viernes, 24 enero 2020, 14:29
Miércoles, 18 Diciembre 2019 06:18

USA: Un salvavidas republicano para Trump

Escrito por  Nicanor León Cotayo / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Una encuesta de CNN arrojó como resultado que el 45 por ciento de los estadounidenses quiere que Trump sea destituido de su cargo. Una encuesta de CNN arrojó como resultado que el 45 por ciento de los estadounidenses quiere que Trump sea destituido de su cargo.

Arrinconado por gravísimos delitos que le imputan, Donald Trump se aferra al Senado para salvar su vida política.


En Washington se ha dicho públicamente que con su descubierto chantaje al Presidente de Ucrania violó la Constitución.

Así como que obstruyó intentos del Capitolio en aras de dilucidar puntos oscuros de la investigación contra él.

Un amplio abanico de testigos reveló sistemáticas acciones ilegales procedentes del Salón Oval.

Muy importantes periódicos, estaciones de radio y televisión, se hicieron eco del sucio y grotesco accionar del mandatario.

En medio de esa avalancha, un periodista de la Associated France Press (AFP), Charlotte Plantive, anunció este martes que empezaría el juicio a Donald Trump.

Demócratas y republicanos —afirmó— cierran filas horas antes de una «histórica votación» en el Congreso respecto al juicio político a Trump.

Plantive subrayó que se trata del tercer mandatario, en la historia de Estados Unidos, sometido a un proceso de destitución.

Ajustes técnicos finales y la votación en el pleno de la Cámara podrían tener lugar este miércoles.

Plantive adelanta que los legisladores votarán en sintonía con sus partidos, reflejo de la profunda división que prima allí.

Una encuesta de CNN arrojó como resultado que el 45 por ciento de los estadounidenses quiere que Trump sea destituido de su cargo.

Entre votantes demócratas, la cifra salta al 77 por ciento, y el 47% se opone.

Solo dos de los 231 legisladores demócratas podrían no votar a favor de someter a Trump a juicio político.

Ninguno de los 197 congresistas republicanos, hasta aquí, anunció su apoyo al proceso de sacar al presidente.

Como sucedió en 1868 a Andrew Johnson, en 1968 a Richard Nixon, y a Bill Clinton en 1998.
De todas maneras, la imagen de Estados Unidos va resultando arañada.

Ahora queda esperar el saldo general de lo que ocurra.

Visto 1246 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar