viernes, 17 enero 2020, 14:59
Viernes, 13 Diciembre 2019 14:16

La llorona gana Glauber Rocha en Festival de Cine Latinoamericano (+Video)

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

Auspiciado por la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina, el jurado destacó el retrato impresionante de un genocidio que todavía marca la historia de Guatemala, pues muchas heridas continúan abiertas.


La película La llorona, del realizador guatemalteco Jayro Bustamante, ganó hoy en La Habana el Premio Glauber Rocha 2019, que otorga la prensa extranjera acreditada en el 41 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

Auspiciado por la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina, el jurado destacó el retrato impresionante de un genocidio que todavía marca la historia de Guatemala, pues muchas heridas continúan abiertas.

También, elogió la manera de entretejer sentimientos como el dolor y la culpa, a partir de un personaje recurrente de la mitología latinoamericana: la Llorona, a la cual se plasma como una especie de espíritu de justicia.

La obra refleja una tragedia que sufren varios países de América Latina, donde numerosos pueblos siguen llorando a sus desaparecidos.

El largometraje coproducido entre Guatemala y Francia, expone con originalidad el caso del general Efraín Ríos Montt, quien fue condenado a 80 años de prisión por genocidio, pero el proceso quedó anulado a los pocos días y el dictador murió, a los 92 años de edad, sin cumplir condena alguna, como otros militares en el continente.

Al fundamentar el fallo, el jurado tuvo en cuenta los recursos expresivos del cine en función del guión y la puesta en escena de una trama sólida, con una narrativa ingeniosa, inquietante, que combina poesía y política, habla de pasado y presente, de conflictos, silencios, verdades y las repercusiones que aún laten en la consciencia.

Valoró por igual el destaque de la figura femenina mediante la exposición de algunos de los terribles testimonios de mujeres que sufrieron la violencia de los soldados en la Guatemala de los años 1980 y 1981, en su gran mayoría indígenas.

A través de ellas en la cinta se presentan los prejuicios sociales de la época, pero el realizador no deja a dichos personajes aferrados a esas convenciones, sino que muestra una progresión como reflejo del protagonismo conquistado por las mujeres a través de la historia.

La obra cuenta con excelentes interpretaciones de Julio Díaz, Margarita Kénefic, Sabrina De La Hoz, Ayla-Elea Hurtado y María Mercedes Coroy.

Estas, si bien se ciñen a una época precisa, cobran mayor vigencia en los tiempos actuales por la amenaza que significa el ascenso de ideologías de la extrema derecha al poder y el retorno de los golpes de Estado en la región.

Además, el jurado consideró notable el trabajo del director Jayro Bustamante en la reconstrucción de sucesos trágicos, muy dolorosos de la historia, mezclándolo con el popular mito de La Llorona y sin caer en los clichés comunes del cine de fantasmas y del terror como género.

La participación de la Premio Nobel de La Paz Rigoberta Menchú en una de las escenas del juicio, como parte del público, imprime fuerza a la narración porque la líder indígena y su familia también fueron víctimas de la represión.

El jurado de este premio colateral estuvo presidido por Martha Sánchez (Prensa Latina) y lo integraron los corresponsales Evgeny Zadorozhnyi (Agencia de Noticias de Rusia TASS), Zhu Wanjun (Agencia de Noticias Xinhua), Rodolfo Romero Reyes (Ocean Press /Ocean Sur) y Katell Abiven (AFP).

Igualmente, fueron miembros Miguel Fernández (Sputnik), Yelena Rodríguez (periódico Orbe), Nayara Tardo (Telesur), Reny Martínez (revista Danzahoy) y Carmen Esquivel (periódico The Havana Reporter).

Por otra parte, este tribunal decidió otorgar una mención a la película Bacurau, coproducción de Brasil y Francia, de los directores Juliano Dornelles y Kleber Mendonça Filho, en virtud de su nivel de realización y la muestra de una trama futurista que se convierte en una carta de juego con el espectador.

A la vez se alabó la cantidad de virajes y aristas mezcladas en una obra en la cual coinciden, de una manera estimulante, géneros como el western, el drama, el terror gore, el cine fantástico y la ficción científica.

Bacurau conjuga una serie de símbolos, en situaciones inesperadas, por momento brutales; pero en sintonía con los relatos del realismo mágico y el espectador termina por disfrutar en grande sus rarezas y extravagancias.

Visto 853 veces

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar