sábado, 22 febrero 2020, 06:19
Martes, 07 Enero 2020 05:30

Semifinales de la pelota cubana: Entre la paridad y el punto de mate

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)
Marcadores cerrados y paridad han caracterizado el play off Las Tunas-Matanzas. Marcadores cerrados y paridad han caracterizado el play off Las Tunas-Matanzas.

De todo eso y más van teniendo los play off semifinales, con Camagüey poniendo a Industriales contra las cuerdas luego de dos victorias, y Matanzas-Las Tunas con acciones equilibradas. 


Hay en el camino al éxito muchas variables, interrogantes, estrategias que pueden guiarnos al fracaso por no salir como esperábamos y decisiones que, cuestionables o no, siempre persiguieron el afán de ser acertadas.

De todo eso y más van teniendo los play off semifinales de la pelota cubana, con Camagüey poniendo a Industriales contra las cuerdas luego de dos victorias en el Latinoamericano, y Matanzas-Las Tunas con acciones equilibradas.

Ahora intentaremos radiografiar lo sucedido y analizar el panorama que resta, cuando otro elemento importante, el respaldo de la afición, dará un giro de 180 grados este martes, pues las hostilidades se trasladarán al Cándido González agramontino y al Victoria de Girón de la Atenas de Cuba.

Camagüey-Industriales

Los momentos cruciales sirven para pulsar el calibre de un pelotero o deportista determinado. En esta serie, que, por cierto, nada tiene que ver con el balance 9-3 favorable a los azules en la etapa regular, Leslie Anderson ha sido el pulmón indiscutible de su novena. El zurdo probado en el béisbol de máximo nivel, entiéndase MLB y Liga Japonesa, ha conectado cinco indiscutibles en ocho turnos, con par de dobles, un cuadrangular y seis fletadas.

Pero no ha sido solo él: la llamada tanda alta de los Toros (entre el segundo y el sexto bate) ha remolcado 12 de las 16 anotaciones que exhibe la novena en los dos primeros desafíos.

Ha sido la ofensiva, por cierto, pieza clave en las sonrisas de la tropa de Miguel Borroto, pues se han disparado 22 cohetes a tierra de nadie en dos choques, además de recibir nueve boletos y un pelotazo.

Hablamos de una novena que en la segunda fase fue la de menor promedio colectivo (287), menor número de cuadrangulares (41), y la menor cantidad de carreras anotadas (447), por solo mencionar algunos indicadores madero en mano.

Han llegado a la semifinal y tomado por asalto un Latinoamericano convertido en un hervidero, con concurrencias insospechadas, desterrando todo atisbo de presión o inexperiencia.

Si bien su pitcheo no ha estado aún a la altura del staff más profundo de la justa, y ha habido alguna que otra decisión cuestionable en su manejo, ha sabido sortear los embates de la ofensiva azul para conseguir los dos éxitos que los colocan en una posición notablemente ventajosa cuando hoy salgan a la grama del Cándido. Sobre todo, porque hombres como Yariel Rodríguez, Frank Luis Medina, Yadián Martínez, y otras piezas de ese cuerpo de lanzadores, apenas han visto accionar.

Del otro lado ha pesado en el cuerpo de lanzadores de Anglada el no pedir otro hombre que los apuntalara en lugar de Luis Vicente Mateo. El primer desafío se definió en las postrimerías, y quizás un estabilizador como Miguel Lahera hubiese sido ideal, para no tener que echar mano de Andy Rodríguez en el octavo.

Reitero que si bien Eddy Abel García, Brian Chi y Frank Herrera cumplieron su cometido durante la temporada regular, esta instancia es harina de otro costal. Tanto es así, que 13 transferencias y un death ball como regalías en dos choques de play off, se me antojan demasiado.

Lo cierto es que si la batería, fundamentalmente la llamada tanda alta agramontina, continúa produciendo, será un verdadero calvario para los serpentineros de Industriales contenerla, máxime cuando Erlys Casanova, un puntal como refuerzo, no tuvo una salida para nada efectiva en su apertura dominical.

En fin, este martes se reanudan las hostilidades. Siendo objetivos, Camagüey tiene la mayoría de las papeletas para signar su avance a la final de la pelota cubana, algo que, de materializarlo, sería su mejor rendimiento histórico en Series Nacionales.

Ojo: Los árbitros de home deben, digo, están urgidos de homogenizar sus conteos o zona de strike. Han dejado que desear en sus conteos, sin hablar de perjudicar más a una u otra novena, lo cual, incluso, ha desencadenado situaciones negativas durante los partidos.

Matanzas-Las Tunas

Hablamos de balance, de dos elencos que demostraron estabilidad durante casi toda la campaña, sin rachas negativas prolongadas y encaminando su avance a estas semifinales con pasos sólidos.

Así también se va comportando el play off Matanzas-Las Tunas, igualado a una satisfacción por bando y donde el pitcheo ha sido medular.

Loables faenas de Freddy Asiel Álvarez, Carlos Juan Viera, Carlos Santiesteban y Raidel Martínez han apuntalado el triunfo de sus respectivas novenas. Eso sí, el control en ocasiones ha sido cuestionable, como constatan 13 boletos, cuatro pelotazos y cinco wild pitch en 18 capítulos.

Acá un punto de incidencia hemos hallado en la defensa, con deslices tanto mentales como físicos que, a la postre, pudieron haber hecho peligrar un resultado.

De este enfrentamiento, ponderar el esetado de gracia continuado del paracorto y hombre proa yumurino César Prieto, con siete incogibles en diez turnos y cuatro anotadas, bien tapado por otro zurdo veloz en el corrido de las bases y de tacto, como lo es Raico Santos. 

Por lo demás, ya habíamos destacado el protagonismo de los serpentineros en estos primeros duelos.

Hombres de la talla de Yurisbel Gracial y Erisbel Arruebarruena, así como los hermanos tuneros Yosvany y Yordanis Alarcón, deben despertar en el cajón de bateo, si de empujar a sus legiones al éxito se trata.

Habrá que esperar a ver cómo se comportan ambas armadas a partir de esta tarde en el Victoria de Girón yumurino, aunque insisto en que puede extenderse al quinto acto este pareo, dada la notoria paridad existente en el mismo.

Pocas horas restan para que se reanude el play ball. El terreno decidirá si dar el jaque mate en definitiva o hay respiro azul, y si la balanza se inclina a favor de una dentellada o un corte de hacha filoso.

Visto 877 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Enero 2020 06:28

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar