viernes, 24 enero 2020, 14:40
Miércoles, 01 Enero 2020 05:31

Cuba 2019: Unidos y venciendo

Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

El año que recién terminó puede resumirse para Cuba con la afirmación del presidente Miguel Díaz-Canel: «¡Unidos hemos vencido! ¡Unidos venceremos!»


Así sentención el mandatario durante la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular este diciembre, cuando caracterizó al 2019 como «cargado de tensiones y desafíos, pero tanto como de victorias». Esas victorias que, como recordó el presidente, cada vez que se las arrebatamos al imperio hacen triunfar a la Revolución una vez más.

Apenas empezaba el año y ya se tensaban fuerzas y empeños cuando el 27 de enero azolaba a La Habana el tornado más poderoso del que se tenga noticias desde 1940.

Los municipios Diez de Octubre, Guanabacoa, Regla, San Miguel del Padrón y Habana del Este fueron los más afectados. El saldo fueron seis fallecidos, unas 1238 viviendas afectadas, cuantiosos daños a la economía y los servicios.


alt



Pero otro tornado, de solidaridad y entrega, conjugó voluntades para restañar en tiempo record las afectaciones.

Apenas la capital había empezado a levantarse cuando el país completo, dos meses después del tornado, sufría los embates, no de la naturaleza, sino de un odio que nunca se apaga: la hostilidad del gobierno norteamericano y sus infructuosos intentos por destruir lo conquistado en esta Isla.

El 15 marzo, la Encargada de Negocios de EE.UU. en La Habana, Mara Tekach, anunció que a partir del 18 de ese mes, su país reducirá para los ciudadanos cubanos el tiempo de validez de la visa B2 de 5 años a tres meses, con una sola entrada. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba rechaza en los términos más enérgicos la nueva escalada, que aún no cesa y ha marcado con particular encono la existencia de los cubanos este 2019.

Pero con la entereza y confianza que caracterizan a este pueblo, y como resultado de un referéndum constitucional donde el 86.85 por ciento de los votantes dio su sí a favor de una nueva Carta Magna, el 10 de abril se proclamaba la nueva Constitución de la República de Cuba durante la segunda sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.


alt


En aquella oportunidad, el General de Ejército Raúl Castro Ruz pronunció el discurso de proclamación, en el que subrayó que «La Constitución que hoy proclamamos garantiza la continuidad de la Revolución y la irrevocabilidad de nuestro socialismo».

Con el mismo convencimiento con que fue acogida la nueva Constitución, el Primero de Mayo millones de cubanos desfilaron a lo largo y ancho de todo el país, en respuesta a la convocatoria hecha durante el XXI Congreso de la CTC, realizado a finales del mes anterior.


alt


Un incentivo para elevar la eficiencia y calidad en el trabajo, a la vez que mejoraron la calidad de vida de muchos cubanos, lo fueron las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros el 27 junio.

La finalidad de estas disposiciones fue impulsar una estrategia económica basada en el máximo aprovechamiento de las capacidades internas y del potencial humano. Entre las medidas se incluyó un incremento salarial en el sector presupuestado y también de las pensiones que benefició a más de dos millones 750 mil cubanos.

Justo al día siguiente de ser dadas a conocer estas medidas, entre los primeros en saludar las mismas fueron los escritores y artistas de Cuba agrupados en la UNEAC, quienes inauguraron ese 28 de junio su IX Congreso.

Bajo el lema «Sin cultura no hay libertad posible», la magna reunión sesionó durante dos días en que los asistentes subrayaron que acompañarían siempre a la Revolución.


alt



Fueron esos mismos creadores junto a todo el pueblo, los que lamentaron cuando aún no había transcurrido un mes, el 20 julio, el fallecimiento de quien fuera uno de los más preclaros y comprometidos intelectuales de Cuba y América toda: Roberto Fernández Retamar.

Hasta su desaparición física, Retamar, autor de una vasta obra poética y ensayística guiada por su pensamiento descolonizador y antiimperialista, había sido presidente de la Casa de las Américas, donde supo continuar el legado de la fundadora de esa institución, la heroína del Moncada Haydée Santamaría.

Si de resistencia a embates y dificultades durante el 2019 pueden vanagloriarse los habitantes de esta tierra, viene al caso sumar a la lista el inédito calor que acompañó este verano. No obstante, los atletas cubanos supieron entrenar bajo las altas temperaturas y aún desde mucho antes.

Los frutos a su esfuerzo se tradujeron el 12 de agosto en el quinto lugar conquistado en el medallero de los Juegos Panamericanos Lima-2019, donde nuestros deportistas se posicionaron con 98 preseas, de ellas 33 doradas.



alt


Ese mismo agosto, tampoco importó el calor para que el día 24 y durante toda una jornada, el pueblo festejara bailando y cantando sus canciones, el centenario del nacimiento de Benny Moré, considerado el más universal de los músicos populares cubanos.

Aún sin disiparse las altas temperaturas, el 2 de septiembre dio inicio el curso escolar 2019-2020. El acto nacional por ese acontecimiento, que atañe de una u otra forma a buena parte de las familias cubanas, tuvo lugar en la escuela secundaria José María Heredia, precisamente una de las escuelas afectadas por el tornado que golpeó La Habana en enero.

Igual en septiembre, los días 11 y 12, los cubanos se sentaron delante de sus televisores para no perder detalle de la mesa redonda especial donde el Presidente de Cuba anunció medidas para enfrentar la coyuntura energética que, como los malos vientos del tornado, marcaba la cotidianidad del país.

Junto al Consejo de Ministros, Díaz-Canel dio a conocer en el espacio televisivo sobre la situación energética de la Isla y las alternativas para superar dicha coyuntura con la participación del pueblo.

Con el mismo sentido de la responsabilidad y compromiso con que se le vio en esa oportunidad comentar de ahorros y creatividad, el presidente cubano había cumplido su primer año de mandato el 18 de abril último.



alt


El 10 octubre, fecha relevante para la historia de Cuba desde 1968, a resultas de la nueva Constitución, Díaz-Canel fue electo como Presidente de la República, y Salvador Valdés Mesa como Vicepresidente. Hasta ese momento, Díaz-Canel ocupaba también la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros.

Sólo una quincena había transcurrido de su elección como Presidente de la República cuando le correspondió informar, también en Mesa Redonda especial, sobre nuevas medidas económicas.

Durante los días 15 y 16 de octubre se dan a conocer dichas medidas, no solo con el fin de resistir el bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por gobierno norteamericano a Cuba, sino para desarrollar la economía.

Un día después de la última de estas comparecencias televisivas, una noticia conmocionó hasta lo más hondo al curtido pueblo de Cuba: la muerte de Alicia Alonso.


alt



Símbolo mayor de una escuela y de compromiso del arte con la Patria, la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso falleció a los 98 años. Raúl Castro y Díaz-Canel protagonizaron el día 20 de octubre la última guardia de honor en el Gran Teatro de La Habana, que lleva el nombre de la bailarina.

Como muestra de la cultura alcanzada por este pueblo, cubanos de todas las edades y profesiones acudieron en número de 20 mil, incluyendo también a extranjeros, a ese gigantesco e inolvidable sepelio que vistió de luto a la nación y generó condolencias en disímiles latitudes del mundo.

Desde los espacios más progresistas de ese mismo mundo confluyeron en Cuba al comenzar noviembre más de mil 200 personas de 96 naciones para tomar parte en el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

Del 1ro al 3 de noviembre se desarrolló este importante encuentro en La Habana, cuya clausura contó con la presidencia de Raúl Castro, Díaz-Canel y Nicolás Maduro, mandatario de la República Bolivariana de Venezuela.


alt



Todavía resonaban los ecos de tantas voces de izquierda que se alzaron en la capital cubana contra el bloqueo norteamericano impuesto a la Isla y a favor de muchas causas justas, cuando el 7 de noviembre Las Naciones Unidas aprobaron el proyecto de resolución «Necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba».

El canciller cubano presentó el documento ante la Asamblea General de Naciones Unidas y fue aprobado con 187 votos a favor; tres en contra y dos abstenciones.

No había concluido noviembre, y tampoco los calores aunque supuestamente ya transcurría la temporada invernal, cuando el día 11 llegaron a Cuba Sus Majestades Felipe VI y Letizia Ortiz, Reyes de España. Fue su primera visita de carácter oficial a la Isla, motivada por los 500 años de La Habana.

El Rey fue recibido por el Presidente de la República en el Palacio de la Revolución. En cena ofrecida por Sus Majestades el día 13 en el Palacio de los Capitanes Generales, Díaz-Canel, al reciprocar las palabras del Rey, recordó que «Somos una sociedad que se renueva, evoluciona y avanza, preservando al mismo tiempo sus tradiciones y valores y defendiendo sus derechos. Nos guían principios claros de independencia y soberanía, con la certeza de un camino dirigido hacia un mayor bienestar para nuestro pueblo».

Ese orgullo de ser cubanos que apuntaba el mandatario de esta nación se acentuaba aún más justo ese día con la entrega a Omara Portuondo del Premio a la Excelencia Musical de los Latin Grammy.

Con ello, la Diva del Buena Vista Social Club se convertía en la segunda persona de este país -Juan Formell fue el primero en 2013-, en recibir dicho reconocimiento, que le fue conferido en ceremonia previa a la XX edición de los Latin Grammy.


alt



Al día siguiente, el jueves 14, Chucho Valdés ganaba su cuarto Grammy Latino. El emblemático pianista mereció el reconocimiento esta vez en la categoría de Mejor Álbum de Jazz por el fonograma fonograma Jazz batá 2. El músico ya había sido ganador con anterioridad de seis premios Grammy.

Para entonces, ya la capital del país estaba casi lista de cara a uno de los acontecimientos más relevantes del año, que se concretó el 16 de noviembre: El 500 aniversario de La Habana.

Aunque el suceso tuvo su colofón ese día con la Gran Gala 500 Aniversario en la explanada frente al restaurado Capitolio de La Habana, desde mucho antes dieron inicio celebraciones y, sobre todo, preparativos y empeños por la capital de todos los cubanos, que se tradujeron en numerosas obras sociales y restauraciones a edificaciones patrimoniales, incluido el propio Capitolio Nacional.

Pero como los de esta Isla aprendimos desde hace mucho y con Fidel a sentir como nuestros los dolores y conflictos que acontecen más allá del mar que nos rodea, junto a la efervescencia de las celebraciones por los 500 igual sentimos junto al pueblo chileno que protestaba y era reprimido, y también junto al pueblo boliviano, cuyo gobernante, Evo Morales, fue objeto de un golpe de estado.


alt



A consecuencia de ese suceso, los días 17 y 18 de noviembre retornaron a la Patria los colaboradores cubanos que conformaban la Brigada Médica en Bolivia. En el segundo grupo arribaron los cuatro que habían sido arbitrariamente detenidos como parte de la violencia allí desatada.

Al siguiente día, por el santiaguero aeropuerto internacional Antonio Maceo, llegó la nave procedente de Quito con los últimos 183 colaboradores cubanos de la salud que laboraban en Ecuador. Este regreso fue resultado de la decisión del gobierno de ese país sudamericano, de no renovar los convenios firmados con el Ministerio de Salud Pública de la Mayor de las Antillas.

Este último mes de 2019 se hizo un sitio destacado en el calendario con la realización, el día 14, de la XVII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), para conmemorar los 15 años de dicha Alianza, fundada por Fidel Castro y Hugo Rafael Chávez.

Fue objetivo de la Cumbre profundizar dicha alianza como expresión de las aspiraciones de independencia regional y baluarte de la integración frente a las crecientes amenazas a la autodeterminación, la soberanía, la paz y la estabilidad regionales.

Raúl y Díaz-Canel presidieron el acto de masas en la escalinata de la Universidad de La Habana que sirvió de colofón a la magna reunión, que reafirmó a la Alianza como plataforma de coordinación política en defensa de la independencia, la paz y la integración, desde la solidaridad y la cooperación.


alt


A consecuencia de la misma hostilidad imperial muchas veces denunciada durante la Cumbre del ALBA-TCP, el 15 de diciembre el director general para Estados Unidos de la Cancillería de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, advirtió de un agravamiento de las tensiones entre ese país y Cuba por la agresividad de las personas encargadas de la política exterior estadounidense.

El diplomático cubano significó que quienes llevan la política de Estados Unidos hacia el hemisferio occidental son personas con conductas y postulaciones muy extremas y agresivas hacia la isla, cuya intención es provocar el rompimiento de todos los lazos y el cierre de las embajadas de La Habana y Washington. Aclaró que las autoridades cubanas no desean tal eventualidad, pero están listas y preparadas para ello no obstante su disposición a construir una relación respetuosa y civilizada con Estados Unidos.


Los días 20 y 21 de este diciembre tuvo lugar el IV Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su IX Legislatura. Durante esas históricas jornadas de trabajo fue designado Manuel Marrero Cruz como Primer Ministro de Cuba.


Los diputados aprobaron para lo que resta de Legislatura -hasta abril del 2023-, el cronograma legislativo, que comprende 39 leyes y 31 decretos-leyes.

En la clausura de la última sesión parlamentaria del año, el presidente cubano pronunció un programático discurso en el que igual hizo mención a algunos de los hitos de este 2019:

-«Lo más trascendente del año para esta legislatura y para todos los ciudadanos es que se aprobó la nueva Constitución, que fortalece la sociedad cubana y abre nuevos caminos a la institucionalización del país».

-«... hemos elegido por primera vez en estos años al Primer Ministro y además al nuevo Consejo de Ministros».

-Con respecto a la política de EE.UU. hacia nuestro país, «...habrá que reservar un capítulo al año 2019 por el modo brutal, demente, podría decirse, en que durante este año escaló la agresión a Cuba. Calificó al bloqueo como el peor y más abarcador de todos los obstáculos que enfrentamos este año, «al ritmo de más de una medida por semana». Cancelaron, restringieron o prohibieron cruceros, vuelos, remesas, servicios médicos, financiamientos, transportación de combustible y seguros. «No hay un área libre de la cacería, del cerco, de la persecución». Subrayó como objetivo declarado «privar de suministros de combustible a un país de 11 millones de habitantes».

- Se terminaron 43 700 viviendas, 10 000 más que lo planificado Con esfuerzos propios, subsidios y estatalmente.

-Comenzaron a verse este año resultados de las más fuertes inversiones en el transporte terrestre y ferroviario: en funcionamiento 80 nuevos coches en los trenes nacionales, más de 300 ómnibus ensamblados en Cuba se incorporaron a los servicios públicos así como 69 semiómnibus y 125 triciclos.

- Se multiplicaron hasta tres veces los salarios de los trabajadores del sector presupuestado. En consecuencia, se reincorporaron 12 mil 942 maestros a las aulas, para el 96,9 % del completamiento de la cobertura docente sin utilización de alternativas.

- Los servicios de telefonía y acceso a Internet se extendieron y profundizaron, al punto de pasar de uno de los últimos lugares en el mundo a ser una de las sociedades donde más dinámicamente creció la conexión a la red de redes. Cuba suma siete millones trescientas mil líneas telefónicas, de ellas 6 millones para teléfonos móviles y más de 3 millones de usuarios utilizando tecnología de 3G y 4G.

-El Turismo, sector más golpeado por el reforzamiento del bloqueo junto con los servicios médicos, sobrepasó los 4 millones de turistas, puso en explotación 3 mil 855 nuevas habitaciones y avanzó en el encadenamiento de la producción nacional, la inversión extranjera y el sector no estatal.


alt


Apenas había concluido el presidente cubano su discurso durante la clausura de la Asamblea Nacional, cuando el General de Ejército Raúl Castro, primer secretario del Partido, proponía que el mismo fuera objeto de estudio por toda la población.

Las numerosas ovaciones de los diputados, que matizaron el discurso de Díaz-Canel, igual fueron muestras de apoyo y compromiso, los mismos que igual distinguirán durante el venidero 2020, «Año 62 de la Revolución», a los habitantes de esta Isla, que hoy nos felicitamos porque sabemos que «Somos Cuba».

Visto 594 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Enero 2020 07:17

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar