lunes, 20 enero 2020, 11:05
Lunes, 09 Diciembre 2019 13:09

Mejores deportistas del año en Cuba: El mérito y la calidad en primer orden

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
Borrero invicto, y Yaimé consagrada como la mejor discóbola en la actualidad, coronaron un 2019 de esfuerzo supremo. Borrero invicto, y Yaimé consagrada como la mejor discóbola en la actualidad, coronaron un 2019 de esfuerzo supremo.

El 2019 ve caer su telón deportivo y la distinción de mejores del año recayó en el luchador grecorromano Ismael Borrero (67 kg), y la discóbola Yaimé Pérez, por segunda ocasión consecutiva para ella.

Hay deportistas que nacen para dejar su impronta, marcar una estela en la historia a base de resultados, humildad, amor a su camiseta. El 2019 ve caer su telón deportivo y la distinción de mejores del año recayó en el luchador grecorromano Ismael Borrero (67 kg), y la discóbola Yaimé Pérez, por segunda ocasión consecutiva para ella.

Un año plagado de tackes y desbalances de categoría, de disparos devoradores de metros, de títulos en Liga del Diamante, Mundiales, Panamericanos… De hecho, la pugna por el mejor deporte individual involucró a la lucha, el campo y pista, y el judo, pero en definitiva los gladiadores merecieron la distinción por su palmarés en todas las categorías.

De conjunto el voleibol se erigió como el de desempeño más loable, en tanto el elenco masculino de sala emergió como mejor equipo. Entre dichas disciplinas la portera del balonmano Niurkis Mora y el voleibolista Osniel Mergarejo se llevaron los honores.

Con sus paletadas en la élite y condición de multimedallistas en el circuito de Copas del Mundo, los canoístas Serguey Torres y Fernando Jorge Dayán marcaron la pauta en una categoría conocida como evento no individual; mientras el quinto cetro del as Mijaín López (130 kg-greco) en Juegos Panamericanos, extendiendo su reinado a 20 años entre los súper completos, significó el suceso deportivo de mayor relieve. En esa propia disciplina se erigió como novato del año Gabriel Rosillo (98 kg), as del orbe juvenil, de los Juegos Panamericanos de Lima y además bronce universal sub-23.

Con semejante aperitivo la decena de atletas más destacados se compuso de Mijaín, los boxeadores Julio César La Cruz (81 kg), Lázaro Álvarez (60), y Andy Cruz (64), la ciclista Arlenis Sierra, los judocas Idalys Ortiz e Iván Felipe Silva, la discóbala Denia Caballero, el taekwondoca Rafael Alba y el saltador de longitud, Juan Miguel Echevarría.

Menciones especiales por su palmarés merecieron la pesista Ludia Montero (doble plateada del planeta en 45 kg); y el luchador Oscar Pino (subcampeón del orbe en 130 kg) y artífice de la clasificación a Tokio de Mijaín.

Y otra novedad en materia de distinciones estuvo relacionada con deportistas antillanos contratados. En ese apartado la pedalista Arlenis Sierra, lugar 12 en el Mundial de Ruta y clasificada a Tokio en esa especialidad, acaparó titulares.

El relevo pide pista

Buena parte de las miradas están posadas sobre ellos. Los atletas juveniles están llamados a garantizar el relevo de nuestro movimiento deportivo y a nivel de empuje o mayor envergadura convertirse en pilares de París 1924, y Los ángeles 1928.

Con un poderío arrollador en los colchones Milaymis de la Caridad Marín repitió como la más contundente de los noveles, imitada por el canoísta José Ramón Pelier.

Ellos fueron complementados por la también piragüista Katherin Nuevo, el gladiador Yonger Bastida (97 kg), los púgiles Brayan león Salgado (82 kg) y Dany Landys Lafó (69), el trebejista Carlos Daniel Albornoz, los exponentes de atletismo Jordan Díaz (triple salto), y Melany del pilar Matheus (disco), la pelotari Wendy Leidis Durán, la igualmente canoísta Yarisleidi Cirilo, y el judoca Orlando Polanco (66 kg), con mención especial para la judoca Nahomys Acosta (52 kg)
 
La voluntad, más allá de Discapacidades

Estos atletas merecen un remio doble al esfuerzo, la entrega, el ser campeones en el torneo de la vida. Hablamos de los discapacitados, cuyo referente indiscutible por su condición de multi-reina en Lima, y luego en la cita Mundial de Dubái, es la velocista Omara Durán.

Le secundaron en roles protagónicos la pesista Leydi Rodríguez y el nadador Lorenzo Pérez, en tanto la relación de agasajados se hizo integrar por:

Lenier Savón, Guillermo Varona, Luis Felipe Gutiérrez, Gerdan Fonseca, y Ulises Aguilera, de atletismo; Yenigladys Suárez (paratiro-pistola); Danilo Rodríguez (pesas); Yordanis Fernández e Isao Cruz, de Judo; y Yunier Fernández, de tenis de mesa.

El honor en las llamadas actividades especiales lo mereció Erick Hernández en dominio del balón, en tanto en materia de formación de deportistas devinieron los entrenadores de mejor desempeño anual la profesora de educación física la santiaguera Mayelín Cervantes.

Cerró la relación el árbitro internacional de bádminton Luis Enrique Charadan.

La Gala de premiación de los mejores deportistas del año servirá para distinguir de manera especial a los monarcas de los Juegos Panamericanos de Lima, con notas descollantes para los pistoleros Laina Pérez y Jorge Grau.

Además se reconocerá al Laboratorio Antidoping, acreditado por más de 16 años por la Agencia Mundial Antidopaje, y uno de los dos en América que mantienen dicha condición (el otro se halla en Brasil).

El mérito en la actividad del músculo. Colofón a un año de intensidad considerable y umbral de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Visto 1010 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Diciembre 2019 06:05

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar