viernes, 13 diciembre 2019, 15:34
Sábado, 30 Noviembre 2019 15:25

En Bollywood, los acusados de MeToo hacen carrera, las víctimas se hunden

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(2 votos)

Muchas actrices y cantantes afirman que les ha pasado factura mientras que los hombres a los que acusan vuelven a estar en el candelero.



"Mi carrera está acabada". Un año después de que Bollywood siguiera a Hollywood denunciando a los depredadores acusados de acoso sexual, muchas actrices y cantantes afirman que les ha pasado factura mientras que los hombres a los que acusan vuelven a estar en el candelero.

En Hollywood el movimiento provocó la caída del omnipotente productor Harvey Weinstein o el ídolo Kevin Spacey y desató las lenguas en la industria del entretenimiento.

Pero en India la situación es muy distinta. A la cantante Sona Mohapatra se le pidió que abandonara un programa de televisión en el que participaba tras haber acusado de acoso sexual al compositor Anu Malik.

"Me llamaron agitadora y me pidieron que me fuera. De la noche a la mañana", contó.

Preguntada por la AFP, Zee TV, la compañía productora del programa de telerrealidad en el que participaba, lo negó, afirmando que su partida "no tenía nada que ver" con #MeToo.

Anu Malik, que ya fue objeto de una denuncia de agresión sexual en la década de 1990, tuvo que abandonar por su parte un programa de la competencia, "Indian Idol", al que se reincorporó meses después.

Pero a raíz de una dura respuesta en las redes sociales, el compositor, que califica las acusaciones de "falsas y no verificadas", se retiró por segunda vez del programa.

Una victoria inusual

Fue un triunfo inusual para #MeToo en Bollywood, donde muchos hombres acusados de acoso e incluso de violación retomaron sus carreras después de unos meses de inactividad.

Tras una queja por comportamiento sexual inapropiado contra Tel Vikas Bahl, su nombre se retiró de los créditos de la exitosa película "Super 30". El director fue reincorporado tras ser exculpado por un comité interno, que no escuchó la versión de la víctima.

El cineasta Subhash Kapoor, juzgado por brutalidad, fue apartado de una película producida por Aamir Khan, uno de los actores más famosos de Bollywood. Pero el artista dio marcha atrás en nombre del "derecho a trabajar y a ganarse la vida", alegando que solo un tribunal podía declararlo culpable. Un juicio puede prolongarse años en India, un país cuyo sistema judicial está sobrecargado.

El actor Alok Nath, que es objeto de una denuncia por violación, demandó a la mujer que le acusa por difamación. Pronto se estrenará la película "Main Bhi" ("Me Too" en hindi), en la que él interpreta el papel de un juez encargado de casos de acoso sexual.

"Me imagino que el consejo que muchos hombres han recibido es: 'Desaparece por un año y la gente se olvidará'", estima Shweta Pandit, quien tenía 15 años cuando Anu Malik, 25 años mayor que ella, le habría pedido que lo besara a cambio de un trabajo.

La cantante Shweta Pandit contó a la AFP que este incidente, ocurrido en 2001 pero del que nunca había hablado hasta el advenimiento de #MeToo, hizo que "se encerrara en sí misma" y viviera recluida. "Dejé de confiar en la gente", dice. "Cantar era la única forma de expresarme".

Desde entonces, la cantante es víctima de una campaña de desprestigio en internet. Algunos hombres la consideran una amenaza potencial y se niegan a contratarla.

"Protección de los predadores"

"El sistema de protección de los depredadores es muy fuerte" en Bollywood, declara a la AFP Anusha Khan, una consultora que anima talleres contra el acoso sexual en la industria del entretenimiento.

El caso que lanzó #MeToo en India, hace 11 años, encarna estas desilusiones.

En 2008, la actriz Tanushree Dutta acusó a la estrella de Bollywood Nana Patekar de haberla tocado de forma inapropiada durante el rodaje de una canción. Ella tenía 24 años y él 57.

Un periodista y un ayudante de producción corroboraron públicamente los hechos pero la policía se negó a registrar su denuncia de acoso.

El año pasado Tanushree Dutta reiteró las acusaciones. Ante el revuelo desatado, la policía decidió aceptar la denuncia inicial. Pero fue archivada en junio, alegando que las pruebas eran insuficientes.

Varios testigos han sido "intimidados", afirma la ex-Miss India.

Patekar siempre ha negado las acusaciones y no ha querido responder a las preguntas de la AFP.

Pero Tanushree Dutta, quien dice haber "perdido amigos, trabajo" y sufrido "fases depresivas" después del incidente, no tira la toalla y apelará el veredicto.

"Nunca quise ser revolucionaria", dice ella. "Pero ya han destruido mi carrera, entonces, ¿qué voy a perder? No me voy a amilanar".

Visto 546 veces

Comentarios  

 
#1 Otelo 01-12-2019 12:32
Que Se Puede Esperar de un País que Desde Que se Radicalizaron los Miros Religiosos, Ve a Las Mujeres Cómo un Objeto Sexual y las Maltratay Nada Más ???????!!!!!!!.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar