martes, 12 noviembre 2019, 02:59
Viernes, 08 Noviembre 2019 04:43

Te recuerdo, Amanda, un canto para Chile

Escrito por  Giusette León García / CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

En voces de amigos, Kamankola y Migue de la Rosa, la canción que no podría dejar de cantarse, todo un himno chileno a la hora que hace falta.


Me estremeció otra vez, luego de muchas, y especialmente aquella en que hizo llorar de emoción a mi niña (mi Amanda); otra vez me hizo vibrar el jueves 29 de octubre, en la historia que publicó Página 12:

«En la tercera noche de toque de queda ordenado por el presidente chileno, Sebastián Piñera, con los militares en la calle para evitar las manifestaciones contra el gobierno, el descontento y la resistencia de los chilenos, se pudo escuchar desde los balcones. Entre los chiflidos hacia los militares y los cacerolazos constantes, desde uno de los edificios de Santiago se vivió una conmovedora escena. Una mujer entonó una emotiva versión de Te recuerdo, Amanda, la canción de Víctor Jara que se volvió símbolo de la lucha de clases. Los vecinos estallaron en un aplauso».

Pero apenas unos días más tarde, el domingo 3 de noviembre, sonó desde La Habana, en el muro de Facebook de un joven y talentoso cantautor cubano, Jorgito Kamankola, otra versión del tema que compuso Víctor Jara en 1973.

En voces de amigos, Kamankola y Migue de la Rosa, dedicada a amigos, la canción que no podría dejar de cantarse: «No importa cuántas veces se haya cantado, esta es una de las canciones inmortales. Pa’ nuestr@s amig@s de Chile».

Un gesto de amor y solidaridad, otra manera de pisar «las calles de Santiago», esa llama encendida a la izquierda, ese latido que no muere «ni con la distancia, ni con el vil soldado». Una versión con alma nueva y la misma; tan cubana, tan chilena, tan de los pobres de este mundo, tan susurro y tan grito de paz, de libertad, de amor.

«La versión más linda que he escuchado», me escribió un amigo que sabe lo que dice, y confieso que esta vez no me estremeció tanto la canción, como ustedes, Jorgito y Migue, ustedes los nuevos, con ese gesto de «nosotros», con ese blanco y negro donde no se disimula la esperanza, la certeza de que siempre habrá quien cante cuando duele la América y quien corra a sanarle las heridas.

Manos de Víctor Jara que retoñan, porque es la hora.

Visto 460 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Noviembre 2019 05:17

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar