.

'Nuevamente una jueza de una corte de Estados Unidos desestimó una demanda basada en título III ley Helms-Burton, esta vez contra empresa de cruceros Norwegian Cruise. Bloqueo va contra el derecho internacional', escribió en Twitter el ministro de Comercio Exterior e Inversiones de Cuba, Rodrigo Malmierca.

La magistrada Beth Bloom emitió ayer una orden en Miami, Florida, en la cual desechó la reclamación con perjuicio, lo cual significa que la corte adoptó una determinación final sobre los méritos del caso y que, por lo tanto, el demandante tiene prohibido presentar otra acción legal basada en los mismos motivos.

Havana Docks Corporation, una compañía que dice ser 'propietaria legítima de ciertos bienes inmuebles comerciales' en el Puerto de La Habana, interpuso una demanda el 27 de agosto pasado contra las firmas Norwegian Cruise, MSC Cruises y Royal Caribbean, por el uso de esa infraestructura.

Un día antes la jueza desestimó también la querella contra MSC Cruises por idénticos motivos.

Aprobada por el Congreso estadounidense en 1996, la Helms-Burton codifica el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington contra Cuba hace casi 60 años.

El 2 de mayo del pasado año el presidente Donald Trump decidió activar el título III de la normativa, que permite a ciudadanos estadounidenses presentar reclamaciones contra personas y entidades, incluso de terceros países, que inviertan en propiedades nacionalizadas en Cuba tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

Ese acápite es rechazado incluso por aliados de Washington debido a su carácter extraterritorial.

Desde la llegada al poder de Trump se incrementó la hostilidad de la Casa Blanca contra la nación caribeña.

En ese sentido, la administración republicana aplicó nuevas restricciones a los viajes de los norteamericanos a Cuba, prohibió las visitas de cruceros y limitó los vuelos comerciales.

Para La Habana, estas acciones se enmarcan en la estrategia de Washington de intentar asfixiar económicamente a la mayor de las Antillas al atentar contra las inversiones extranjeras y el turismo, uno de los sectores más dinámicos del país.

Visto 840 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar