viernes, 22 junio 2018, 11:13
Sábado, 08 Septiembre 2012 05:40

Mensaje de dos Convenciones: Se desmorona el Tio Sam

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)

Al finalizar este jueves la Convención Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos quedó aún más en evidencia una realidad, esa gran potencia no ha desaparecido, pero avanza en muletas rumbo al ocaso.



Al finalizar este jueves la Convención Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos quedó aún más en evidencia una realidad, esa gran potencia no ha desaparecido, pero avanza en muletas rumbo al ocaso.

Tanto ese encuentro, como el republicano la semana pasada en Tampa, demostraron que uno de sus espectáculos políticos tradicionalmente más importantes ya no es ni su sombra.

Muchos de los consultados en la referida urbe floridana dijeron que el suceso para ellos resultó “indiferente”, a pesar de que la televisión lo divulgó en sus horarios estelares.

Asimismo se corroboró que, a la inversa de otros tiempos, no obstante la avalancha de publicidad desplegada, la intención de voto por Romney no cambió sustancialmente.

Algo parecido tuvo lugar ahora en Charlotte, Carolina del Norte, cuando un poco después de cerrada la Convención demócrata, un alto asesor de Obama, David Plouffe, advirtió que durante los próximos dos meses estas elecciones “se van a mantener muy ajustadas”.

Los más recientes sondeos le brindan la razón, pues muestran el respaldo a los dos candidatos presidenciales en una cifra que oscila alrededor del 45 por ciento, quizás un tanto más apretado en lugares como la Florida.

De ahí el gran peso descargado por los demócratas en cuanto a mantener y recuperar el voto hispano, decisivo para Obama en 2008 pero con tropiezos ahora debido, entre otras cosas, a las masivas deportaciones de indocumentados y al desempleo.

Esa intención resaltó aún más después que designaron al hispano Julián Castro, alcalde de San Antonio, Tejas, “la nueva estrella de los demócratas”, como el orador principal en la Convención.

Ligado a esto sobresalió el comentario de que el actual gobernador de Nuevo Méjico, William Richardson, figura entre los candidatos a posible nuevo Secretario de Estado si Obama triunfa en noviembre.

 Entre los apoyos más sólidos que recibió el Presidente en la Convención se encuentran su popular esposa, Michelle Obama, y el ex mandatario William Clinton, reconocido como prestigioso entre los votantes blancos de la clase media, sector que priorizan los demócratas.

A poco más de 60 días de los comicios, no obstante las facilidades de imagen que le brinda su cargo y de las grandes sumas de dinero a su disposición, todavía Barack Obama no logra una clara perspectiva de victoria frente a su rival.

Esto cuando se vuelve a llamar la atención sobre la casi igualdad que existe entre las plataformas demócrata y republicana en lo concerniente a América Latina, a la que cada una solo dedica dos párrafos.

Machacan como algo curioso que, no obstante ser muy estrictos para nombrar países, actuaron distinto con Cuba al escribir un párrafo completo sobre ella, mientras que Brasil, México y otras naciones unicamente asoman como parte de menciones colectivas.

Sus menciones a Cuba y Venezuela, ausentes de toda creatividad y presas de un dogmatismo prehistórico, tienden a proyectar una autoría gemela.  

El aspecto más interesante de las mencionadas Convenciones Nacionales radica en que emiten otra fuerte señal vinculada  a la declinación de una gran potencia no derrotada, pero sí en gradual retroceso.

Una de sus mayores tragedias, como denotaron esas reuniones, estriba en que ya no tienen verdaderas respuestas para los graves problemas que encaran, o algo peor, que carecen de soluciones para estos.

Visto 2512 veces

¿Tienen moral quienes arremetieron contra Cuba y Venezuela en la plataforma política del Partido Demócrata para actuar de esa manera? Entre ninguna y extremadamente escasa.

¿Significado de todo? Nuevas señales de la honda crisis de credibilidad que también corroe al sistema político de Estados Unidos, ya aparentemente sin vuelta atrás.

Este jueves finalizó en Tampa la Convención Nacional del Partido Republicano de Estados Unidos y su saldo aconseja una vez más estar alertas frente al avance allí de una ideología cada vez más ultraderechista.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar