viernes, 13 diciembre 2019, 02:50
Jueves, 21 Noviembre 2019 07:44

Testimonio de embajador en la UE, coloca a Trump ante la destitución

Escrito por  David Brooks/La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)

Gordon Sondland implicó directamente al ocupante de la Casa Blanca en el intento para sobornar a un gobierno extranjero.


Las declaraciones explosivas de un embajador nombrado por Donald Trump seguramente llevarán a que su jefe sea acusado formalmente por la cámara baja del Congreso de cargos que ameritan su destitución.

Su testimonio contradijo la defensa de la Casa Blanca cuando afirmó que hubo un "quid pro quo" con el gobierno de Ucrania bajo órdenes del presidente y con el conocimiento de casi todo el gabinete.

Gordon Sondland, el hombre que básicamente compró su puesto como embajador a la Unión Europea como aparente premio por su donación de un millón de dólares para la toma de posesión del presidente Trump, implicó directamente al ocupante de la Casa Blanca en el intento para sobornar a un gobierno extranjero.

El esfuerzo de presionar al gobierno ucraniano fue bajo la “dirección expresa” de Trump, afirmó Sondland, subrayando que “seguimos las órdenes del presidente”.

Indicó que fue Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, el designado por el presidente para promover el esfuerzo para dejar en claro al presidente Volodymyr Zelensky que una visita a la Casa Blanca estaba condicionada a cambio de un anuncio oficial de una investigación que dañaría a contrincantes demócratas del Trump en la próxima eleccion de 2020. “¿Hubo un quid pro quo?…. la respuesta es sí”.

“Giuliani demandó que Ucrania hiciera una declaración pública anunciando las investigaciones sobre la eleccion 2016/servidor del DNC y Burisma. El señor Giuliani estaba expresando los deseos del presidente de Estados Unidos, y sabíamos que estas investigaciones eran importantes para el presidente”. El hijo de Joe Biden, precandidato presidencial demócrata, estaba en la junta directiva de la empresa de gas Burisma y la referencia al “DNC” es que los republicanos siguen promoviendo una teoría de conspiración ampliamente descartada de que hubo asistencia ucraniana para los demócratas en la eleccion estadunidense de 2016.

Agregó que “suponía” que el congelamiento de asistencia militar estadunidense a Kiev era parte de esta misma presión, y que posteriormente quedó “abundantemente claro a todos que había un vínculo”.

Sondland no sólo implicó al presidente, sino al secretario de Estado Mike Pompeo, el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Energía Rick Perry y el jefe del gabinete interino Mick Mulvaney. “Todos estaban en el circuito. No fue secreto”.

Los republicanos, visiblemente sacudidos por las declaraciones, buscaron cuestionar la credibilidad de las afirmaciones de Sondland ya que nunca confirmó que Trump había dado órdenes expresas para el famoso quid pro quo y, por primera vez, parecieron distanciarse un poco de Giuliani. Argumentaron que no podía haber existido tal condicionamiento porque los ucranianos no estaban enterados de que se había congelado la asistencia militar para ellos.

Pero poco después, en una segunda sesión ante el mismo comité, la subsecretaria asistente de Defensa Laura Cooper reveló nueva información indicando que los ucranianos sí estaban enterados desde por lo menos el mismo día que se produjo la llamada entre Trump y Zelensky del 25 de julio -la cual detonó este proceso de impeachment- que no estaba llegando la asistencia aprobada. Eso daña el argumento de Trump y sus aliados de que nunca existió ningún condicionamiento en la relación bilateral. De hecho, ese mismo 25 de julio, la Casa Blanca argumentaba que los ucranianos no estaban enterados sobre la asistencia hasta mucho después de esa llamada.

El representante demócrata Adam Schiff, quien preside del Comité de Inteligencia, respondió que sí se le entregó la asistencia militar a los ucranianos pero sólo después de que el Congreso anunció que estaba investigando este asunto.

Trump, al salir de la Casa Blanca para viajar a Texas, y sin responder a preguntas de periodistas leyó de sus apuntes con plumón (fotógrafos capturaron frases incluyendo “no quiero un quid pro quo”) afirmando “que no lo conozco muy bien (a Sondland). No he hablado mucho con él… Parece ser un buen tipo”. A principios de octubre, en un tuit, Trump elogió a su embajador como “un hombre muy bueno y un gran estadunidense”.

Analistas enfatizaron que las declaraciones de hoy casi garantizan que los demócratas en la cámara baja formulen los cargos que ameritan la destitución del presidente -o sea, su impeachment. Pero los republicanos, quienes controlan el Senado donde se realizaría el juicio político aún no muestran indicios de estar dispuestos a abandonar a Trump, y por lo tanto se espera que será exonerado al final.

Aunque eso dependerá en gran parte de la opinión pública. A pesar de tantas declaraciones “explosivas” nutriendo las graves acusaciones contra Trump -y que probablemente hubieran marcado el fin de otros mandatarios- aún no se sabe qué tanto le importa todo esto a la ciudadanía en esta era de la política como “reality show”.

Visto 703 veces

Comentarios  

 
#2 YoC 21-11-2019 11:01
Creo que el Juicio Politico mas bien es un tape, en ese pais lo principal y lo mas importante es el dinero y no la capacidad, inteligencia y sabiduria para ser presidente, eso es lo que esta biendo el mundo entero. Se le hace el juicio politico al presidente y luego sus millones le salvan el pellejo, y asi sigue ocupando su puesto y seguira acabando con toooooooodos los paises.
 
 
#1 ManuelF 21-11-2019 09:46
Con todos esos elementos hubiera bastado de sobra para destituir a cualquier otro presidente de USA, veremos que pasa con este.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar