viernes, 13 diciembre 2019, 15:53
Domingo, 24 Noviembre 2019 04:17

Bale, ¿Hasta las cuántas?

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros / especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

La relación del delantero galés Gareth Bale con el club español Real Madrid se ha ido deteriorando en los últimos años.

Llegado como fichaje estrella para la temporada 2013-2014, el europeo dio muestras de su gran calidad, aunque siempre con el fantasma de las lesiones a cuestas, que le hicieron perderse buena parte de cada una de las campañas que ha vestido de blanco.

Eso, y la falta de adaptación (luego de tantos años ni habla español ni le interesa aprenderlo), le fueron minando su relación con el once de Chamartín, y especialmente con la afición merengue.

Por si no bastara, cuando estaba en algunos de sus recurrentes períodos de lesiones, no perdía oportunidad para irse a jugar al golf, y si era convocado por Gales acudía de inmediato, y rendía como si no tuviera ningún problema físico.

Antes de comenzar la actual temporada parecía hecha su salida, incluso casi anunciada en conferencia de prensa por el técnico madridista, Zinedine Zidane, pero en definitiva no se concretó. Fue decisivo en los primeros encuentros de la Liga, pero volvió a lesionarse, y durante este tiempo ha sido portada por abandonar el estadio antes de finalizar los partidos.

La pasada semana el entrenador francés hizo una especie de retractación al decir en otra conferencia que quería al atacante al menos hasta el final de esta campaña, pero la respuesta del jugador ha sido una auténtica cachetada. Se fue a jugar con Gales y entrenó con sus compañeros cuando hacía casi un mes que eso no lo hacía con el Madrid, y al finalizar el partido que dio la clasificación a su equipo a la venidera Eurocopa, posó junto al plantel con una bandera donde se leía: “Gales.Golf.Real Madrid. Por ese orden”.

Es realmente el colmo de la falta de respeto al club que le paga 17 millones de euros por temporada, a los compañeros que sudan junto a él, y a la afición que, a pesar de los pesares, lo ha respaldado durante estos años.

Se dice que la directiva merengue no hará nada al respecto (cuestiones de negocios, evidentemente), pero tendrán que seguir tragando buches de sangre hasta que Bale diga adiós. Es increíble si se contrasta con la salida de Cristiano Ronaldo, que entregó al Madrid 10 veces más y nunca tuvo un gesto feo con la afición, y Florentino Pérez se deshizo de él. Evidentemente por Bale no se ha aparecido nadie con el dinero que quiere el club, pero habría que ver si a la larga es buena esta estrategia de dejar que el futbolista se burle del equipo, porque sienta un pésimo precedente.

Visto 828 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar